EL PSOE YA CRITICÓ LAS EXIGENCIAS FISCALES

Aviso de Bruselas a Pedro Sánchez para que España cumpla con la reducción del déficit

"Creo que es muy importante que el PSOE continúe siendo un partido creíble, que comprenda que los compromisos de España"

Foto: El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. (Reuters)
El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. (Reuters)

"Un mensaje amistoso, de socialista a socialista", es el que el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, tiene preparado para su reunión con Pedro Sánchez el próximo 22 de junio durante su primera visita a España. Un mensaje que, no obstante, es también una advertencia: España tiene que cumplir con los objetivos de reducción del déficit que se ha comprometido a alcanzar. Y esto lo tienen que entender todos, también un PSOE liderado por Sánchez, quien en el pasado ha cuestionando las exigencias fiscales de Bruselas.

“Creo que es muy importante que el PSOE continúe siendo un partido creíble, que comprenda que los compromisos de España principalmente en materia de finanzas públicas se tienen que mantener”, ha dicho Moscovici. En democracia, dice el ex ministro de Finanzas de François Hollande, siempre se puede “proponer soluciones alternativas”. Pero vuelve a dejar claro que España tiene que reconducir aún su déficit por debajo del límite europeo del 3 % del PIB. Y esto es una línea roja.

Por eso, sobre un posible acercamiento con Podemos, afirma que es neutral siempre y cuando se cumplan las normas. “España puede mostrar muchas caras democráticas, pero la que adopte tiene que ser siempre la de una economía que se endereza y que administra seriamente sus finanzas públicas”, avisa.

Viejas rencillas

Moscovici no olvida el encuentro que mantuvo en febrero de 2016 con Sánchez, antes de que el golpe de parte de la ejecutiva le arrebatara unas riendas del PSOE que ha logrado recuperar en las recientes primarias. En éste, Sánchez trasladó al comisario su intención de negociar unos objetivos fiscales menos exigentes para España. Una idea que no tuvo una gran acogida ni en la eurozona, ni en la Comisión Europea, donde también se recuerda que Sánchez pidió a los eurodiputados socialistas españoles que votaran en contra de su actual presidente, Jean-Claude Juncker.

La caída en desgracia de Sánchez no se recibió con contrariedad en Bruselas, poco amiga de encontrarse con candidatos presidenciales que cuestionen los compromisos que los Gobiernos anteriores han asumido, sobre todo en un tema tan delicado como las finanzas públicas. En un momento delicado, con las negociaciones del Brexit apunto de arrancar el próximo lunes, no se da la bienvenida a nadie que pretenda cuestionar los fundamentos comunitarios. Y la reglas de disciplina fiscal son una de estas bases.

Por ello, Bruselas espera que Sánchez no se salga del tiesto. “Le transmitiré un mensaje amistoso y, después, le diré también lo que pienso. No sobre la política española, ese no es mi papel. Sino sobre la manera en la que el PSOE tiene que continuar encarnando una credibilidad, porque sin ella no hay gobierno que tenga interés”, dice Moscovici.

Primero Sánchez, luego Díaz

Moscovici, que recibió a Susana Díaz en Bruselas y, en la recta final de la campaña de las primarias, al gurú económico de su proyecto, José Carlos Díaz, viajará a Sevilla al día siguiente de su encuentro con el secretario general del PSOE. Allí se reunirá “con otra líder española, presidenta de una región” que, dice, le había invitado a la capital andaluza “hace mucho tiempo”. Un viaje que ya estaba previsto antes de que Díaz perdiese el pulso con Sánchez y que hubiera sido un gran espaldarazo para la política andaluza, teniendo en cuenta que es el primer viaje de Moscovici a España como comisario europeo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios