Estados Unidos (EEUU): El turismo de EEUU amenaza con copar los hoteles en Cuba a costa del español
ESPAÑA ES EL TERCER SOCIO COMERCIAL DE CUBA

El turismo de EEUU amenaza con copar los hoteles en Cuba a costa del español

Las empresas hoteleras españolas se frotan las manos ante la apertura de relaciones entre Washington y La Habana

Foto: Turistas pasean en un coche tirado por caballo en La Habana (Cuba). (EFE)
Turistas pasean en un coche tirado por caballo en La Habana (Cuba). (EFE)

Vida nueva para la industria turística de Cuba. Las restricciones de las visitas pronto se suavizarán para los estadounidenses que decidan irse de vacaciones a la isla, lo que supondrá un impacto muy importante para uno de los sectores más potentes del país: el turismo. Como no podía ser de otra manera, el sector hotelero –también el español– está encantado con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre EEUU y Cuba. Más dudas hay sobre cómo el nuevo statu quo afectará al turista de España.

En el caso de los hoteleros, Iberostar, con diez hoteles en el país, considera que se abre “una enorme oportunidad para la comunidad empresarial y un nuevo escenario con efectos muy positivos”. España es el tercer socio comercial de Cuba, donde están implantadas cerca de 200 compañías de nuestro país. El ministro de Industria, José Manuel Soria, ya dijo la semana pasada en La Habana que esta nueva etapa está “llena de oportunidades” para las empresas españolas.

El turismo en Cuba coge carrerilla ante la apertura de relaciones con EEUU. (EFE)
El turismo en Cuba coge carrerilla ante la apertura de relaciones con EEUU. (EFE)

Ahora la duda radica en la capacidad del sector para hacer frente a las consecuencias de esta apertura de relaciones. Algunos expertos cuestionan que los hoteles puedan absorber una afluencia masiva de turistas estadounidenses. Sin ir más lejos, un estudio del propio FMI señaló en 2008 que “eliminar las restricciones se traduciría en desplazar a los turistas actuales”, sustituidos por estadounidenses que competirían por un número de habitaciones limitado.

Aunque otros como el director de Relaciones con los Miembros de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Carlos Vogeler, descartan un crecimiento drástico y recuerdan que el levantamiento del embargo todavía no se ha producido ni lo hará hasta que la ley estadounidense no cambie. Cuba y los países de la región tienen tiempo para prepararse.

“El aumento va a ser gradual. La ley de la oferta y la demanda en otros países está en manos de los emprendedores y la oferta privada, pero en el caso de Cuba es algo muy planificado”, explica Vogeler en una entrevista con El Confidencial. Por eso considera que un hipotético crecimiento del sector turístico no tiene por qué repercutir de manera inmediata en los precios. “No nos olvidemos de que Cuba sigue siendo un país con una economía planificada”, insiste.

Hasta ahora, los únicos motivos por las que un ciudadano estadounidense podía viajar a Cuba tenían que estar tipificados en doce grupos –diplomáticos, periodistas, religiosos, académicos...–, algo que “se irá flexibilizando de manera gradual” con el correspondiente impacto positivo en el turismo. Esta situación pone a Cuba en primera línea como consecuencia de “una publicidad casi no buscada”.

“Es un poco prematuro hablar de cifras futuras, pero sabemos que ya se ha producido un incremento en el primer trimestre del año”, apunta el experto. En concreto, el turismo ha crecido un 15% respecto al mismo período del año pasado. El informe del FMI estima que un levantamiento total del embargo de Estados Unidos a los viajes a la isla haría que entre 3,5 y 5 millones de turistas estadounidenses se animasen a viajar a Cuba cada año. También cifra en un 10% el hipotético aumento de viajeros en el Caribe. Y es que Cuba no es la única que saldría beneficiada...

Los países vecinos se preparan

La apertura de la isla reforzaría la posición del Caribe como destino turístico. “Lo primero que sucede cuando entra un nuevo competidor es que el mercado crece”, argumenta Vogeler. Cuba será el gancho para visitar otros países como Jamaica, Haití o la República Dominicana, siempre y cuando estos sepan “mantener los estándares de calidad necesarios” y orientados al perfil de un turista “cada vez más exigente”. El portavoz de la OMT considera que el Caribe todavía tiene una cuota de mercado demasiado baja en el conjunto mundial, por lo que su capacidad de crecimiento es espectacular.

“Que Cuba irrumpa en el mercado no debe verse como un peligro para los demás salvo que sus competidores se duerman en los laureles“

La oferta marítima y aérea también va a crecer: “Hasta ahora los únicos vuelos entre EEUU y Cuba eran chárter o especiales y limitados a los doce grupos autorizados a viajar a Cuba, pero ahora se van a poner en marcha conexiones entre Nueva York y La Habana que cualquier pasajero podrá adquirir”, indica Vogeler. 

De las 650.000 personas de EEUU que hacen una parada en Cuba cada año, más de 550.000 son de origen cubano y su propósito es ver a la familia. El FMI calcula que levantar el embargo de viajes podría triplicar el número de estadounidenses que no son cubano-estadounidenses hasta llegar a los 300.000 anuales.

¿Qué pasará con los turistas europeos?

“Hay quien comenta que los europeos están acelerando sus planes para viajar a Cuba antes de que vayan los estadounidenses” y se dediquen a plantar un McDonald's en cada esquina, bromea Vogeler. Quizá no es un escenario tan improbable porque existen temores de que Cuba acabe perdiendo su esencia, si bien es cierto que "los cubanos son muy conscientes de la necesidad de mantener su autenticidad, uno de los valores más importantes para el turista extranjero”.

Un grupo de turistas circula por las calles de La Habana. (EFE)
Un grupo de turistas circula por las calles de La Habana. (EFE)

Este experto confía en que la apertura de relaciones entre Cuba y Estados Unidos no tenga un impacto negativo en el turismo que proviene de Europa, pues considera que la isla será capaz de asimilar un incremento gradual del número de visitas. Pero el estudio del FMI dibuja un panorama menos optimista y asegura que los viajeros europeos, canadienses y latinoamericanos que ahora van a Cuba se decantarían por otros destinos en el futuro.

Impacto en la economía cubana

El aumento del turismo en la isla se traduce en una mejora de la economía, que ya ha crecido un 4% en el primer semestre de 2015. Recordemos que el segundo sector industrial más importante de Cuba ha crecido un 15% respecto al año pasado.

Tres millones de visitantes –de los que 100.000 son estadounidenses y 350.000 son de origen cubano– aterrizaron en Cuba en 2014. ¿Podrán multiplicarse estas cifras gracias al alivio de las restricciones de las visitas? De lo que nadie duda es de su contribución a la economía cubana, “tanto en lo referente a la creación de puestos de trabajo como al ingreso de divisas y al impacto en el PIB”, precisa Vogeler.

Medidas que abren la puerta al turismo

Feria del Turismo de La Habana. (EFE)
Feria del Turismo de La Habana. (EFE)

Tras más de cincuenta años de hostilidades, Estados Unidos ha decidido suavizar el embargo a la isla, vigente desde 1961, con medidas como la reducción de restricciones a los viajes, la reapertura de la embajada estadounidense en La Habana el próximo 20 de julio o la posibilidad de que los viajeros a la isla puedan usar tarjetas emitidas por bancos de EEUU.

Además se van a establecer conexiones aéreas entre EEUU y Cuba que podrán ser utilizadas por cualquier pasajero, se amplía el número de categorías de viajeros que podrán viajar a La Habana y se abre la posibilidad de hacer escalas marítimas en la isla. “El hecho de que existan relaciones diplomáticas posiciona al destino a otro nivel, pues ya no es un país excluido”, concluye Vogeler.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios