¿para toda la vida?

Que no te pase lo que a Bustamante: por esto rompen las parejas

El amor es muy subjetivo. Cada relación es un mundo y la llama a veces de apaga pero, ¿por qué? Te contamos los principales motivos

Foto: Nada es para siempre. (iStock)
Nada es para siempre. (iStock)

Como dice la canción de 'la más grande', Rocío Jurado, "se nos rompió el amor de tanto usarlo". Muchos pensarán que el amor es para toda la vida y que lo que sienten jamás podrá ser destruido, pero qué equivocados están. Lo de que este sentimiento es eterno es una utopía, todos lo tenemos en algún momento de nuestras vidas, pero es más efímero de lo que muchos piensan. No desaparece sino que se transforma, quizá el día a día lo convierta en cariño, pero lo que está claro es que esa sensación del primer día no dura tanto como nos gustaría y acabamos provocando esa ruptura tan necesaria, y si no que se lo digan a Bustamante y Paula Echevarria, o Brad y Angelina.

Un estudio publicado en 'Personality and Social Psychology Bulletin', realizado por varias universidades, afirma que cuando estamos en una relación de pareja, más las mujeres que los hombres, tienden a fijarse en mayor medida en los aspectos negativos que en los positivos. Cuando queremos "formalizar" la relación con nuestra pareja, no arriesgamos y preferimos analizar los pros y contras. Estos aspectos suelen estar centrados en los rasgos de su personalidad, en su estatus social, amistades, familiares o creencias religiosas.

La publicación examinó la respuesta de 6.500 participantes en diferentes contextos: sexual, romántico y de amistad, teniendo en cuenta los valores que más destacaban en cada uno de ellos.

Sabiendo que, como cantaría Rosa López, 'el corazón es el que manda' y cada amor es un universo diferente, los investigadores encontraron que los principales motivos de ruptura coincidían: tener un estilo de vida poco saludable, la atracción física, rasgos de personalidad poco compatibles, ideologías religiosas opuestas, condición social limitada, objetivos distintos en lo que a la relación se refiere, y en el que más coincidían, sexo. La acumulación progresiva de problemas termina haciendo mella en la relación, que termina acabando de una manera u otra.

La comunicación entre parejas es de vital importancia. (iStock)
La comunicación entre parejas es de vital importancia. (iStock)

Sexo

El sexo es un 70% de la relación. Muchos lo negarán pero en el fondo reconocerán que no practicarlo lo suficiente o no tener los mismos gustos en la cama es la mayor parte de las veces el problema serio de una relación. Diversos estudios demuestran que la falta de contacto físico lleva no solo a un distanciamiento espacial sino también emocional de las parejas. Casi el 100% de los matrimonios que dicen tener entre poco a nada de sexo muestran a la larga un grado de insatisfacción marital mucho mayor que aquellos que tienen relaciones de una forma más o menos regular. Y como suele decirse, "lo que no tienes en casa lo acabas buscando fuera", por lo que los matrimonios acaban rompiéndose.

Según un estudio realizado por 'CyberPsychology and Behaviour Journal', más de 28 millones de rupturas se deben a WhatsApp o Facebook

Comunicación

Si hay una culpable inequívoca de que la relación ha terminado, sin duda alguna es la falta de comunicación. La necesidad de comprensión mutua fue identificado como algo importante por todos los participantes. Las conversaciones fueron valoradas como una forma de mantenerse en contacto y aliviar el estrés y la tensión cotidiana. Los participantes se mostraron decepcionados cuando no se compartían las experiencias cotidianas y las discusiones (sobre todo las que versaban sobre asuntos financieros) fueron señaladas como el peor aspecto de una relación, según un estudio británico realizado por un grupo de investigadores de The Open University.

Economía

Las trifulcas sobre dinero son las principales causas de insatisfacción en una relación. Tal como aseguran las profesoras de finanzas Sonya L. Britt y Sandra J. Huston, por sorprendente que pueda parecer, las discusiones financieras causan más conflictos matrimoniales que la infidelidad, los niños, las tareas del hogar o los problemas sexuales. Su estudio, publicado en la revista 'Journal of Family and Economic Issues', recoge un análisis de las respuestas que casi 1.700 mujeres dieron sobre el tema en el Longitudinal Study of Youth, una enorme investigación que analizó la vida de estas entre 1988 y 2006.

Otros motivos

Según un estudio realizado en 2013 por 'CyberPsychology and Behaviour Journal', más de 28 millones de rupturas son gracias a apps como WhatsApp o Facebook. La tecnología nos ha traído cosas muy buenas pero también tiene su lado oscuro: los celos y la desconfianza. Estas rupturas estarían provocadas por el conocido síndrome del 'double check' (al que la aplicación ya han puesto remedio) y que se trata de cuando llega un mensaje a su destinatario y este lo ve, pero no responde. Aunque su interpretación no es correcta, muchos lo estiman así y les genera un estado de ansiedad por no ser respondido que genera todo tipo de discusiones y rupturas.

Otro estudio realizado por científicos de la Universidad de Western en Ontario, Canadá, y que realizaron a 6.500 personas, descubrió que las principales razones por las que las mujeres dejan a sus parejas son la falta de higiene, la estabilidad económica y lo perezosos que sean en la relación. Sin embargo, ellos terminaban con el amor, por la falta de sentido del humor, el sexo y la desconfianza.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios