¡pruébalos!

Remedios caseros para aliviar los síntomas de la alergia

Cómo olvidarte del enrojecimiento de los ojos, la mucosidad y los problemas respiratorios que te producen las gramíneas, el polen o el polvo sin medicamentos

Foto: Cuídate mucho. (iStock)
Cuídate mucho. (iStock)

Las alergias son reacciones impulsadas por el sistema inmunitario ante la exposición de un componente determinado que puede ser un alimento, una sustancia química o factores ambientales. La reacción y grado de gravedad están determinadas por el tipo que se padezca. Aunque normalmente no tienen muchas complicaciones adicionales, algunas pueden ser mortales y se debe extremar la precaución.

Las enfermedades alérgicas en España afectan a un 30% de la población, alrededor de 16 millones de personas. Entre los alérgicos, aproximadamente la mitad lo son a pólenes de plantas. Las que más problemas alérgicos producen en orden decreciente son: gramíneas, olivo, ciprés, salsola, plátano de sombra y parietaria.

A medida que se ha ido acercando la primavera, la venta de antihistamínicos ha crecido considerablemente. A pesar que el año pasado fue una estación durísima y afectó incluso a personas que no la habían sufrido nunca, las previsiones apuntan que este año será menos intensa. "Los alérgicos al polen de gramíneas se enfrentarán a una leve primavera en Canarias, litoral mediterráneo y zona septentrional, moderada en el centro y Andalucía e intensa en Extremadura", revela el doctor Ángel Moral, presidente del Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Los alimentos que más alergias producen son la leche, los huevos, el marisco, los frutos secos, el trigo, las legumbres, la soja, las frutas y el pescado

Si no es una alergia estacional sino que es patológica es posible que dificulte muchos aspectos de tu vida diaria y a la vez lleve consigo un alto coste socioeconómico. Tal y como afirma el doctor Joaquín Sastre, presidente de la SEAIC, la inmunoterapia o vacunación antialérgica debe considerarse siempre como una herramienta terapéutica de primer orden en el manejo de los pacientes alérgicos. "Proporciona una disminución significativa de los costes totales en salud inducidos por la enfermedad alérgica respiratoria, reduciendo todos los gastos", explica.

Pero para las personas que sufren innecesariamente estas reacciones estacionales o puntuales, existen remedios fáciles, naturales y caseros que ayudarán a aliviar los síntomas:

Alergias primaverales

La quercetina es un bioflavonoide natural que ayuda a estabilizar los mastocitos y evita que se libere histamina. También es un potente antioxidante que puede reducir la inflamación. Lo mejor es utilizarla como un remedio a largo plazo y tomarlo alrededor de 4-6 semanas antes de la temporada de alergias. Así que deberías añadir a tu dieta alimentos como la cebolla, la avena, las manzanas, las uvas, el brócoli, el té, las espinacas o los ajos.

Miel local para adaptar tu cuerpo al polen. (iStock)
Miel local para adaptar tu cuerpo al polen. (iStock)

La hoja de ortiga es otro antihistamínico natural que puede ser muy eficaz porque bloquea el cuerpo para que no produzca histamina. Crece en muchos lugares y se puede hacer en té (cuidado al cogerla). Se pueden combinar con otro tipo de hojas (menta o frambuesa) para hacerlo más refrescante.

En cuanto a la miel, aún queda mucho por estudiar sobre sus efectos en las alergías, pero existe la teoría de que si ingieres varias dosis diarias (tres cucharadas, y a poder ser un mes antes de la época de alergias) de este producto (que sea local), es una vacuna natural para tu alergia al polen. Al ser producida en la zona en la que vives, tu cuerpo se acostumbra y adapta a los alérgenos que hay en tu ambiente. Tómala sola o con otros alimentos pero no la cocines ni hornees porque perderá el polen que tiene por las altas temperaturas y entonces no servirá para nada.

Cuando tenemos enrojecimiento, uno de los errores más comunes es frotar los ojos para aliviarlos. Pero cuidado porque podría hacerte más daño

Tomar zumos ricos en ácido ascórbico o vitamina C ayudará a tener un sistema inmunológico más fuerte para combatir el ataque de esos agentes exteriores.

Para eliminar los mocos

El vinagre de manzana es un remedio es muy antiguo y se recomineda para una gran variedad de condiciones de salud. Para los síntomas de la alergia y el ardor de estómago es muy exitoso. La teoría es que su capacidad para reducir la producción de mucosidad y limpiar el sistema linfático lo hace muy útil. Para evitar los ataques, bebe tres veces al día un vaso de agua con una cucharada de este vinagre orgánico sin filtrar.

Vinagre de manzana, también para el ardor de estómago. (iStock)
Vinagre de manzana, también para el ardor de estómago. (iStock)

El agua con sal es estupenda para acabar con los atascos nasales producidos por la mucosidad. Cierto es que existen algunos inhaladores que funcionan de maravilla y que desatascan al instante, pero como no conviene abusar de ellos puedes preparar una solución casera por tu cuenta. Solo necesitarás una taza de agua mineral tibia y una cucharada de sal. Mezcla bien estos ingredientes, asegurándote previamente de que el agua no esté demasiado caliente, y vierte una cucharadita en cada uno de tus orificios nasales, respirando este líquido. Debido a las propiedades antisépticas de la sal y el efecto del agua tibia, conseguirás disminuir efectivamente la congestión nasal y drenar la mucosidad. Si haces gárgaras con este agua (30 segundos, 4 veces al día), también los eliminarás de tu garganta.

Las infusiones de menta, hinojo, melisa o eucalipto (aunque si puedes hervirlas y aspirar los vapores, mejor) ayudan a mejorar la respiración. Aspira el vapor durante al menos 10 minutos 2 veces al día y verás cómo consigues eliminar los mocos más rápido de lo que piensas. Además, tomar una ducha de agua caliente hará que el vapor de agua afloje los atascos nasales y se drenen.

Enrojecimiento de los ojos

Manzanilla. (iStock)
Manzanilla. (iStock)

Es un órgano muy delicado y algunas alergias pueden derivar en conjuntivitis y esta ser el detonante de algo más serio. Cuando tenemos irritación o enrojecimiento, uno de los errores más comunes es frotar los ojos para sentir sensación de alivio. Sin embargo, hacer esto no aliviará la inflamación, sino que podría hacerte más daño.

Para evitar más problemas, se puede usar la manzanilla, debido que los componentes de está hierba son ideales para darle su tonalidad normal a nuestros ojos. Se necesitará dejar la bolsita con esta planta en un recipiente con agua caliente, después meterla en el frigorífico y dejarla reposar por 24 horas. Después podremos utilizarla 3 veces al día, empapando una bolita de algodón con esta infusión o poniendo la misma bolsita directamente. Aplicar directamente sobre cada párpado y dejarlo actuar durante unos minutos.

El agua de rosas, la zanahoria, el pepino, o la patata son otros de los remedios para evitar el enrojecimiento. Puedes cortar unas rodajas de estos alimentos (que estén fríos) y ponerlas en cada ojo, asi los refrescarás, una vez se vayan templando sustitúyelas por otras. En cuanto a los pétalos de esta flor, tienen una ación calmante y refresacante ideal para el enrojecimiento. Sumerge un algodón en agua y colócalo durante diez minutos en cada ojo.

Alergia alimentaria

Son una respuesta exagerada del sistema inmunológico por el consumo de un alimento en particular. Tal y como señala Montserrat Fernández, del Servicio de Alergia del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, la respuesta normal del sistema inmunitario ante los alimentos es tolerarlos. Sin embargo, en algunos casos genera una respuesta alterada que puede provocar que, cuando las personas consuman determinados comestibles, se desencadenen efectos nocivos y reacciones por parte del sistema inmunológico que dan lugar a las alergias alimentarias. Los alimentos que con más frecuencia producen alergia son la leche, los huevos, el marisco, los frutos secos, el trigo, las legumbres, la soja, las frutas y el pescado.

Erupciones, picores en la piel, congestión nasal, esturnudos, lagrimeo de los ojos, vomitos, náuseas o diarrea, son algunos de los síntomas más comunes. No existe una prevención como tal para una reacción por la alergia de un alimento determinado. Si te sucede debes acudir rápidamente a urgencias para que te bajen la reacción. Beber agua en abundancia es muy importante y si lo mezclas con dos cucharadas de avena, es muy posible que frenes el proceso.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios