Obama y Castro se sientan a hablar tras medio siglo de hielo entre ambos países
  1. Mundo
reunión histórica en la cumbre de las américas

Obama y Castro se sientan a hablar tras medio siglo de hielo entre ambos países

Obama le dice a su homólogo cubano que "era el momento de intentar algo nuevo" en la relación con la isla caribeña, mientras que Castro afirma estar "dispuesto a hablar de todo"

Los presidentes de EEUU y Cuba,Barack Obama y Raúl Castro, han puesto fin a un paréntesis de más de medio siglo de desencuentros entre ambos paísesal reunirse en el marco de la Cumbre de las Américas a la que asisten en Panamá. El encuentro, calificado como histórico, se ha llevado a cabo tras las sesiones oficiales. Hasta el momento no han trascendido más detalles de la reunión entre ambos dirigentes.

Obama le dijo a su homólogo cubano antes del encuentro que "era el momento de intentar algo nuevo" en la relación de Estados Unidos con la isla caribeña. Castro, por su parte, dijo estar "dispuesto a hablar de todo" en el proceso hacia la normalización bilateral.

"Ahora estamos en condiciones de avanzar en el camino hacia el futuro", subrayó el presidente estadounidense. Según Obama, la mayoría de los estadounidenses y también de los cubanos han respondido de forma positiva al anuncio para la normalización diplomática que él y Castro hicieron en diciembre pasado. "Con el tiempo es posible que podamos pasar página y desarrollar una nueva relación entre nuestros dos países", subrayó Obama.

Obama y Castro ya habían escenificadohoy el fin de la vieja enemistad que ha venido marcando las relaciones del continente americano desde hace más de medio siglo.

Frente al resto delíderes del Hemisferio, en la primera sesión plenaria de la VII Cumbre de las Américas,Obama ha dicho que su país "no será prisionero del pasado" con Cuba, que es hora de "mirar hacia el futuro" y que este "momento histórico" marca un "punto de inflexión para todala región". Y aunque reconocióque existen "diferencias", se mostró convencido de queel diálogo traerá sus frutos.

Ante el mismo auditorio,el pequeño de los hermanos Castro también ha abrazado la retórica del deshielo aunquepersonificándola en la presidencia de Obama ysin contradecirla coartada ideológica sobre la que se ha justificado el régimen en las últimas décadas: el antiimperialismo. El proceso de normalización diplomática, insiste La Habana, no es tanto una reconciliación como una victoria ante un gigante agresor (EEUU) que ha abierto finalmente los ojos.

"10 presidentes antes que Obama tienen deuda con Cuba, menos el Presidente Obama" @RaulCastroR #CumbrePanama http://t.co/wUaGojkS7T

"Diez presidentes antes que Obama tienen una deuda con Cuba, todos menos Obama", dijo Castro, subrayando que el actual presidente "no tiene responsabilidad de lo que pasó antes entre EEUU y Cuba" y que el embargo económico que pesa sobre la isla "está codificado en las leyes", en referencia a que Obama necesita el apoyo del Congreso para deshacer la madeja de regulaciones que conforma lo que Cuba llama "el bloqueo".

Incluso se permitió hacer una observación de barra de bar: "Según mi opinión, el presidente Obama es honesto. Admiro su origen humilde y pienso que su forma de ser obedece a ese origen humilde", afirmó,antes de repetir que La Habana "ha expresado su gratitud por su valiente decisión de involucrarse con el Congreso en un debate" sobre el bloqueo.

En ese mismo tono, Raúl Castro, quebromeó asegurando que hablaría durante 48 minutos para compensar el tiempo que le "robaron" al no dejarle participar en las anteriores reuniones ("Ya era hora de que yo hablara aquí", arrancó), aprovechó para apoyar a "la hermana República Boliviariana de Venezuela", al "gobierno legítimo de Nicolás Maduro" y "al pueblo bolivariano y chavista que lucha porseguir su propio camino". Acto seguido, pidió queObama "levante las sanciones" y deroge "la órden ejecutiva" firmada el mes pasado.

Finalmente, Raúl Castro pidió ayuda a los 34 mandatarios presentes para "acabar con el bloqueo comercial" y aseguró que en su país intentan "perfeccionar el socialismo", aunque dejó claro que no van a desviarse de la senda comunista. "Pese a las carencias y dificultades que tenemos, continuamos con la premisa de compartir lo que tenemos", dijo.

Maduro y Obama

En su intervención, elpresidente venezolano, Nicolás Maduro, también quiso subrayar las diferenciasentre Obama y sus antecesores, a pesar de que Washington acaba de imponer sanciones a Caracas. “El presidente Obama no es George W. Bush, eso sería una incongruencia decirlo (…) Nosotros no somos anti-estadounidenses, sino antiimperialistas”, insistió.

Raúl Castro y Obamase saludaron con unapretón de manosesta madrugada, aunqueno abordaron cuestiones trascendentes.

Se espera que Castro y Obama charlen con más calma en un encuentro pactado al márgen de la Cumbre

El deshielo que arrancó (por sorpresa y a golpe de decreto)a finales del año pasado,avanza despacio. Aunque en la isla empiezaa surtir efecto la relajación de las normas que prohíben a los estadounidensesviajar y comerciar con Cuba,no se han normalizado todavía las relaciones diplomáticas, el proceso en apariencia más sencillo y la primera meta que se marcó en diciembre.

Para avanzar,La Habana impone como condición innegociableque Washington saque a la isla caribeña de la lista de países que financian el terrorismo, un gesto que apoya el Departamento de Estado, pero quela Casa Blanca prefiere administrar con prudencia.Según la prensa estadounidense, Obama se está planteando si realizar el anuncio este mismo domingo, en el cierre de la Cumbre. Aunque lo hiciese, laactualización de la lista no sería automática y l asalida de Cuba no sería efectiva, en el mejor de los casos, hasta dentro de mes y medio.

En su intervención, Obama añadió que buscará el avance en las relaciones con el Gobierno cubano a través del acuerdo en "valores universales comunes", independientemente de la "ideología". "Este momento histórico marca un nuevo inicio entre los pueblos de EEUU y Cuba. Ahora, son más los norteamericanos que podrán viajar a Cuba, con más comercio y con, potencialmente,más oportunidades y recursospara el pueblo cubano", ha hecho saber en su primera comparecencia de la Cumbre.

"Miramos al futuro, y este cambio representa un punto de inflexión para toda la región", ha hecho saber el presidente estadounidenseen su discurso de presentación, eminemente pragmático y centrado en las oportunidades comerciales y económicas que representa una nueva relación entre Estados Unidos y las Américas, que describió "como la mejor que se ha visto en las últimas décadas".

Sobre su encuentro con el presidente cubano Raúl Castro, Obama ha reconocidoque, probablemente,existirán "diferencias significativas", pero sobre la base de "valores universales como punto de acercamiento". "Creo firmemente que si aprovechamos este impulso en nuestros puntos comunes cambiaremos las relaciones con Cuba", ha apuntado.

Obama, además, ha aludido a la necesidad de concretar, a lo largo de esta Cumbre, "un nuevo entorno de seguridad por el que se buscará reforzar la seguridad del pueblo estadounidense mediante la reducción sistemática de la entrada de armas y drogas en Estados Unidos".

Ceremonia de inauguración de la Cumbre. (Reuters)

Sobre el intervencionismo

Sobre las acusaciones de intervencionismo histórico formuladas por líderes como el presidente de Ecuador, Rafael Correa, Obama ha pedido pasar página. "Soy el primero en reconocer que hay capítulos oscuros en nuestra propia historia en los que no hemos cumplidocon los principios fundacionales del país", ha declarado. Sin embargo, y aun sabiendo que Estados Unidos "no puede reivindicar la perfección" sí "defiende la idea apropiada".

"Podemos hablar durante mucho tiempo de injusticias pasadas, pero creo que también se usa a Estados Unidos como una excusa para esconder problemas domésticos. Con eso no vamos a alcanzar progreso alguno", ha señalado. "Lo que me intresa es resolver problemas, y trabajar con todos ustedes. Por eso hemos invertido tanto en nuestras relaciones, basadas en el respeto mutuo, y en el progreso", ha terminado el presidente.

Raúl Castro Estados Unidos (EEUU) Barack Obama Cumbre de las Américas
El redactor recomienda