SOLO SIRVE DEJAR DE RESIDIR EN ESPAÑA

Sacar el dinero de España no basta para librarse de los posibles nuevos impuestos

La decisión de llevarse el dinero fuera de España por miedo a una fuerte subida de impuestos en caso de Gobierno de izquierdas no sirve para librarse de ellos mientras el contribuyente siga residiendo aquí
Foto: Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Podemos). EFE
Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Podemos). EFE

Numerosos altos patrimonios han empezado a abrir cuentas en países como Suiza, Luxemburgo o Londres por temor a las consecuencias de un eventual Gobierno del PSOE con el apoyo de Podemos, como informó El Confidencial la semana pasada. Sin embargo, esta medida no basta para escapar de los nuevos impuestos al ahorro que presumiblemente establecería un Ejecutivo así (patrimonio, sicav, depósitos, fondos...) mientras el contribuyente siga siendo residente en España, según distintos expertos fiscalistas. A su juicio, el principal mativo de la salida de dinero es el temor al riesgo país, incluyendo un posible 'corralito'.

Joaquín Casasús, director general de Abante Asesores Gestión, explica que, mientras el ahorrador resida en España, tendrá que seguir tributando aquí independientemente de dónde tenga sus cuentas. "Un español con bienes en el extranjero que generen rentas debe declararlas aquí, salvo que sea no residente, para lo que debe vivir más de la mitad del año fuera. Por tanto, si un futuro Gobierno pone impuestos a los fondos, al patrimonio, a las sicav, a lo que sea, tendrá que pagarlos igual independientemente de dónde tenga abiertas las cuentas".

Coincide con él Luis Bravo, socio del área fiscal de Cuatrecasas, quien alude al "principio de tributación por renta mundial", que define que se tributa donde se vive, no en el lugar de domiciliación de los bienes. Además, recuerda que estos patrimonios ya están invertidos en un alto porcentaje en acciones y bonos de otros países, sea directamente o a través de fondos de inversión, aunque se gestionen desde España. Un caso en el que sí habría escapatoria es si el inversor tiene hijos viviendo fuera, ya que puede donarles su patrimonio y ellos sí estarían exentos de tributación por los bienes que no estén en España.

Luxemburgo.
Luxemburgo.

Por tanto, la mera salida de dinero con rumbo a países percibidos como más seguros jurídicamente no es suficiente para escapar de las medidas que pueda tomar un Gobierno en el que Podemos tenga influencia. Un escenario que mantiene intactas sus probabilidades pese al juego de declaraciones presiones entre los partidos al que hemos asistido en la última semana y que puede empezar a decantarse en el Comité Federal que el PSOE celebra este sábado.

No son sólo los impuestos: pánico a un corralito

Ahora bien, la cuestión fiscal no es la única que impulsa a los altos patrimonios a hacer mutis por el foro. Según varios profesionales de la banca privada (gestión de patrimonios), el temor no se limita a una subida de impuestos, sino que va más lejos: una supresión de las sicav o algún tipo de control de capitales. En el primer caso, la solución sería buscar un vehículo en Luxemburgo, aunque allí las sicav deben ser mucho más grandes que aquí, por lo que su entidad tendría que fusionar varias sicav o buscar alguna solución similar. Es decir, es complejo y costoso.

El segundo escenario parece extremo pero el mundo del dinero tiene muy vivo el recuerdo de Grecia, donde sigue vigente el corralito. "A la gente le da pánico no poder sacar el dinero del banco o que estos saquen a España del euro o provoquen un rescate del país", explican en otra entidad. Este miedo se deriva de algunas de las propuestas de Podemos y, sobre todo, de su actitud antisistema y de sus vínculos con regímenes como Venezuela, que hace pensar a muchos patrimonios que son capaces de cualquier cosa.

En todo caso, la salida actual de dinero tiene como ganadores a los bancos extranjeros, que se están llevando la custodia de este patrimonio a costa de la industria financiera nacional, cuyos costes son mucho más baratos. "Ganan a costa del miedo de los países inseguros; Luxemburgo es todo lo contrario de España, ha montado una industria basada en la seguridad jurídica y en las facilidades para atraer capitales y además sin cambiar de divisa, es el destino ideal para el dinero de los países periféricos y se pueden permitir cobrar lo que quieran", concluye otra de las fuentes.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC