Mediapro pierde casi 85 millones en su primer año tras levantarse el concurso
  1. Comunicación
por las provisiones en plena guerra con prisa

Mediapro pierde casi 85 millones en su primer año tras levantarse el concurso

Mediapro firmaba antes del verano una nueva pax audiovisual en la guerra del fútbol que mantiene con el Grupo Prisa. Ahora le toca enderezar sus números.

placeholder Foto: Jaume Roures (EFE)
Jaume Roures (EFE)

Mediapro firmaba antes del verano una nueva pax audiovisual en la guerra del fútbol que mantiene con el Grupo Prisa. Ahora le toca enderezar sus números. Y es que, según consta en las cuentas remitidas recientemente por la compañía al Registro Mercantil, la productora de Jaume Roures y Tatxo Benet perdió 84,92 millones de euros el año pasado, primer ejercicio ‘en solitario’ tras el levantamiento de la administración concursal de la sociedad a finales de 2011. La firma ya registró importantes números rojos ese año, al anotarse un saldo negativo próximo a los 55 millones de euros.

Fuentes de la compañía explican el irregular desempeño del año 2012 por las numerosas provisiones realizadas durante un ejercicio marcado por la venta de laSexta -firma en la que Mediapro era uno de los accionistas de referencia- y por los litigios judiciales abiertos con la editora de El País en el marco de su interminable batalla por el control del balompié. En este sentido, aseguran que 2013 se presenta con menos cargas y más alentador, con un beneficio operativo hasta julio superior a los 36 millones de euros -por apenas 13 millones en el mismo periodo del año anterior-. También insisten en que la firma no tiene problemas de tesorería.

En efecto, dos rúbricas lastran las cuentas de 2012. En primer lugar, el deterioro recogido en las cuentas por facturas comerciales que Mediapro ya no espera cobrar. El importe de ese agujero se eleva a 24,45 millones. “El reconocimiento y la reversión de las correcciones valorativas por deterioro de las cuentas a cobrar de clientes se han incluido dentro depérdidas, deterioro y variación de provisiones por operaciones comerciales. Normalmente, se dan de baja (…) cuando no existen expectativas de recuperar más efectivo”, expone la empresa que controla el grueso de los derechos de los clubes de fútbol.

Prisa-junta

En segundo término, la firma también triplica sus gastos financieros, disparados por las deudas con empresas del grupo. Estas ascienden en 2012 hasta los 39 millones, lo que arroja un resultado financiero negativo de 23,58 millones. Mediapro explica en sus cuentas que dentro de la deuda concursal se incluyen 255,57 millones correspondientes a obligaciones del grupo Imagina, de las que es garante. “El tipo de interés estimado en la actualización del efecto financiero de dichas deudas es de 5,89%. El gasto financiero reconocido por dicha actualización en 2012 es de 26.342 miles de euros (8.541 miles de ingreso financiero en 2011)”, se expone.

“Las pérdidas de este ejercicio han sido generadas principalmente por partidas excepcionales sin impacto en la situación financiera dado que no implicaban salida de recursos. El plan de negocio de la sociedad contempla la generación de un resultado de explotación positivo desde el ejercicio 2013”, insiste la compañía en su memoria. Mediapro se declaró en concurso voluntario de acreedores a mediados de 2010, tras la enésima refriega judicial con Prisa. El 23 de diciembre de 2011 se aprobaba el convenio para la devolución de la deuda, sin quita y en 35 meses para la mayoría de acreedores.

El coste del fútbol

Mediapro también detalla en sus cuentas los compromisos para la compra de derechos deportivos en los próximos 24 meses, en esencia el balompié. Y no son pequeños. “La sociedad tiene adquiridos los derechos audiovisuales de determinados eventos deportivos a disputar hasta la temporada 2014/2015, inclusive -expone la sociedad-. La adquisición de estos derechos lleva inherente la asunción de ciertas obligaciones, entre ellas el pago de aproximadamente 1.451 millones de euros (2.103 millones en 2011), de los cuales 64 millones de euros (…) se encuentran avalados bancariamente por varias entidades financieras”.

Athletic club-real sociedad

En todo caso, se añade que hay pactadas ventas que en parte compensan esas obligaciones. No en vano, el modelo de gestión del fútbol pasa por una fórmula take and pay, en la que Mediapro simplemente media entre los operadores de televisión y lo que abona alos clubes de fútbol. En esta línea, el informe de gestión que firma el propio Roures insiste en que “no existen riesgos ni incertidumbres que pudieran afectar de manera significativa a la evolución del negocio de la sociedad”.

No obstante, a31 de diciembre de 2012, el patrimonio neto de la sociedad presentaba cifras negativas por importe de 86,28 millones de euros. Al punto de que, para equilibrar la situación patrimonial, la firma admite haber recibido dos préstamos participativos a largo plazo de Imagina por importe de 190,4 millones de euros.

Mediapro Jaume Roures Noticias del Grupo Prisa Deuda Provisiones
El redactor recomienda