tras la entrada de los chilenos en el capital

Banco Popular se dispara un 22,5% desde los resultados entre especulaciones de venta

Con el capital al filo del mínimo legal, tras perder otros 137 millones después de cerrar 2016 con los peores números de su historia, todo apunta a que su venta se acerca

Foto: Ignacio Sánchez-Asiaín, CEO de Banco Popular. (EFE)
Ignacio Sánchez-Asiaín, CEO de Banco Popular. (EFE)

El Banco Popular parece haberse subido en un cohete tras la presentación de sus cuentas trimestrales el pasado viernes. Y no precisamente porque los números hayan mostrado la fortaleza de la entidad, ni porque haya dado a conocer a los inversores un plan estratégico milagroso capaz de sacar al banco del atolladero en que se encuentra, sino que con el capital al filo del mínimo legal, tras perder otros 137 millones después de cerrar 2016 con los peores números de su historia, los inversores parecen estar descontando una operación corporativa de manera cada vez más cercana.

[Siga la cotización del valor en bolsa]

En apenas cuatro sesiones, los títulos de la entidad se han disparado un 22,49%, al haber pasado desde los 0,689 euros en que cerraron el pasado jueves, última sesión antes de la presentación de resultados, hasta los 0,844 euros en que han concluido la sesión de este miércoles, jornada que han saldado con una revalorización del 9%.

De hecho, hace poco más de un mes, el propio presidente, Emilio Saracho, admitió que o llevaba a cabo una nueva macroampliación de capital o habría que poner el cartel de 'se vende'. A pesar de las nuevas provisiones, el mercado considera que el Popular necesita captar un mínimo de 4.000 millones entre ventas de activos y la ampliación de capital, o bien ser absorbido por otra entidad. Así, las ventas de capital ya han comenzado, como acaba de poner de manifiesto con su decisión de vender la participación en Merlin, valorada en 150 millones.

Esta carrera a contrarreloj se está viendo alimentada por operaciones como la entrada en el capital de la familia chilena dueña de Antofagasta, que la semana pasada comunicaba una participación del 3% ,valorada en más de 2.900 millones de euros, como consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Y es que la compra por parte del Grupo Luksic, junto a las declaraciones del consejero delegado de Popular, Ignacio Sánchez-Asiaín, desdiciendo la inevitabilidad de la ampliación, el mismo día que presentó resultados y se comunicó el nuevo accionista, han hecho que cobre más fuerza la opción de la venta del banco.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios