el emirato financia a roures y a borja prado

El veto a Qatar pone en riesgo la Champions en España y la venta de Imagina y Aernnova

El embargo al emirato, que ha invertido más de 8.000 millones en España, deja en el aire operaciones corporativas pendientes de aprobar y valoradas en cerca de 4.000 millones

Foto: El Real Madrid celebra su victoria en la final de la Champions. (EFE)
El Real Madrid celebra su victoria en la final de la Champions. (EFE)

El embargo internacional dictado por Arabia Saudí y otros seis países más de Oriente Próximo contra Qatar empieza a tener sus efectos en las empresas españolas y hasta en el fútbol en televisión. Según aseguran fuentes próximas a varias operaciones corporativas actualmente en marcha en las que el dinero del emirato tiene una gran influencia, los organismos reguladores de varios países, entre otros España, están analizando si autorizar o rechazar las citadas compras de activos por las posibles represalias de los gobiernos que han activado el veto y de Estados Unidos, el instigador de esta histórica decisión.

El ConfidencialEl Confidencial

La medida adoptada por los ejecutivos de Riad, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Yemen, Libia y Maldivas ha tocado de lleno al cierre de la adjudicación de los derechos para la retransmisión de la Champions League en España para las tres próximas temporadas a partir de la 2018/2019. En un principio, el ganador de esta subasta, por la que habían pujado Movistar, Mediaset, Atresmedia y TVE, es Mediapro, según se anunció el pasado 23 de junio. Pero la UEFA, el dueño de los partidos de fútbol de la competición más importante de Europa, no ha hecho todavía el comunicado oficial tres semanas después.

El motivo es la duda sobre si adjudicar finalmente el contrato a Mediapro, cuyo principal financiador es Al Jazeera. Según aseguran distintas fuentes, los 370 millones por temporada que ha ofertado el grupo dirigido por Jaume Roures los aporta la cadena de televisión catarí, que en España retransmite la Champions, la Europa League y la Liga a través de Bein Sports. El grave problema es que el veto liderado por Arabia Saudí incluye la exigencia de cerrar el grupo de comunicación propiedad del emirato, por lo que sería extraño desde el punto de vista diplomático que la UEFA tomase una decisión que favorece la expansión de la emisora con sede en Doha.

En un principio, el ganador de esta subasta, por la que habían pujado Movistar, Mediaset, Atresmedia y TVE, es Mediapro, según se anunció en junio

Mediapro ha puesto encima de la mesa algo más de 1.100 millones por las tres campañas de la Champions, casi el doble de lo que pagaba por el contrato anterior. Un esfuerzo financiero que solo es posible con el dinero de los petrodólares de Qatar. Sobre todo porque Roures tiene muy presente que su compañía ya pasó por graves apuros financieros no hace mucho tiempo, hasta el punto de que entró en concurso de acreedores a mediados de 2010 como consecuencia de la llamada guerra del fútbol contra Prisa.

La decisión definitiva de esta adjudicación afecta también a la venta de Imagina, de la que Mediapro es principal accionista, con algo más del 35% del capital. La operadora participada también por Juan Abelló tiene un presunto acuerdo con el grupo chino Orient Hontai Capital para traspasar la mayoría del capital de una compañía valorada en hasta 2.000 millones. Pero lo cierto es que las negociaciones han sido rotas y renovadas en varias ocasiones. Según fuentes conocedoras de las conversaciones, cuanto más tardan en firmar, más difícil está cerrar la transacción, ya que tras el verano saldrán a subasta los derechos de retransmisión de la Liga española, lo que dejará cualquier firma en suspenso.

Aernnova, en el aire

Otra de las grandes operaciones que está sufriendo ya el veto a Qatar es la venta de Aernnova, anunciada el pasado 16 de junio. TowerBrook, un fondo financiado años atrás por George Soros, Abelló y Península Capital, acordó la compra de la mayoría del fabricante de aviones por 900 millones de euros, como adelantó El Confidencial. Pero resulta que Península Capital, que tiene a Borja Prado —presidente de Endesa— como principal valedor, está financiado íntegramente con dinero del emirato, por lo que su participación en la adquisición podría ser bloqueada por parte de los reguladores de España y de Estados Unidos.

Agustín MarcoAgustín Marco

Así lo reconocen fuentes próximas a los propios compradores, que ya han preparado un plan opcional por si finalmente no se aprueba la entrada de Península Capital en el accionariado de Aernnova. Si fuera así, TowerBrook y Torreal, el 'private equity' de Abelló, se repartirían el porcentaje del fondo liderado por exdirectivos de Lazard y Medioabanca en España. Los reguladores tienen cinco meses desde el anuncio para dictar su veredicto —hasta mediados de noviembre—, por lo que será muy relevante comprobar qué ocurre con el conflicto internacional.

Qatar tiene grandes intereses en España. A través de distintos vehículos de inversión, es dueño del 9,5% de Iberdrola, del 12% de El Corte Inglés, de una participación similar en Colonial, del 20% de IAG y del 10% de Prisa. Una posiciones que suman una inversión de cerca de 8.000 millones de euros a precios de mercado.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios