el gobierno lo tiene encarrilado con c's, pnv y cc

Rajoy ofrecerá a Sánchez pactar el techo de gasto para que se 'retrate' ante Iglesias

La oferta del jefe Ejecutivo coincidirá con la visita del comisario Moscovici a España para entrevistarse con Sánchez y Díaz con un mensaje a favor de la estabilidad presupuestaria

Foto: El congreso durante el debate de la moción de censura de Podemos contra Mariano Rajoy.
El congreso durante el debate de la moción de censura de Podemos contra Mariano Rajoy.

El Gobierno ya mantiene conversaciones con los partidos que le ayudaron a sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (Ciudadanos, PNV y CC) para poner las bases del proyecto para 2018 (el llamado techo de gasto) y ofrecerá al 'nuevo' PSOE de Pedro Sánchez sumarse a la negociación inmediatamente. Será la primera invitación de Mariano Rajoy al pacto que reciban los socialistas después de su congreso federal de este fin de semana. Y llegará tras los llamamientos de Pablo Iglesias al reelegido secretario general a levantar una mayoría alternativa para un gobierno de izquierdas e independentistas.

"El tiempo aprieta y los plazos se solapan", insisten en el Ejecutivo después del paréntesis en las tareas ordinarias del gabinete y en las legislativas que supuso la moción de censura de Podemos. Reforzado al fin y al cabo ante el fiasco de la operación de imagen de Iglesias y la confusa posición de los socialistas, Rajoy transmitió a la dirección del Grupo Popular de la sesión parlamentaria que había que seguir en la misma línea que antes: buscar acuerdos con todos los grupos y centrarse en ganar las votaciones de los jueves aunque pierdan las de los martes. En el Congreso se debaten los martes las proposiciones no de ley y los jueves los proyectos de verdad.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, informó en el Consejo de Ministros que ya tiene encarriladas las conversaciones sobre el techo de gasto con los principales grupos parlamentarios que forman la misma 'mayoría presupuestaria' que permitirá este mes la aprobación de las cuentas del Estado para este ejercicio. Los Presupuestos pasarán del Senado al BOE este mes, en principio sin volver al Congreso, y el Ejecutivo tiene que aprobar ya esas primeras cifras, previsiones macroeconómicas y compromisos con la UE, también en junio para que puedan pasar en julio (en pleno extraordinario) a la Cámara baja.

En fuentes gubernamentales reconocen que el acuerdo alcanzado con el PNV en mayo ya incluía como segundo plazo el compromiso de prórroga para 2018 y que con Ciudadanos también están apalabradas las líneas generales de las próximas cuentas. Además, algunas de las inversiones pactadas con los dos partidos regionalistas canarios, los representados por Ana Oramas (CC) y Pedro Quevedo (NC), requieren más de un ejercicio para su aplicación. El Ejecutivo mantiene conversaciones con los barones del PSOE para reformar la financiación autonómica.

Algunas de las inversiones pactadas con los dos partidos regionalistas canarios, NC y CC, requieren más de un ejercicio para su aplicación

La principal tarea del Ejecutivo y del Grupo Popular antes de las vacaciones consiste en cerrar el acuerdo sobre el llamado techo de gasto que fijan las grandes cifras de los Presupuestos para 2018. Igual que hizo a principios de año con los responsables de la gestora socialista y los barones, Rajoy invitará inmediatamente a Sánchez a entrar en ese pacto previo al proyecto de las cuentas del Estado que el PSOE 'antiguo' respaldó en diciembre pasado a cambio de cesiones en materia de subida de impuestos, del aumento del salario mínimo interprofesional y de partidas extras para sanidad y educación.

España se juega en las cuentas para el próximo año el dar el paso definitivo para salir del procedimiento de déficit excesivo con el que carga desde los tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero. Con la oferta de Rajoy, Sánchez tendrá la posibilidad de quedar bien con sus propios colegas socialistas en las instituciones europeas, inquietos tras su reelección como secretario general por si se apunta a la causa de la extrema izquierda al estilo portugués o griego.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la Feria del Libro de Madrid. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la Feria del Libro de Madrid. (EFE)

En el PP aspiran a que el reelegido secretario general de los socialistas empiece a retratarse de verdad después de su confusa posición ante la mano tendida de Iglesias: se abstuvo en la moción del líder de Podemos y quedó en colaborar con Podemos para buscar una mayoría alternativa de Gobierno. La oferta de Rajoy coincidirá además en el tiempo con la visita a España del socialista Pierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Económicos, empeñado en que el PSOE colabore en la tarea del Gobierno de cumplir con el objetivo de reducción del déficit y el equilibrio de las cuentas públicas.

Moscovici visita España invitado por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, pero también se entrevistará con Sánchez. La dirigente socialista tomó la iniciativa hace meses, cuando se presentaba como favorita a las primarias socialistas, pero ahora el socialista francés conversará con el secretario general y con Díaz para trasladar el mismo mensaje a favor de que colaboren con el Gobierno para que España cumpla los compromisos de estabilidad presupuestaria. El 'nuevo' PSOE sanchista que ahora no ve grave abstenerse en una votación (al menos cuando se trata de Iglesias) tendrá complicado aplicar el "no es no" a los planteamientos del Gobierno, de la Comisión Europea y de los socialistas de la UE.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios