13 cosas que hacen todos los infieles. Descubre si te está poniendo los cuernos

aaa 1. Utiliza el móvil a escondidasSi su pareja no era un redactor de textos antes y comenzó a enviar mensajes de texto de repente

Foto:
1 de

13 cosas que hacen todos los infieles

Estás leyendo esto por varias razones: piensas que tu pareja te está poniendo los cuernos, el infiel eres tú y no quieres que te pillen, o simplemente buscas información al respecto para que nadie te la pegue en el futuro. Bien, pues estás en el sitio indicado.

Hay una serie de actitudes que cometen todas las personas que están engañando a su amorcito, y que son fáciles de detectar si estás atento. Algunas son obvias, pero otras no tanto. Pasa las flechas de la derecha para descubrirlas.

2 de

1. Utiliza el móvil a escondidas

"Te vibra el móvil, cariño", "Da igual, no será importante". Y al teléfono le siguen llegando notificaciones. Bien, es una de las señales: no responde cuando estás tú delante.

Además, antes usaba el móvil, pero no tanto. De pronto, utiliza apps que nunca utilizaba y tiene el whatsapp siempre 'on fire'. De hecho, le llegan mensajes a altas horas de la noche y durante el fin de semana. Dice que es trabajo, pero no cuela. O, al menos, no tanto como le gustaría.

Para contestar, se lleva el móvil a sitios apartados. Al baño, al salón, a la cocina... Se ha convertido en una persona pegada a un teléfono móvil. Y, en cuanto le pillas con el aparato en la mano, lo esconde y deja de hacer lo que estaba haciendo.

3 de

2. Tiene nuevos gustos

De pronto, tiene gustos raros y/o diferentes a los que siempre ha tenido. Es decir, comienza a escuchar un estilo de música que nunca antes había oído, te habla de grupos nuevos que ha descubierto, lee libros nuevos de una temática que no es la suya... e, incluso, tiene aficiones diferentes.

Cuando una persona comienza a tener aficiones nuevas y no te cuenta de dónde le vienen o cómo las ha descubierto, malo. Tienes razones para sospechar.

4 de

3. Hay un cambio drástico en su apariencia

Las personas se someten a un cambio de imagen cuando quieren obtener un ascenso en el trabajo, cuando llegan a una edad significativa (cumplen los 30, 40 o 50)... o cuando comienzan una nueva relación.

Por eso, si tu amorcito de pronto ha modificado su peinado, se ha dejado barba (si es él), se ha cambiado el maquillaje (si es ella) sin razón aparente, solo porque "necesitaba un cambio", hay serias posibilidades de que te la esté pegando.

5 de

4. Esconde detalles financieros

Antes tenías acceso libre a la cuenta de tu pareja. Pedías dinero y te lo daba, o viceversa. Pero desde hace un tiempo se comporta extraño en relación a las finanzas, detallan en 'Prevention'. Se pone nervioso cuando llegan cartas del banco, tiene menos cash en la cartera, no te da acceso libre a su cuenta...

6 de

5. Se ducha demasiado y en momentos extraños

Antes se duchaba casi siempre a las mismas horas, pero desde hace unas semanas se mete al baño nada más llegar a casa. Son comportamientos que antes no había tenido. Además, llega de la calle y no quiere acercarse mucho a ti (porque huele a otra persona o porque se siente incómodo).

Lo cuenta bien en 'Cosmopolitan' este buen hombre al que su pareja le puso los cuernos: "Se cambió todas las contraseñas y comenzó a dormir con el móvil bajo la almohada. Además, comenzó una amistad con una vecina, la misma que llevaba en el barrio 13 años y con la que hasta entonces no había cruzado palabra. Ambas comenzaron a tener 'noches de chicas'. Volvía a casa dos horas después de la hora de cierre del bar porque estaba demasiado ebria como para conducir. Llegaba a casa y se daba una ducha, siempre. Desde luego, hubo muchas señales que ignoré...".

7 de

6. Cambia sus horarios de trabajo

Otra señal importante viene de su entorno laboral. De repente tiene horarios nuevos, reuniones a altas horas de la noche, viajes de empresa en fines de semana, congresos a los que tiene que acudir por obligación... A ello se suma que le preguntas detalles acerca de sus compromisos laborales y te contesta con evasivas y sin mirarte a los ojos.

8 de

7. Se compra nueva ropa (y lencería)

Al cambio de imagen va ligada la compra de nueva ropa. Las prendas que comienza a adquirir se salen de su regla: nada de vaqueros, jerséis o camisas. De pronto, tu amor comienza a vestir más atrevido, más juvenil o más seductor, como si se gustase más y quisiera impresionar a alguien (que no eres tú).

A ello se suma la renovación de la ropa interior. Las mujeres compran conjuntos de encaje muy provocativos y los hombres renuevan sus calzoncillos. Los más confiados piensan que su pareja quiere seducirles o reavivar la llama de la pasión, cuando en realidad han adquirido esas joyitas para sentirse 'renovados' y sexis en manos de otra persona.

9 de

8. Tiene cambios bruscos de humor

Las personas infieles suelen tener un gran cargo de conciencia que les lleva a tener cambios bruscos de humor. De repente tu pareja es muy dulce y atenta contigo, y al segundo se coge una rabieta del quince por algo que has hecho mal, a su parecer. Esto le ocurre sobre todo a las mujeres que engañan a sus parejas, pues los hombres llevan mucho mejor este doble juego.

10 de

9. Quiere tiempo en solitario

A las nuevas aficiones culturales o de ocio se suma que se comporta como si fuera una persona soltera, en el sentido de que quiere estar tiempo a solas consigo mismo. Los fines de semana que eran para disfrutar en pareja se han convertido, poco a poco, en tiempo para disfrutar de su soledad. Prefiere leer libros, revistas, jugar con el móvil, trabajar o quedar con amigos a pasar el día contigo como hacía antaño.

11 de

10. Cambia las contraseñas

El código de desbloqueo del móvil no es el mismo que antes. Y el del ordenador tampoco. Mmmm... sospecha. ¿Por qué de pronto no te da acceso libre a su teléfono ni a su computadora si no tiene nada que esconder? Seguro que es porque tiene una de estas apps que usan los infieles.

12 de

11. El sexo es diferente

Si antes tenía la libido muy alta, ha bajado, y viceversa. No se comporta igual, y no quiere innovar mucho en la cama (porque ya tiene noches nuevas con otra persona). Antes quería hacer el amor contigo cada noche y ahora siempre tiene algo que hacer, o bien ahora quiere practicar sexo mucho más que antes porque se siente culpable y no quiere que le pilles. Cualquier cambio significativo en la cama, es digno de sospecha.

13 de

12. De repende es muy detallista (regalos, sorpresas...)

Te hace regalos más caros y sin razón aparente. Te da besos porque sí o se te queda mirando embobado. Sospecha: se siente culpable y quiere aliviar su conciencia tirando de tarjeta o de romanticismo.

14 de

13. Sientes que te está engañando

A veces no hay señales de que tu pareja te esté poniendo los cuernos, pero lo sientes. No sabes por qué, pero tu estómago te dice que te está engañando. Bueno, no hay que ser paranoico ni celoso, pero si el presentimiento es fuerte y duradero, es posible que estés en lo cierto. Afronta el problema hablándolo cara a cara o toma una firme decisión. Recuerda que nadie se merece estar con una persona que le hace sentir mal, así que si crees que te es infiel... huye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios