a través de pamplona capital y acces industries

Dos magnates rusos ultiman la compra de Imagina para quedarse con el fútbol español

Mikhail Fridman, vinculado al espionaje de Donald Trump, y Lan Blavatnik, dueño de Warner Music, son dos de los finalistas para adquirir la productora audiovisual de Abelló y Roures

Foto: Una cámara de televisión, durante un partido de Champions League. (Reuters)
Una cámara de televisión, durante un partido de Champions League. (Reuters)

Mikhail Fridman y Len Blavatnik son dos de los tres finalistas en la puja por adquirir Imagina, el 'holding' audiovisual de Jaume Roures y Juan Abelló, actual propietario de los derechos de retransmisión del fútbol español. Los dos multimillonarios de Europa del Este, pero con base de operaciones en Londres, son los principales inversores y dueños de facto de Pamplona Capital y Acces Industries, dos firmas de capital riesgo que, entre otras empresas, son propietarias de Warner Music y de un buen número de espectáculos musicales en Estados Unidos.

Nacidos en Ucrania en el seno de dos familias judías, pero educados en Rusia, Fridman y Blavatnik son viejos amigos. Ambos forma parte de la oligarquía de Moscú que hizo millonarios a numerosos empresarios próximos al Kremlin, a los que se concedieron negocios que posteriormente fueron vendidos a empresas públicas rusas. De hecho, la fortuna de estos dos ‘tycoons’ proviene del traspaso del 50% de la petrolera TNK-BP a la multinacional estatal Rosneft por 28.000 millones de dólares. Un dinero que se repartieron junto con otros dos socios y con el que comenzaron a crear su imperio.

Mikhail Fridman.
Mikhail Fridman.

Fridman es dueño de Alfa Bank, la entidad financiera vinculada al espionaje de Donald Trump durante las elecciones a la Casa Blanca, de LetterOne, desde el que controla la mayor operadora rusa de telecomunicaciones (VimpelCom), y de Pamplona Capital. Esta última sociedad es un 'private equity' que utiliza los símbolos de las fiestas de los sanfermines de la capital navarra y que ha gestionado fondos por 7.000 millones de euros. El empresario ruso es el principal ‘limited partner’ o inversor de Pamplona Capital, según han confirmado representantes oficiales de Fridman, al que 'Forbes' atribuye una fortuna de 14.600 millones de dólares.

Len Blavatnik. (Foto: Cordon Press)
Len Blavatnik. (Foto: Cordon Press)

Blavatnik tiene algo más, 19.900 millones de dólares, según el mismo 'ranking', y gestiona Acces Industries, desde donde invierte en materias primas, energía, medios, tecnología y telecomunicaciones, entretenimiento e inmobiliarias. La empresa más conocida de su portfolio es Warner Music, propiedad de los derechos de Alejandro Sanz, Coldplay, Bruno Mars, David Guetta o los fallecidos Prince, David Bowie y Frank Sinatra. Blavatnik, que compró Warner en 2011 por 3.300 millones, es en la actualidad uno de los mayores productores de musicales en Broadway y uno de los millonarios que habitualmente atracan su yate en Cannes para celebrar grandes fiestas en torno al festival de cine de la ciudad francesa.

El capital chino, de retirada

Las ofertas de Pamplona Capital y de Acces Industries, junto con Advent, un 'private equity' más tradicional, son las ofertas finalistas en la compra de Imagina. En los últimos dos meses, se han caído las propuestas de tres compañías chinas, HNA Group, Alibaba Sports y Orient Hontai Capital, una filial del sector del entretenimiento del conglomerado financiero Orient Securities Capital.

Jaume Roures, dueño de Imagina. (E. Villarino)
Jaume Roures, dueño de Imagina. (E. Villarino)

Según distintas fuentes, las empresas asiáticas han perdido fuerza en la subasta por dos motivos. El primero, la prohibición del Gobierno de Pekín de permitir la compraventa de empresas occidentales para evitar la salida masiva de capitales. El segundo, que sus ofertas preliminares han estado muy lejos de las valoraciones que Juan Abelló y Jaume Roures piden por el 'holding' audiovisual.

Según las primeras estimaciones, el 100% de Imagina había sido tasado en cerca de 2.000 millones, de acuerdo con los cálculos preliminares de Lazard y Citi, los dos bancos asesores de Torreal y Mediapro. Sin embargo, tras hacer las respectivas ‘due diligence’ o análisis interno de las cuentas, las ofertas están más cerca de los 1.500 millones por la totalidad, especialmente por la caducidad a corto plazo de los contratos de retransmisión de la Liga española de fútbol y de la Champions League, entre otros eventos deportivos.

Además de la venta del 23% en manos de Abelló a través de Torreal, el resto de accionistas de la empresa audiovisual se ha comprometido a aportar acciones suficientes para traspasar al menos el 51% del capital. Tanto Roures como Tatxo Benet, dueños del 35% del 'holding' a través de Mediapro, están dispuestos a rebajar su participación, mientras que la mexicana Televisa (19%) se desprendería de todo su paquete.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios