La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

está en causa de disolución

Prisa admite su quiebra mientras Telefónica, Santander y CaixaBank cogen el timón

Nada volverá a ser lo que era. Hoy se empiezan a negociar las acciones procedentes de la conversión obligatoria de los bonos emitidos por Prisa
Foto: Juan Luis Cebrián e Ignacio Polanco (EFE)
Juan Luis Cebrián e Ignacio Polanco (EFE)

Nada volverá a ser lo que era. Este viernes han empezado a negociarse las acciones procedentes de la conversión obligatoria de los bonos emitidos por Prisa, una operativa que supone la práctica toma de poder de la compañía por parte de Telefónica, Santander, CaixaBank y HSBC.

Se cierra así un capítulo abierto en el verano de 2012, hace ahora dos años, cuando estas sociedades se convirtieron en bonistas y, por tanto, acreedoras del grupo de medios. Un ruinoso negocio, ya que el desplome de Prisa en bolsa ha hecho que esta operación se salde con cientos de millones de pérdidas para las entidades financieras.

A cambio, se han repartido gran parte del capital de la compañía, hasta el punto de que con la conversión de los bonos, entre las cuatro duplican la participación de la familia Polanco, que, debido al impacto dilutivo de estas nuevas acciones, ha caído ya a apenas el 12% del capital, frente al 75% que poseían hace pocos años.

La operadora presidida por César Alierta y el banco dirigido por Isidro Fainé han sido los primeros en mover ficha y ya han comunicado a la CNMV que entre las dos se han hecho con al 10,5% del capital. En concreto, la primera tiene 97,08 millones de títulos, equivalentes al 5,29% del capital; mientras que la segunda controla un poco más, 97,98 millones de títulos, ya que poseía anteriormente 894.917 acciones, lo que eleva al 5,34% su participación.

Fainé y Alierta en una Junta General de Accionistas de Telefónica. (EFE)
Fainé y Alierta en una Junta General de Accionistas de Telefónica. (EFE)
Santander y HSBC también se harán con participaciones similares, ya que las tres sociedades españolas prestaron a Prisa la misma cantidad, 100 millones de euros, mientras que la entidad británica concedió algo más, 130 millones. Debido al desplome del valor, frente a los 1,03 euros en que se valoró la conversión, ahora se está realizando a 0,3, lo que implica un agujero del 65%.

"Incursa en causa de disolución"

Y es que la realidad es que Prisa lleva mucho tiempo respirando con ventilación artificial. La propia compañía se ha visto obligada a tener que reconocerlo en sus cuentas del primer semestre, donde señala que "como consecuencia del acuerdo para la venta del 56% de DTS (...) ha registrado una pérdida por importe de 750,4 millones de euros y se encuentra en una situación de desequilibrio patrimonial a 30 de junio de 2014".

En román paladino, esto significa que la compañía pude definirse como quebrada, ya que el agujero del grupo es tal que su patrimonio neto es negativo en 593,5 millones de euros, lo que implica que, "según establece la Ley de Sociedades de Capital, la Sociedad se encuentra incursa en causa de disolución", reconoce la propia empresa.

Para evitar este negro final de uno de los buques insignia de la prensa en España, la compañía ha puesto en marcha toda la maquinaria para reestablecer su equilibrio, reto para el cual la normativa le concede un plazo de dos meses, lo que significa que Prisa tiene hasta agosto para enderezar sus cuentas.

Ayer mismo, el grupo cerró la venta del 8,5% de Mediaset a la propia cadena por algo más de 300 millones, un dinero que, precisamente, va dirigido a enderezar la salud financiera de la compañía.

El redactor recomienda

#28
En respuesta a antelx
Compartir

                                                                                                Efectivamente, no ordeñó el monasterio. Ordeñó las tetas de América del Sur, para (como meapilas que era), luchar contra el "turco" y regalar oro a la basílica de Santa María La Maggiore, en Roma, con el que se hizo el techo. No le extrañara que 400 años después, los indígenas sudamericanos no nos tengan mucha simpatía. No se crea eso de "la madre patria".

Ampliar comentario
#27
En respuesta a camborio
Compartir

Pues lleva usted razon, de naval nada de nada, aunque tambien le diria que no creo que Felipe II ordeñara el monasterio.

 

(;-)

 

Ampliar comentario
#26
En respuesta a antelx
Compartir

                                                                                                      Puestos a corregir, le diré que San Quintin no fue una batalla naval, sino terrestre, en los alrededores de París. Y casualmente, el triunfo español se produjo un 10 de Agosto, día de San Lorenzo. Para celebrar el triunfo, Felipe II (que no tenía otra cosa en que gastarse el oro traído de América) ordeñó construir el monasterio de San Lorenzo de El Escorial.                                         

Ampliar comentario
#25
En respuesta a kphilby
Compartir

La socialdemocracia está muerta. Al menos en la Europa mediterránea.

Ampliar comentario
#24
Compartir

1.- La llamada Crisis 2.- Las Nuevas Tecnologías 3.-LA ERRÁTICA POLÍTICA INFORMÁTIVA que ha hecho desaparecer(regalándolo)el espacio del referente de Izquierda-Liberal en España  y 4.-LA IMPRESENTABLE DIRECCIÓN DE LOS ACONTECIMIENTOS LLEVADA A CABO POR UN SUJETO INCOMPETENTE que se ha ganado a pulso-y uno a uno- a los expulsados(yo mismo)de lo que era el Pan conque nos despertábamos cada día.......nunca podré olvidar las desgraciadas palabras de este señor en la ciudad de los rascacielos...

La creación de Público y La SEXTA,otro gran acierto del todavía denostado Gran Presidente que fue Rodriguez Zapatero

No se sí ya será posible su recuperación.Lo que sí supongo que ya sabrán los nuevos accionistas es que si quieren reflotar a esa Gran Casa y volver a hacer negocios con ella,este señor y la mayoría de los actuales dirigentes del Periódico,deben salir del mismo y traer a gente que respondan al perfil de una prensa SERÍA-CULTA-PROGRESISTAy SOCIALDEMÓCRATA ...sin esos mimbres,estoy absolutamente seguro que -entonces-lo que buscan NO ES OTRA COSA QUE EL CIERRE DEFINITIVO DE LA EMPRESA (Prensa y Radio incluída)

Ampliar comentario
#23
En respuesta a cedric
Compartir

Lo que hace hablar sin saber y hablar desde el rencor político.

 

¡Está el Grupo Planeta como para comprar Prisa!

 

Mire, en el pasado mes de noviembre, Planeta refinanció 1.000 millones de euros a cinco años en una operación con una quincena de entidades financieras, entre ellas CaixaBank, Santander, BBVA y el Sabadell.

 

Planeta, como TODOS los grupos mediáticos, está para sopitas, no para lanzarse a comprar otro Grupo. Está en manos de los bancos, como el Grupo Zeta. Vocento está irreconocible (todo pinta a una fusión ABC-El Mundo) y El Mundo (desde la feliz ocurrencia de pagar por encima de valor por Recoletos) se suicidó.

 

Siento arruinarle el sueño. Para otra vez, intente informarse. El mundo es como es, no como uno quiere que sea.

 

Prisa (al menos el Grupo Prisa de toda la vida) ya no existe. Otros vendrán pronto detrás.

Ampliar comentario
#22
Compartir

Pues no te rías tanto que todos los imperios se derrumban. Y si se trata de imperios mediáticos en España, ni te cuento. ¿O te crees que el resto de medios de comunicación están bien? Pobrecito. Si supieras.

Ampliar comentario
#21
Compartir

telefónica ya ficho a Carlos Esco, marido de la ex secretaria de Estado Eva Almunia, jefa del PSOE en Aragón. Imputado en 3 o 4 chanchullos urbanísticos multimillonarios de cuando era viceconsejero.

Y también a la mujer de Madina, el espontáneo. 

Ampliar comentario
#20
Compartir

Si desaparece Prisa, además de las desaparecidas "trenkas" y "barbas", esto no va a ser lo mismo.

Menos mal que siempre nos quedará París, digo el Real Madrid.

Ampliar comentario
#19
En respuesta a manchego49
Compartir

Es "A todo cerdo le llega su San Martin", porque es la epoca de la matanza en muchos sitios. San Quintin fue una batalla naval que nada tiene que ver con los cerdos.

Ampliar comentario
#18
Compartir

Los bancos no dejarán que quiebre.

Ampliar comentario
#17
Compartir

¿Cuánto tiempo tardará Lara en comprar los restos? 

Ampliar comentario
#16
En respuesta a ambierto
Compartir

 

Ese nivel de deuda se alcanzó gracias a la astuta operación de la OPA de exclusión de Sogecable a finales de 2007 llevada acabo por ese tiburón de las finanzas, ese caníbal de cuello blanco , ese halcón de los mercados que se llama Juan Luis Cebrian, Juanli para los amigos.

 

¿Quién dice que un periodista no puede pasarse a las finanzas? Juan Luis Cebrián es el vivo ejemplo de que arruinar completamente una gran corporación no es solo potestad de banqueros con años de experiencia. Este prohombre nada tiene que envidiar de grandes directivos que han llevado a la quiebra a cajas y bancos. Con humildad y perseverancia ha conseguido arruinar la  empresa creada por Polanco q.e.p.d.

 

Desde aquí mi reconocimiento.

Ampliar comentario
#15
Compartir

A todo cerdo le llega su San Quintin.

 

Digo esto con doble sentido, en sentido de la matanza del cerdo, y el fin lógico de los mismos y en sentido penitenciario de que los responsables de este bodrio empresarial vayan al famoso penal.

 

Esta empresa desde hace mucho tiempo era irreconciliable con el dia a dia de este pais.

 

Y desde el punto de vista penal, aparte del tema económico, siendo este grade, mucho más grande es el tema de doble moral que esta empresa ha practicado a lo largo de muchos años en este pais, hasta convertirlo en lo que ya anunciaba uno de sus acólitos hace nada menos que 32 años ( Alfonso Guerra), cuando dijo aquello de que : " A España no la va a reconocer ni la madre que la parió".

 

PRISA, aunque sin prisa a conseguido que las palabras del "hermanisimo" se hagan realidad.

 

Objetivo cumplido, a otra cosa mariposa.

 

Ampliar comentario
#14
Compartir

Cebrián, como se suele decir ,el tiempo pone todo en su sitio y , con toda seguridad, podemos decir que fuiste ( eres) un vanidoso y nefasto gestor y un formidable chantajista. Esto último, lo del chantaje, te permitió alargar la vida de unas empresas que tenían los pies de barro. Lo siento por aquellos seguidores que cada vez que compraban El País, creían que iban a tener una información veraz e independiente. Todo era una farsa y todo era por la pasta. Al final, como siempre, los más perjudicados los trabajadores.

Cebrián gozará de un retiro dorado en los Hamptons, en las cercanías de Nueva York, en ese país que tantas veces criticó en sus editoriales.

 

Ampliar comentario