ATRÉVETE

Cómo ligar con una supermodelo, contado por ellas mismas

La sociedad las presenta como niñas mimadas cuyas expectativas son tan elevadas que cualquiera que lo intente con ellas fracasará sin remedio

Foto: Entre los hombre heterosexuales resuena un mismo ideal erótico: las supermodelos. (iStock)
Entre los hombre heterosexuales resuena un mismo ideal erótico: las supermodelos. (iStock)

Puede que para muchos esto de ligar se haya vuelto surrealista. Los mensajes de Whatsapp han tomado el relevo a las llamadas telefónicas, los restaurantes ahora se llenan de citas online y cada semana surge una nueva moda destinada a transformar el arte del cortejo. Tanto cambio sobrecoge. Pero los puristas pueden estar tranquilos, porque al menos una cosa permanece intacta. Entre los hombres heterosexuales resuena el mismo ideal erótico: las supermodelos.

Por desgracia o por fortuna, la imagen de la supermodelo tampoco ha cambiado mucho. Piernas de escándalo, tacones altos, cuerpo definido y un índice de masa corporal inferior a la media conforman la receta para ser el perfecto ángel del secreto victoriano. Ligar con ellas puede parecer un Everest, un imposible, una fantasía inalcanzable.

Sé valiente

¿Cómo ligar con tus sueños? Hay quien lo expresaría así, como si las supermodelos no fuesen de este mundo, como si las mujeres atractivas no son las que ellos conocen. La teoría de que las mujeres en lo más alto de la escala de la belleza convencional son tan sobrenaturales, exigentes y deseadas que ningún hombre común, ningún corriente mortal, podría ligar con ella. ¿Tu mejor frase? Ya la ha escuchado. ¿Tu mejor regalo? Lo tendrá, y repetido. ¿Conoces una cala preciosa supersecreta? Solía salir con el tío que poseía la isla entera. La sociedad las presenta como niñas mimadas, siempre aduladas, cuyas expectativas son tan elevadas que cualquiera que lo intente será sepultado por la pesada losa del fracaso y la frustración, sin entender que, spoiler alert, también son seres humanos.

Miranda Kerr recomienda: "Si realmente quieres impresionar a una mujer, tienes que ser lo suficientemente valiente para ser tú mismo"

Si atendiéramos a los estudios, deberíamos desplegar una belleza apolínea -altos, guapos y formidos- para (tan solo) llamar su atención. Pero esto no es el plató de Mujeres y Hombres y Viceversa, es la vida real, donde el físico importa, pero no lo es todo. Así que no hay mejor forma de descubrir cómo ligar con una supermodelo que atender a lo que las diosas de la industria, Miranda Kerr, Adriana Lima o Doutzen Kroes, tengan que decir.

Miranda Kerr prefiere los hombres con confianza en sí mismos, pero a la vez humildes y abiertos
Miranda Kerr prefiere los hombres con confianza en sí mismos, pero a la vez humildes y abiertos

Ponte en situación. Entras en el café de siempre y te encuentras a Miranda Kerr, sola, enfrascada en la pantalla de su portátil: ¿qué haces? "Simplemente acércate, sonríe y saluda", dice la modelo en la versión americana de 'GQ'. "Que no sea extravagante y sin duda no digas frases hechas. No hay nada más atractivo que un hombre con confianza en sí mismo, pero a la vez humilde y abierto. Si realmente quieres impresionar a una mujer, tienes que ser lo suficientemente valiente para ser tú mismo”, aconseja. Por la misma línea va Adriana Lima. "Por lo general, los chicos están nerviosos. Creo que me tienen miedo", se sincera. "Sé como realmente eres. No trates de ser otra cosa. Si estás nervioso, estate nervioso. Si eres tímido, sé tímido. Es bonito", dice a 'Askmen'. Otra brasileña, Alessandra Ambrosio, asegura que lo que más valora es esa confianza, además de tener sentido del humor.

La primera cita

Cualquier sitio es bueno, no hace falta que sea un café o una discoteca. La americana Lindsay Ellingson conoció a su primer novio tras un desfile. Según ella, iba con un aspecto descuidado y, aun así, la pidió salir, por lo que pensó: "Realmente le debo gustar a este chico". Tampoco creáis que hace falta un cuerpo hercúleo. "Prefiero que no estés muy musculoso. Busco lo natural. Puedes hacerlo sin necesidad de una tableta de chocolate", dice Kerr. Ya sabéis, si estáis interesados, daos prisa, que la modelo pronto se casará con el fundador de Snapchat, Evan Spiegel.

¿Demasiado temprano para pedirle el número? “La vida es corta, así que nunca es pronto para preguntar"

Siguiente paso. Ya hemos conectado, la conversación ha ido bien, quizá hayamos bailado juntos si estábamos en un bar y ahora la chica en cuestión se marcha por la puerta. ¿Demasiado temprano para pedirle el número? "La vida es corta, así que nunca es pronto para preguntar. Pero aunque consigas el número, lo mejor es que no asumas nada. Creo que la amistad llega antes que el amor. Las mujeres tenemos un sexto sentido y podemos ver cuando un hombre solo quiere una cosa", dice Kerr.

Sorprende a tu cita con un plan fantástico. (iStock)
Sorprende a tu cita con un plan fantástico. (iStock)

Ya tenemos su número. Llega el turno de proponer una cita; si no lo hace ella antes, claro. La modelo holandesa Doutzen Kroes optaría por un almuerzo, por si acaso el pretendiente sale rana y tiene la necesidad de escapar. Si la Ellingson se te pone a tiro, invítala a algún espectáculo o llévala al parque a montar en bicicleta y beber vino sobre un mantel a cuadros. Para conquistar a la brasileña Lima lo mejor sería elegir un restaurante romántico, postre dulce y buena conversación y, una vez ya más en vereda, algo que implique lencería, chocolate y perfume. Y, si en cambio te cautiva Ambrosio, habría que pagar la cuenta al final.

Deja el móvil para otro momento

En estos tiempos que corren, en una cita el móvil puede ser más que un obstáculo. "No es atractivo. Es, más bien, algo de niñas: te hace parecer una adolescente. Especialmente si hablas sobre fiestas y a qué clubs vas a ir y quién va a estar allí", asegura Lima. Tampoco hay necesidad de hacerse el macho: "Nunca golpees a alguien para defender mi honor. Tienes que controlarte, incluso si la otra persona está borracha y loca. Tan solo di: 'Vayamos a casa'. No tienes ni que decirle nada. No veré a esa otra persona nunca más. No me gustan las peleas ni las personas agresivas".

¿Y si le mandamos un mensaje la mañana próxima? ¿Demasiado pronto? "Para nada. Hace que una mujer se sienta más apreciada y, una vez más, muestra confianza en sí mismo. La vida es mucho más excitante cuando vives el momento en vez de imponer reglas de qué hacer y cuándo hacerlo", declara Kerr.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios