Cómo se hizo 'The Migrants Files'
  1. Mundo
la investigación, paso a paso

Cómo se hizo 'The Migrants Files'

De los datos turbios a la mejor aproximación posible a una cifra que nunca sabremos con seguridad.

El proyecto The Migrants Files comenzó en Agosto de 2013 ante el propósito de varios periodistas europeos de medir cuántos hombres, mujeres y niños habían muerto en su intento de alcanzar el viejo continente. Un idea que encontró financiación tras ganar un concurso público y recibir 7.000 euros de la organización sin fines de lucroJournalismFund. Aunque no existe un número ‘real’ demigrantesfallecidos en ese viaje, el resultado deesta investigación ofrece la mejor aproximación posible a esa cifra.

Para alcanzar ese objetivo, se empezó a trabajar sobre tres fuentes:

  • Las bases de datos deUnited for Intercultural Action,una organización paraguas que reune a más de 550 ONG en toda Europa
  • La información recopilada en Fortress Europe, Observatorio creado por el periodista italiano Gabriele Del Grandepara monitorizar lasmuertes de los migrantes que intentan alcanzar Europa.
  • El trabajo de PULS, un proyecto impulsado por la Universidad deHElsinkiy comisionado porelJointResearchCenteroftheEuropeanCommission. Se dedica comprobar en tiempo real información detodo el mundo, filtrando la que tenga que ver con inmigración y tráfico de seres humanos.

Todas ellas se centran en un método llamado 'Open Source Intelligence', que consisteen recopilary listar las informaciones de decenas de medios de comunicación sobre un determinado asunto.

Naturalmente, las tres bases de datos tenían todas varios problemas, a partir de los diferentes idiomas en las que habían sido creadas.

Cuanto más se iba atrás en el tiempo, más complicado resultabahacer una comprobación de cada uno de los fallecimientos. Es por esto queThe Migrants Filesse limita a tomar en consideración las muertes documentadasa partir del 1 de enero de 2000, mientras que en las bases analizadas se incluyen hechos incluso hasta 1989. Habría sido imposible tener bastantes fuentes como para poder confirmarlas con total seguridad. El margen de error habría sido demasiado alto.Pero esta limitación permite analizar las muertes de los migrantes antes y después de la creación de Frontex, la Agencia Europea de Control Fronterizo, operativa desde 2004.

Lo que lasbases de datos ofrecían era simplemente una recopilación de titulares o resúmenes de prensa, en la mayoría de los casos con enlaces a las noticias citadas. Los datos no estaban estructurados. Pero cada barco que había sido alejado de la costapor las autoridades, cada camión que atropellara a un solicitante de asilo podía ser visto como un evento con una fecha, una latitud, una longitud, un número de muertos y desaparecidos y una causa. Cada migrante asfixiado en un barco cargueroque le habría llevado a Rotterdam o ahogado a escasos metros de Motril también habría podido llevar consigo valiosa información: nombre, edad, género, nacionalidad.

Los diez periodistas de The Migrants Files cruzaron miles de líneas en las bases de datos para poder extraer una información cuanto más precisa posible.

Los datos fueron analizados a través de una herramienta open source, OpenRefine, que permitió a los periodistas llevar a cabo de una forma relativamente rápida lalimpieza de datos. El resultado fue importado en Detective.io, una herramienta online pensadapara organizar grandes cantidades de material utilizado en las investigaciones periodísticas. Un grupo de 16 estudiantes de la Universidad de Bologna realizó un ulterior análisis y chequeo de los datos en más de 250 de los eventos recopilados.

Margen de error

Juntar entre sí diferentes fuentes de datos puede causar duplicidades. En algunos casos, los datasets de Del Grande y de United habían registrado el mismo evento. Por ello, se ha intentado limpiar, una por una, las muertes duplicadas. Algunas pueden todavía estar presente en la base de datos. Es por ello que desde el proyecto se invita a cualquier persona que las identifique, o quiera señalar errores de otro tipo, aponerse en contacto con debug@themigrantsfiles.com.

Además de estas duplicidades, había casos en los que algunas personas habían sido registradas como desaparecidas a pesar de haber sido rescatadas días después de un naufragio. O si en un evento de este tipo los cuerpos habíansido llevados hastauna orilla lejana del lugar del accidente, había poco que se pudiera hacer para garantizar el lugar y el día de su fallecimiento. El hecho de que ninguna fuerza policial europea intente identificar estos cuerpos complica aún más la situación.

Además, no todas las muertes son noticia. Los migrantes que fallecen en los Centro de Detención de los diferentes países europeos o las grandes tragediasencuentranun hueco en las portadas de los medios. Pero son muchas más las que se quedan fuera y se reflejansolo en informes de las ONG o en laprensa local. Para llegar a incluirlas, se han tenido que cruzar testimonios, indicios y otras informaciones, para comprobar que el evento no quedara duplicado.

En otros casos, el registro de la muerte reportada en una de las bases de datos que sirvieron como fuente inicialno queda documentado en ningún lado. Una persona que se cae de un camión demasiado lleno mientras cruza el desierto por la noche, para escapar a los controles fronterizos, no llega siquiera a serdescubierta. Las muertes que ha sido imposible documentar son algo menos de 10.000 desde el año 2000. Son la mitad de las que, a cambio, sí han podido ser documentadas.

Muchos migrantes, además, fallecen lejos de los confines europeos. Hay noticias de militares de Libia y Marruecos que dispararon a hombres o mujeres que, en su opinión, estaban intentando ir hacia Europa. Si entender las intenciones de un migrante es complicado, lo es aún más una vez muerto: cuando un migrante fallece exhausto, enel desierto y sin agua, después de haber sido expulsado de Libia, ¿deberíamos considerar que estaba de camino a Europa?

En los mapas que ilustran The Migrants Fileshay muchos fallecimientos que acontecieron lejos de las fronteras europeas. No todos fueron en el desierto. Un error común, en este sentido, es que los puntos pueden haber sido geolocalizados de una forma aproximada: el naufragio de un barco "en la ruta entre Argelia y España"ha sido situado en Argelia, en el centro del país.

Otros eventos acontecen aún más lejos. Es el caso de los barcos que desde Liberville, en Gabon, zarpan para ir hacia Europa. En otros casos, los datos cuentan historias de migrantes que perdieron el rumbo, como en el caso del grupo que se encontró en las Barbadosdespués de dejarse atrás las costas de Cabo Verde.

No existe un número ‘real’ de migrantes que hayan muerto en su intento de alcanzar Europa. Los datos siempre serán turbios y difíciles de esclarecer. The Migrants Files ofrece la mejor aproximación posible a esa cifra.

The Migrants Fileses un proyecto de periodismo de datos impulsado por Journalism++ SAS,Journalism++ StockholmyDataninjaen colaboración conNeue Zürcher Zeitung,El Confidencial,SydsvenskanyRadiobubble, además de los periodistas freelanceJean-Marc ManachyJacopo Ottaviani.JournalismFund.euha financiado gran parte del proyecto.

Las principales fuentes de datos se han obtenido del trabajo previo realizado porUnited for intercultural action, por el periodista Gabriele Del Grande en suFortress Europey porPuls, al que se ha añadido el trabajo deinvestigación de los diferentes colaboradores.

Dieciséis estudiantes del Laboratorio de Periodismo de Datos de la Universidad de Bologna han contribuido al proyecto contrastando los detalles de cada fallecimientobajo la supervisión del profesorCarlo Gubitosa.

The Migrants Files Periodismo de datos Inmigración
El redactor recomienda