EN SU TERCER AÑO EN LA F1 DEBÍA TENER 3 EQUIPOS

Honda ya no bailará sola con McLaren: en 2018 llega otra pareja

Yusuke Hasegawa deja entrever que hay más equipos interesados en contar con sus motores a partir de 2018. La necesidad de evolución y la salida de Dennis son claves

Foto: En la imagen, el McLaren de Fernando Alonso (EFE)
En la imagen, el McLaren de Fernando Alonso (EFE)

McLaren no será el único equipo asociado a Honda. Esta es al menos la intención del fabricante nipón a partir de 2018. Por un lado, como uno de los objetivos presentes desde su llegada a la Fórmula 1. Por otro, ante la posibilidad de que la nueva reglamentación le obligue a ello. Por último, la salida de Ron Dennis del equipo británico ha eliminado el más férreo obstáculo para compartir propulsores con otra escuadra.

“Estamos en conversaciones sobre la posibilidad de cooperación y la oportunidad de suministrar el motor (a otro equipo), pero no hay una negociación concreta”, explicaba a 'Autosport' el responsable de Honda, Yusuke Hasegawa sobre la posibilidad de compartir propulsores con un equipo cuyo nombre no concretaba a partir de 2018.

En la imagen, Ron Dennis charlando con Fernando Alonso (EFE)
En la imagen, Ron Dennis charlando con Fernando Alonso (EFE)

"Que nos avisen antes de Mónaco"

“Ha habido un interés informal, son muy amables por mostrar cierto nivel de interés”, explicaba el ingeniero japonés, quien reconocía que los últimos avances de Honda han propiciado el acercamiento de algún equipo para interesarse por una posible colaboración. A modo de aviso, Hasegawa ponía como fecha el Gran Premio de Mónaco para recibir una petición formal de aquella escuadra que esté firmemente interesada. “Es cuando Red Bull y Toro Rosso anunciaron que utilizarían un motor Renault para este año. Es el límite para nosotros, pero cuanto antes lo sepamos, mejor”.

Según Hasegawa, ampliar su base de colaboración implicaría afrontar una mayor inversión económica, pero redundaría en una mayor velocidad de desarrollo. “Tenemos que pagar los costes también, pero es obvio que ganaríamos más información y la oportunidad de detectar errores”.

Imagen de un Red Bull y un Toro Rosso (EFE)
Imagen de un Red Bull y un Toro Rosso (EFE)

"Alguien tiene que decir no"

“No se trataba de que yo contradijera un deseo de Honda, era cuestión de tomar la responsabilidad de una decisión que va con el puesto”, resumía el pasado año Ron Dennis para culminar el rechazo a compartir motores con Red Bull cuando el fabricante de bebidas austríaco buscaba un acuerdo con el fabricante japonés. Dennis se amparaba en la imposibilidad de mantener la necesaria atención y ritmo logístico para McLaren si otro equipo compartía el suministro de propulsores, sobre todo después de afrontar las consecuencias de un desastroso 2015 donde se confirmó que Honda no estaba preparada para el desafío. Dennis no estaba dispuesto a que el recien llegado capitalizase en su beneficio las tribulaciones de su equipo.

“Estamos intentando alcanzar a nuestros rivales, en un período donde la unidad de potencia es monstruosamente compleja, y no puedes reaccionar suficientemente rápido porque algunos de los suministradores no tienen el ritmo de la Fórmula 1”, explicaba Dennis, quien utilizó todo tipo de argumentos para bloquear el compartir suministro de motores.

En la imagen, Bernie Ecclestone (Reuters)
En la imagen, Bernie Ecclestone (Reuters)

Dos equipos en el segundo año

Pero, según explicaba el propio Bernie Ecclestone el pasado año en medio de la polémica, “Honda llegó a un acuerdo conmigo y con la FIA que les permite suministrar motores a un sólo equipo en su primera temporada, dos la segunda y tres en la tercera". Fue la frontal negativa de Ron Dennis la que impidió que esta temporada Honda cubriera la segunda fase, pero todo apunta a que en 2018 McLaren no será el único equipo con sus motores. La reciente salida del hasta hace poco máximo responsable del equipo ha allanado el camino.

Además, por el acuerdo alcanzado el pasado año con la FIA, ningún equipo podría quedarse sin suministro de motores. En caso de que así ocurriera, el fabricante con menos socios en la parrilla tendría que ofrecer sus unidades de potencia y Honda es el primero en la lista. Hasegawa apuntaba que “ninguno de los equipos con motores Mercedes va a cambiar a Honda”. Pero de entre los restantes candidatos, alguien ya está anticipando que no renovará con su actual suministrador. Y no serán ni Ferrari, Red Bull o Toro Rosso.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios