se pospone la venta

El fútbol de Roures (Imagina) se queda sin chinos ni rusos por la amenaza de Movistar

El fondo Pamplona Capital y la china Orient Hontai Capital han retirado sus ofertas finales ante el temor de que Telefónica se quede con los derechos de la Liga y la Champions

Foto: El presidente de Laliga, Javier Tebas (i), y el presidente de Mediapro, Jaume Roures. (EFE)
El presidente de Laliga, Javier Tebas (i), y el presidente de Mediapro, Jaume Roures. (EFE)

La venta de Imagina, la compañía propietaria de los derechos de retransmisión del fútbol español a través de Mediapro, ha quedado en fuera de juego. Pamplona Capital, el fondo de capital riesgo británico financiado por el magnate ruso Mikhail Fridman, y el grupo chino Orient Hontai Capital han desestimado continuar con sus ofertas de compra por la amenaza que supone la cercanía de la nueva subasta por hacerse con la Liga y la Champions League a partir de la próxima temporada.

Pamplona Capital y Orient Hontai habían sido seleccionados como los finalistas de un proceso por el que los principales accionistas de Imagina se habían comprometido a traspasar al menos el 51% del capital. El 'private equity' con base en Londres y dinero ruso y el grupo público chino se habían impuesto en la fase preliminar a las ofertas presentadas por el fondo estadounidense Access Industries —también controlado por un magnate de Europa del Este— y Advent. Por el camino también se había quedado Yaunfeng Capital, un vehículo controlado por el dueño del gigante chino Alibaba y el asimismo 'holding' asiático HNA.

Pero, según indican las mismas fuentes, el proceso se ha suspendido al menos temporalmente tras las conversaciones finales con Pamplona Capital y Orient Hontai Capital, cuyas intenciones han quedado muy lejos de las pretensiones de los accionistas de Imagina. Dos han sido los problemas. El primero es la cercanía del vencimiento del contrato de los derechos de la Liga española de fútbol, que actualmente está en manos de la productora de televisión. Expiran en la temporada 2018-2019 y serán subastados de nuevo a finales del próximo año para las tres campañas siguientes. Los de la Champions, los más importantes, vencen un ejercicio antes, por lo que van a salir al mercado este mismo mes para adjudicar la concesión para el trienio 2018-2021.

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez (i), y el de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. (EFE)
El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez (i), y el de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. (EFE)

Los potenciales compradores de Imagina temen que Telefónica, una vez que ha consolidado el lanzamiento de Movistar TV tras la adquisición de Digital+, eche el resto por quedarse con los derechos originales para no tener que pagar posteriormente un sobreprecio a Mediapro, como ocurre en la actualidad. Tras perder la anterior puja —Mediapro la ganó, al abonar 1.900 millones—, la operadora presidida por José María Álvarez-Pallete tuvo que recomprar los partidos de la Liga y de la Champios a Roures y Benet previo desembolso de 2.400 millones. Mientras tanto, tuvo a sus usuarios sin poder ver la mayor competencia futbolística de clubes del Viejo Continente durante seis meses en la temporada 2015-2016.

Los accionistas de Imagina habían valorado su compañía en unos 1.500 millones de euros, tasación que suponía pagar cerca de nueve veces su beneficio de explotación o ebitda (162 millones en 2016). Para este año, Roures y Benet, los gestores de la operadora, prevén incrementar esta cifra hasta los 200 millones, según explicaron en una entrevista a 'Expansión'. Los ingresos crecieron un 1,7%, hasta los 1.536 millones.

El problema del control de la gestión

El empresario Juan Abelló. (EFE)
El empresario Juan Abelló. (EFE)

El segundo de los problemas es el control. En un principio, la operación se había planteado por el deseo de Juan Abelló de vender su 22,5% del capital. Pero los interesados pidieron llegar al menos al 51% para hacer más atractiva la compra. Por tanto, además del paquete de Torreal, la británica WWP (otro 22,5%) y la mexicana Televisa (19%) mostraron su disposición da desprenderse parcialmente de sus participaciones para traspasar la mayoría del accionariado. El resto del capital está en manos de los socios fundadores —Jaume Roures, Taxto Benet y Gerard Romy (36%)—, que incluso han asegurado que querían aprovechar el cambio de manos para elevar su paquete y mantener la gestión.

Pero esta petición no ha sido aceptada por los finalistas, lo que ha llevado a poner la transacción en 'stand by'. Pamplona Capital y Orient Hontai, asesorado por Deutsche Bank y GBS Finanzas, la 'boutique' de José Antonio Samaranch Jr, no han llegado a presentar sus ofertas vinculantes porque solo contemplan la adquisición con la gestión en su poder. Sin embargo, tanto Roures como Benet no están dispuestos a ceder el control de Imagina, pese a que haya un accionista con un porcentaje superior al 50,01%.

La investigación de la Fiscalía estadounidense por los sobornos de la FIFA, que salpicó a la filial de Mediapro en Estados Unidos, tampoco ha ayudado a que se cerrase la operación ante las sospechas de que las pesquisas del FBI podrían acabar con una dura sentencia después de que dos ejecutivos de la sociedad española ya se declararan culpables a finales de 2015.

Otras fuentes apuntan a que la operación podría retomarse más adelante una vez la UEFA adjudique los derechos de la Champions para las tres temporadas siguientes a partir de la 2017-2018 y una vez que las partes solucionen sus diferencias por la gestión de la compañía.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios