una semana sin parar desde su triunfo

El frenesí postítulo de Rosberg: "Lloré con el vídeo que me prepararon mis padres"

Desde que bajó la bandera a cuadros en Abu Dabi, Nico Rosberg ha vivido una auténtico frenesí de homenajes entre baños de masas y momentos de gran emotividad

Foto: Rosberg celebró el título en Wiesbaden (Alemania), ciudad de su madre (Ralph Orlowski/Reuters)
Rosberg celebró el título en Wiesbaden (Alemania), ciudad de su madre (Ralph Orlowski/Reuters)

Este viernes, en Viena (Austria), Nico Rosberg coronará su gran sueño cuando reciba en la gala de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) la confirmación oficial y el trofeo que le acredita como campeón del mundo de Fórmula 1. Con la ceremonia completará una semana de frenesí que aún no ha terminado todavía desde que cayó la bandera a cuadros el domingo en Abu Dabi.

“Días muy intensos”, como el mismo Rosberg ha ido repitiendo durante esta semana. Desde la juerga poscarrera hasta la gala de esta noche, pasando por la visita a Malasia, a su localidad natal de Wiesbaden, en Alemania, y a la sede del equipo en Gran Bretraña, siempre entre un baño de masas. “Estoy muy cansado después de una fiesta tan dura en Abu Dabi, y también algo magullado por cómo lo celebramos con mis amigos, pero es una sensación increíble haber conseguido ese sueño de la infancia, y soy campeón del mundo”. Incluso Lewis Hamilton, a su manera, se unió a la fiesta.

"¡Ahora somos campeones los dos!"

El británico recuperaba precisamente esa infancia compartida de la que hablaba Rosberg, al publicar el pasado miércoles un emotivo mensaje por Twitter. “Decíamos que seríamos campeones entonces”, ilustrando su mensaje con una fotografía de ambos en el tiempo del karting. "¡Ahora lo somos los dos! Felicidades, Nico, hiciste todo lo que un campeón necesita hacer. Bien merecido”.

Rosberg también reflexionaba esta semana sobre algunos de los momentos que habían tenido lugar entre bastidores antes del gran premio final. “Mis mejores amigos aparecieron para sorprenderme y, por supuesto, mis padres también. Una de las cosas más emocionantes es lograr lo que mi padre hizo hace 34 años”, dijo en referencia al título de su padre, Keke, en 1982.

"Nunca antes había visto ese vídeo"

También recordó ese vídeo que tanto ha circulado en las redes sociales en el que se veía al pequeño Nico rodando en una pista particular de Ibiza en la que su padre tomaba los tiempos y le hacía el mantenimiento. “Mis padres habían preparado el vídeo de mis primeros dos días en un kart que nunca había visto antes”, reconociço. “Cuando lo vi por las noche en las redes sociales comencé a llorar, pensando en el apoyo de mis padres durante todos estos años”.

“He visto el vídeo que ha mencionado de sus primeras vueltas en un kart, y lo encontré muy inspirador”, explicaba Toto Wolff, que acompañó a Rosberg a Malasia. “Cuando ves a los pilotos hoy en la Fórmula 1 tendemos a olvidar todo el esfuerzo necesario para llegar hasta aquí. Cuando veo a ese niño pequeño en un kart, hace 25 años, me doy cuenta de nuevo de lo largo que ha sido el viaje para Nico y por todo lo que ha tenido que pasar para conseguir su sueño".

En casa de mamá

Después de terminar su famosa fiesta de celebración en Abu Dabi, que duró hasta las nueve de la mañana, Rosberg inició una intensa gira que empezó en Kuala Lumpur (Malasia), en las Torres Petronas, la sede del patrocinador de Mercedes, donde cientos de empleados le dispensaron una impresionante acogida, y con los que quiso compartir el éxito. “Las últimas 48 horas han estado repletas de emociones increíbles y esta ha sido otra, no lo esperaba en absoluto y me ha dejado anonadado. Increíble, y precioso de ver”, comentó el piloto alemán ante la recepción.

Después de Malasia, Rosberg tenía otra visita por cumplir: en Wiesbaden, capital del estado de Hesse y ciudad natal de su madre. Aunque con pasaporte finlandés por parte de su padre, es alemán por nacionalidad y lugar de nacimiento de su madre, Sina. El miércoles, el nuevo campeón del mundo fue recibido por el alcalde con una recepción oficial primero, también acompañado de su madre, y vivió a continuación otro baño de masas en la calle.

Este jueves, Rosberg visitaba la sede del equipo Mercedes para reunirse y recibir el homenaje de toda la plantilla, con Hamilton también presente. Pero hoy será el día más solenme. Como cada año, la FIA organiza la final gala de entrega de premios, que este año tiene lugar en Viena. En ella se reúnen todos los campeones de los diferentes certámenes bajo su jurisdicción. Nico Rosberg será uno de los grandes protagonistas. Y seguro que vivirá uno de los momentos donde tomará realmente conciencia de que ese gran sueño de su infancia se ha hecho realidad. Junto a él, como segundo clasificado, ese chaval que aparecía al otro lado, en esa foto de su infancia compartida en el karting.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios