CRITERIOS DE GÉNERO

La infidelidad en hombres y mujeres: cuáles son las diferencias reales

Diversos estudios reflejan que hombres y mujeres no tienen los mismos parámetros para definir cuándo se produce un engaño en la pareja

Foto: Un 65% de las mujeres considera una relación emocional como un engaño. (iStock)
Un 65% de las mujeres considera una relación emocional como un engaño. (iStock)

Las relaciones de pareja hoy se pueden establecer de incontables maneras, desde la clásica monogamia hasta las relaciones poliamorosas, pasando por todo tipo de variaciones. Sin embargo, en una relación de exclusividad con la pareja, mujeres y hombres tienen diferentes conceptos para definir qué considerarían un engaño.

Según un estudio publicado recientemente por la revista británica 'Sexual and Relationship Therapy', los hombres tienden a considerar más los actos físicos que los emocionales como una infidelidad, mientras que en las mujeres ambos estarían más igualados.

Relaciones emocionales

La investigación contó con la participación de 354 estudiantes universitarios estadounidenses, a quienes se les preguntaba por distintos actos sexuales y emocionales, viendo que las mujeres consideraban en un porcentaje más alto los actos emocionales como una infidelidad, mientras que los hombres son más reticentes a considerar una relación emocional como un engaño.

Estos resultados se avalan con otro estudio publicado por la International Academy of Sex Research que, en la misma línea, concluía que un 65% de las mujeres consideraba una conexión emocional de la pareja con otra persona como un engaño, frente a un 46% de hombres con esta percepción. Entre parejas homosexuales y bisexuales, los resultados muestran menos preocupación por una infidelidad, tanto en el plano físico como emocional.

Ver porno no se considera un engaño para la pareja ni por hombres ni por mujeres, dado que está socialmente más aceptado

Una noche de sexo sin implicaciones

Los hombres consideran tener una noche de sexo con un extraño una traición en mayor medida que el hecho de que su pareja esté enamorada de otra persona, mientras no haya pasado nada entre ellas, mientras que las mujeres tienen estas concepciones más igualadas, tendiendo a considerarlas como una infidelidad.

Besar a otras personas

Tal y como publica Tracey Cox en 'The Daily Mail', ni hombres ni mujeres consideran besar a un extraño como una infidelidad, teniendo en cuenta las circunstancias y, sobre todo al principio de una relación. Sin embargo ven con más preocupación un beso a una ex pareja, aunque no lleguen a tener sexo.

¿Sexting fuera de la pareja?

La mayoría de las parejas jóvenes actuales practica 'sexting'. (iStock)
La mayoría de las parejas jóvenes actuales practica 'sexting'. (iStock)

 

Puede ser un terreno farragoso. El sexting, o envío de mensajes de texto con intención erótica, así como el cibersexo con otras personas solo son considerados como una traición por el 34% de los hombres y por el 49% de las mujeres según este estudio, pero otras investigaciones, como la que realizó a este respecto 'YouGov' en conjunto con 'The Huffington Post', el porcentaje es mucho mayor; este encontró que un 74% de los hombres y un 85% de las mujeres consideraban el sexting como un acto engañoso para la pareja.

Parece que tiene mayor aceptación el consumo de porno, ya que ni hombres ni mujeres lo consideran un engaño en la pareja, probablemente por estar más aceptado socialmente, dado que el sexting es una práctica relativamente nueva y más practicada por jóvenes. De hecho, es una de las principales causas de conflictos de pareja entre jóvenes y adolescentes, igual que el flirteo a través de redes sociales.

El porqué de estas diferencias

Una vez superado el anticuado mito de que la infidelidad es cosa de hombres o que ellos tienen más necesidades físicas, la diferencia en las concepciones de lo que cada uno considera una infidelidad puede resultar un auténtico escollo en una relación de pareja. Estas consideraciones dependerán de la educación, el entorno social o las experiencias previas de cada uno, de modo que se podría decir que puede haber una concepción diferente casi para cada persona.

Hay expertos que consideran que la infidelidad tiene un componente evolutivo, remontándose a la época en la que los homínidos tendían a tener cuantas más relaciones sexuales mejor para asegurarse la perpetuidad de la especie. Sin embargo este parámetro no atiende a una respuesta de género, ya que sería así para ambos sexos.

Las diferencias de género atienden más a factores adquiridos; costumbres adaptadas durante generaciones, diferentes para hombres o mujeres, que aprenden unos roles concretos y a aceptar unos parámetros u otros, de manera que se asumen como disimilitudes intrínsecas a cada género y no adquiridas, como realmente son.

Sexólogos y terapeutas señalan el importante papel de la comunicación para evitar conflictos

Tener 'esa' conversación

Los expertos en sexología y terapia de pareja difieren sobre las razones de la infidelidad entre hombres y mujeres, y el criterio para identificar una infidelidad puede ser tan variado como personas hay en el mundo. No hay una receta para evitar la infidelidad, pero sí hay consenso en señalar el importante papel de la comunicación.

Cuando una relación está comenzando no están claros los términos de la misma, pero en la medida que se asienta, es conveniente tener una conversación en la que hablar sin reservas con la pareja para establecer los límites de la relación y que esta se base en un acuerdo en consenso entre ambos miembros.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios