UNA GUÍA PARA HOMBRES

Los profesionales del flirteo te enseñan sus métodos para ligar

No es magia: a buen seguro conocen los tipos de conversaciones, miradas y movimientos infalibles para llevarse el gato al agua

Foto: Nunca ha habido método mágico ni '10 sencillos pasos' para conquistar a la persona que tienes enfrente. (iStock)
Nunca ha habido método mágico ni '10 sencillos pasos' para conquistar a la persona que tienes enfrente. (iStock)

No hace falta ser devastadoramente encantador, famoso y atractivo como los Clooneys o Goslings de este mundo para seducir al sexo opuesto. Tampoco tienes que aparentar ser un príncipe azul ni un personaje sacado de una novela de Jane Austen. Atrás quedaron los tiempos de los sombreros de copa, las frases hechas e incluso el excelso galán que siempre invitaba a copas. La verdad es que nunca ha habido método mágico ni '10 sencillos pasos' para conquistar a la persona que tienes enfrente; pero sí existen algunos afortunados a los que esto del coqueteo se les da muy bien.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Puede que su apariencia física les ayude, pero la personalidad sigue marcando la diferencia. La ciencia tiene su librillo: sonríe, habla con un tono más alto, saca a relucir tu mirada arrebatadora... Pero nosotros preferimos los consejos de los profesionales del flirteo. No, no nos referimos a escorts ni geishas, sino a personas en bares, centros comerciales y tediosas oficinas cuyos trabajos les obligan a perfeccionar el arte del cortejo. No es magia: a buen seguro conocen los tipos de conversaciones, miradas y movimientos infalibles para llevarse el gato al agua.

Sigue la partitura que componen estos profesionales y conseguirás su teléfono, unos 'matches' virtuales o amanecer acompañado

Estos maestros cuentan sus consejos en el portal 'Askmen' para sobrevivir en este campo minado del coqueteo. Puestos en práctica, no solo sirven para prender la chispa del amor romántico, sino también para avivar amistades y mejorar las relaciones en entornos profesionales. Sigue la partitura que componen estos profesionales en su día a día y lograrás aquello que deseas, ya sea conseguir su teléfono, unos 'matches' virtuales o amanecer acompañado en la cama.

Aprende a reírte de ti mismo

No debería sorprendernos que el humor sea una cualidad fundamental en cualquier relación. Si te diviertes durante la conversación, ella también lo hará. No se trata de hacer chistes que hagan llorar de risa, sino de mostrarle a la persona que tienes enfrente que no te tomas todo tan en serio y que también puedes ver el punto ligero a la vida. “Ser capaz de reírse de uno mismo es muy eficaz para crear una relación instantánea. Para empezar, no solo relaja, sino que aleja esas primeras impresiones de intimidación y arrogancia”, aconseja un exbarman que ha estado no una, sino dos veces en el programa First Dates. “Cuando estaba trabajando de barman, e incluso cometiendo errores, con solo ser amable, disculparme y reírme de mí mismo, me daban las mayores propinas”.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Hazlo personal

“Mi objetivo en cada reunión es conseguir que se sientan lo suficientemente relajados y cómodos conmigo para hablarme de su vida personal 10 minutos después de sentarnos”, dice un responsable de relaciones públicas de una conocida marca de comida a domicilio. Hay que fijarse en los pequeños detalles: por ejemplo, si mencionan que se han mudado, preguntarles sobre sus compañeros de piso. “Suelo decir algo bien rápido sobre mi vida personal; eso también ayuda a los demás a abrirse. Los mejores temas suelen ser: dónde viven, con quién lo hacen, cuánto tiempo han estado en su trabajo o qué hicieron antes, ya todo esto suele conducir a lo más interesaste: de dónde son y sus relaciones”, recomienda.

Nunca dejes de escuchar

Palabra de mayordomo: “Para escuchar con atención, lo que me funciona mejor es borrar de mi mente el resto de la habitación, así tan solo me concentro en una única persona. Suelo repetir lo que me dicen en mi cabeza para la atención no se disperse”.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Gafas nuevas?

“Si te gusta la chaqueta o las gafas de alguien, díselo. Siempre es agradable ser elogiado. Pero nunca complementes a alguien sobre cosas que no pueden cambiar. Por ejemplo, su apariencia física. Sería cutre e inapropiado”, aconseja un consultor de una agencia de comunicación. “Además, mira a la gente a los ojos para mostrar interés y demostrar que estás prestando atención. Es increíble la cantidad de gente que me dice lo 'sincero' que parezco por hacerlo. Si en realidad supiesen que lo hago porque estoy medio sordo…”. Otros, en cambio, recomiendan coger a la persona con la guardia bajada y elogiar algo que no se esperen, por ejemplo, sus hombros (sí, sus hombros). Aunque eso sí, no te líes a hablar de su perfume si en realidad no tienes ni idea. En cualquier caso, sé cortés y respetuoso.

La mejor forma de romper el hielo para ligar: habla sobre lo que tenéis en común y hazlo con humor

Utiliza tu cabeza, literalmente

Un truco muy fácil de hacer que deberíamos incorporar en cada una de esas conversaciones importantes: “Si estás tratando de que alguien te dé la razón, o quieres inspirar confianza, en el momento de responder afirmativamente ('sí', 'claro', 'por supuesto') asiente con la cabeza al mismo tiempo", recomienda un responsable de una agencia de marketing.

Habla sobre experiencias comunes

Un ejecutivo de cuentas ha dado con la forma de romper el hielo: habla sobre lo que tenéis en común y si lo haces con humor, mejor todavía: "Esta mañana mantuve abierta la puerta del ascensor para una mujer que trabaja en mi mismo edificio. Le pregunté cómo iba y me dijo que se iba a ir a Nueva York el fin de semana. 'Curiosamente, yo también voy. Tal vez nos encontremos en un ascensor en Nueva York entonces', respondí". El humor nos hace sentir más cómodos en la compañía de extraños.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Qué es lo peor que podría pasar?

“Es normal ponerse nervioso en reuniones con clientes cara a cara. A veces puede ser hasta beneficioso, porque podría ser interpretado como emoción ante su marca o producto. A mí me sirve la mentalidad de 'en realidad no me importa'. Me da una sensación de fuerza y calma. ¿Qué es lo peor que podría pasar? Incluso si estás sudando mucho, si chocas con tu cliente o le derramas café caliente por encima, lo mejor es que te lo tomes como una historia de la que te reirás algún día", dice un experto en relaciones públicas. Estos mismos consejos, útiles para el trabajo, pueden usarse a la hora de ligar.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios