Y LAS MUJERES SE LO CREEN

"Voy a jugar al golf": las cinco excusas más comunes entre los hombres infieles

Una web británica para adúlteros ha revelado cuáles son las mentiras más empleadas por los maridos cuando quieren engañar a sus esposas. Descubre cómo se lo curran

Foto: Cariño, cielo, no me dejes marca (.iStock)
"Cariño, cielo, no me dejes marca" (.iStock)

Hombres infieles, tenéis que poneros las pilas. Todos usáis las mismas excusas para mentir a vuestras parejas. La web británica 'Illicit Encounters', que facilita los encuentros entre los adúlteros y sus amantes, ha revelado cuáles son las mentiras más recurridas por los varones para ocultar sus affaires, tras realizar una encuesta entre 2.000 usuarios de la plataforma. Jugar al golf, ir al gimnasio... descubre qué poco se lo curran ellos para engañarlas.

1. "Cariño, estoy jugando al golf"

De acuerdo con sus resultados de la encuesta, el 34% de los maridos infieles asegura estar jugando al golf cuando en realidad está en las bragas de su amante. El portavoz de la página, Christian Grant, explica por qué esta excusa es la más empleada: "Decir que tienes un partido de golf te cubre totalmente, sobre todo porque el juego se puede alargar muchas horas, pues no es lo mismo que hagas 18 hoyos que 9".

Uno de los encuestados infieles, que se hace llamar 'Tony 44', recomienda a sus compañeros el empleo de esta mentira: "Realmente no requiere mucho esfuerzo. No obstante, si quieres currártelo más y que tu mujer no te pille lo mejor es que te inscribas en un club de golf; hay muchos que son bastante baratos. Además, hacerte con algo de equipamiento, como unos guantes, no te costará mucho dinero. Así le darás más credibilidad a la excusa y no correrá peligro tu matrimonio".

2. "Tengo mucho trabajo"

La excusa del golf solo sirve para hombres de cierto nivel económico. La siguiente más empleada es la del exceso de trabajo, empleada por el 27% de ellos. El infiel asegura quedarse hasta tarde en la oficina acabando informes o se inventa reuniones laborales ineludibles. Y trabajando están, pero trabajándose a otra. La pobre esposa no se entera de nada y no tiene motivo por el que dudar. "El deber te llama, lo entiendo cariño. Que te sea leve".

3. "Estoy tomando algo"

Cada miembro de la pareja suele tener su círculo de amigos. Ellas no suelen acudir a las reuniones de machitos en el bar, y ellos no están dispuestos a ir a los brunch de los domingos. Esto hace que la mentira de "estoy tomando algo" o "me bajo al bar" sea la tercera más empleada por los infieles. Un 13% se decanta por esta opción. En realidad es una excusa que conlleva una mentira piadosa, porque el adúltero sí que está tomando algo... pero no con quien su mujer cree. La culpa, de este modo, se reduce significativamente.

[Cómo pillar a un infiel en menos de cinco minutos]

4. "Me voy al gimnasio, amorcito"

El 5% de los encuestados aseguran irse al gimnasio para quedar con su amante. Es un gran pretexto, porque a la esposa nunca le dará por ir al deportivo a buscar a su maridito. Otro punto positivo es que este puede llegar exhausto, sudoroso, cansado... tras una intensa sesión de sexo con su aventura, y la esposa pensará que todo es fruto de la cinta de correr y las pesas. Desde luego que bien pensado está...

5. "Tengo que ir a hacer unas compras al súper"

El 4% de los infieles dice que se va al supermercado cuando queda con su aventura. Esta es la excusa que menos nos convence. ¿Vas a tardar dos horas en comprar unas naranjas? ¿En serio? ¿Tu mujer se va a tragar que había tanta cola en la tienda para que se te haya hecho tan tarde? No obstante, los datos son los datos. Si esta mentira es tan empleada será porque funciona. Querido lector, si eres uno de este 4%, ilústranos.

6. Otras...

Ni gimnasio, ni trabajo, ni copas... El 17% de los usuarios que fueron encuestados se lo curra más. Son mentirosos como los anteriores pero más creativos. Contestaron que utilizan "otra" excusa para mentir a su pareja mientras se lo pasan en grande entre las piernas de su amante. No especificaron, suponemos que para no dar ideas al resto de infieles (si pillan a uno con su excusa, corren peligro). Imaginamos que entre las más empleadas estarán "voy a sacar al perro", "me voy a ver a mis padres", "voy a dar un paseo con la bicicleta", "he quedado con Fulanito"... ¿no? Una vez más, pedimos la colaboración de los influyentes de este diario para salir de dudas.

[Y, querido infiel, recuerda que la engañada siempre sale ganando al final].

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios