según los precedentes de situaciones similares

La incertidumbre cuesta hasta 1,5 puntos de crecimiento económico, según el FMI

Las situaciones de incertidumbre, como la que vive actualmente España, tienen un duro impacto en el crecimiento: puede reducir el PIB hasta en 1,5 puntos en un periodo de 12 meses, según el FMI

Foto: La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, en el reciente Foro Económico de Davos. (EFE)
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, en el reciente Foro Económico de Davos. (EFE)

Un estudio elaborado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) analiza el impacto en la economía de lo que denomina 'shocks' de incertidumbre, y concluye que este impacto puede ser muy notable -superior a un 'shock' de los tipos de interés-, de entre 0,5 y 1,5 puntos de PIB, en un periodo de entre seis y 18 meses. Aunque se basa en datos de Reino Unido y Estados Unidos, los expertos consideran que es extrapolable a la situación actual de España, donde la actividad muestra signos de estar ralentizándose ante la inquietud sobre el nuevo Gobierno del país.

La explicación de este impacto es que las empresas y las familias adoptan una actitud de esperar y ver ('wait and see') cuando se enfrentan con situaciones de alta incertidumbre, por lo que recortan sus inversiones, sus compras y la contratación de personal, lo que finalmente suele acabar empujando a la economía a la recesión. Algunos autores sostienen que este frenazo a las inversiones se da tanto a corto como a largo plazo.

El análisis realizado por Stephanie Denis y Prakash Kannan para el FMI encuentra que, en el caso de Reino Unido, los 'shocks' de incertidumbre han tenido un impacto "significativo" en la actividad económica; en el caso de la Gran Recesión de 2008-2009, se puede contabilizar como un cuarto de la caída de la producción industrial adicional a la que se esperaba sin este efecto. Según sus resultados, este impacto es brusco y rápido, ya que el pico se produce entre seis y 12 meses después del 'shock' (en el caso actual de España, coincidiría con las elecciones del 20-D), mientras que empieza a difuminarse a partir de los 18 meses.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en la sesión constitutiva del Congreso. (EFE)
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en la sesión constitutiva del Congreso. (EFE)

Hay otros dos hallazgos muy llamativos en este estudio. El primero es que el impacto de la incertidumbre sobre el empleo es mucho mayor en EEUU que en Reino Unido, lo cual explican estos autores por el mayor nivel de empleados públicos en el segundo país, que mantienen el puesto de trabajo en las crisis, a diferencia de los trabajadores de las empresas privadas. Algo que podría ser también extrapolable a la situación española.

Es crucial una respuesta política predecible

El segundo elemento que ha descubierto el estudio del FMI es que, en estas situaciones, "contar con un marco de política estatal para estas contingencias claramente articulada es crucial". Es decir, si la reacción política a las situaciones inesperadas es previsible y eficaz, el impacto de la incertidumbre es mucho menor.

Es decir, la política por sí misma no debería ser una fuente de inestabilidad, pero otros informes (cita uno de Jesús Fernández-Villaverde de 2011) aseguran que la incertidumbre de origen político cada vez supone una parte más importante de la incertidumbre económica general. El caso español es paradigmático, puesto que la incertidumbre política amenaza con cargarse la recuperación económica.

Tomar estímulos enormes y retirarlos rápido

El FMI también da sus recetas para combatir los efectos de las dudas sobre el futuro en la economía. Así, sostiene que, cuando una recesión se caracteriza por un alto grado de incertidumbre, los estímulos de política económica tienen que ser muy grandes para compensar la congelación del empleo y la caída de la producción, ya que el impacto de las políticas de demanda en estas situaciones es menor que en circunstancias normales, porque las empresas se comportan de forma más cautelosa haga lo que haga el Gobierno. 

Ahora bien, eso implica que, para evitar pasarse de frenada (con las consecuencias conocidas en el défciti y la deuda públicos), estos estímulos tienen que cancelarse una vez que la incertidumbre desaparece, y debe hacerse con rapidez. Ahora mismo, en España no se han adoptado medidas para combatir el impacto de la incertidumbre en la economía, más allá de la rebaja fiscal ya en marcha. Y tampoco existe mucho margen para hacerlo, puesto que nuestro país también incumplirá en 2015 sus compromisos de reducción de déficit y el Eurogrupo ya ha avisado de que, sea quien sea el nuevo presidente, tendrá que modificar el Presupuesto para reducir más el déficit.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios