Es noticia
Menú
A subasta judicial parte del ladrillo de Ulibarri, el constructor de la Gürtel
  1. Vivienda
CONDENADO A 18 MESES DE CÁRCEL

A subasta judicial parte del ladrillo de Ulibarri, el constructor de la Gürtel

Salen a subasta varios suelos, viviendas, locales comerciales y garajes ubicados en Zamora, Valladolid o León, con cuya venta se espera cubrir parte de una deuda de casi 102 millones

Foto: El empresario José Luis Ulibarri (d), a su llegada al TSJM. (EFE/Javier Lizón)
El empresario José Luis Ulibarri (d), a su llegada al TSJM. (EFE/Javier Lizón)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las malas noticias se acumulan para el empresario leonés de la construcción y los medios de comunicación José Luis Ulibarri Cormenzana. Tras confesar sus delitos ante la Audiencia Nacional, admitiendo su participación en la trama Gürtel urdida por el líder de la red de corrupción, Francisco Correa, y Arturo González Panero (PP), exalcalde de Boadilla del Monte (Madrid), y tras haber sido condenado a principios de este mes a 18 meses de cárcel por los delitos de prevaricación, fraude a las administraciones públicas, falsedad documental y un delito contra la Hacienda Pública dentro de una de las causas de la trama Gürtel, vuelve a ser testigo de cómo, poco a poco, su imperio empresarial va desapareciendo.

El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid ha acordado la subasta pública de algunos de los activos de UFC SA, filial de Begar Construcciones y Contratas —hoy Elodea—, propiedad de Ulibarri. Una compañía que se declaró en concurso de acreedores en 2013 y que la Fiscalía Anticorrupción tenía en el punto de mira como una de las sociedades presuntamente implicadas en amañar contratos a cambio de comisiones.

Sobre UFC, empresa de Ulibarri, recae una deuda de algo más de 100 millones de euros

Salen a subasta varios suelos, viviendas, locales comerciales y garajes ubicados en Zamora, Valladolid o León, con cuya venta se espera cubrir parte de una deuda de casi 102 millones de euros —101.891.793,20 euros— con sus acreedores, entre los que figura, como acreedor privilegiado, Sareb, heredera de buena parte de esas deudas contraídas por la empresa de Ulibarri y algunas de las extintas cajas de ahorros.

En concreto, se trata de seis lotes con un valor de subasta conjunto de 15,33 millones de euros, cantidad que apenas cubre el 15% de la deuda total reclamada. El primero de ellos comprende varios edificios y solares en el centro de Zamora, con un valor de subasta de 8,7 millones. Todas estas propiedades fueron compradas por la empresa de Ulibarri en 2006 y todas ellas están sujetas al privilegio especial a favor de Sareb por una cuantía de 6,9 millones de euros, mientras que están gravadas con una hipoteca unilateral a favor de la AEAT en garantía de 1,7 millones de principal y 85.298 euros de intereses.

Foto: José Luis Ulibarri al llegar a declarar por la Gurtel. (EFE)

El segundo de los lotes, por importe, es un solar urbano de 8.250 metros cuadrados en Cabezón de Pisuerga (Valladolid), donde existe una promoción en curso de 54 viviendas adosadas. Esta parcela sale a subasta por 2,63 millones de euros, si bien, al igual que en el caso anterior, está sujeta al privilegio especial a favor de Sareb, por una cuantía de 2,28 millones, y se encuentra gravada con una segunda hipoteca a favor de Liberbank, por importe de 350.000 euros.

En León, sale a subasta un tercer lote compuesto por un solar urbano por 1,84 millones de euros. Se subastan también tres tierras de secano en San Antonio de Benagéber, en Valencia (42.378 euros), siete viviendas, cuatro locales comerciales y siete plazas de garaje en León (1,56 millones) y otras seis viviendas, también en León (551.992 euros). En todas ellas también figura Sareb como acreedor privilegiado.

De Gürtel a Púnica, pasando por Enredadera

UFC es una de las múltiples sociedades de José Luis Ulibarri Cormenzana. Fue constituida hace casi dos décadas (1995), se dedicaba a la promoción y construcción inmobiliaria y gestión de suelo. En marzo de 2013 se declaró en concurso voluntario de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid, mientras que su proceso de liquidación fue aprobado por este mismo juzgado en mayo de 2017.

En sus cuentas de 2018, la propia compañía reconocía la dificultad de liquidar los activos uno a uno. "La enajenación unitaria no parece viable, dada la naturaleza de los bienes que integran el inventario, en su mayor parte suelo, promociones inmobiliarias en curso y otras obras terminadas, que se encuentran en lugares geográficos dispares, y en su mayor parte gravadas con cargas hipotecarias de las que son titulares distintas entidades financieras. Lo razonable, pues, es proceder a la enajenación de los bienes por lotes en función de la ubicación física de los activos y de la identidad de las entidades titulares de cada uno de los privilegios especiales".

El imperio inmobiliario de Ulibarri se tambalea y se encamina hacia la extinción

José Luis Ulibarri Cormenzana es, o era, uno de los empresarios más importantes de Castilla y León, dueño de un gran imperio empresarial vinculado al sector inmobiliario y de la construcción y de los medios de comunicación. Pero también ha sido uno de los principales implicados en la trama de corrupción del Partido Popular. Su nombre ha aparecido como acusado o imputado en la trama Gürtel, en la operación Púnica y también en la operación Enredadera.

En 2016, por ejemplo, Ulibarri era el principal magnate del sector de la comunicación en Castilla y León. La mitad de la televisión regional, que no es pública, le pertenecía. Edita o había editado varias cabeceras como 'El Diario de Soria', 'El Mundo' de Valladolid, 'El Diario' de León y 'El Correo' de Burgos, y era dueño de muchas televisiones locales. Su nombre sigue apareciendo en el registro mercantil vinculado a casi un centenar de empresas donde ostenta más de 200 cargos.

A nivel promotor, su buque insignia era Begar Construcciones y Contratas, que se vio sacudido por la crisis posterior al estallido de la burbuja inmobiliaria y entró en concurso de acreedores en 2009. Tenía un pasivo de 261 millones de euros. Superó el concurso en 2011, y en 2016, con un nuevo nombre, Grupo Elodea, su matriz volvió al concurso, con una deuda de 189 millones.

Foto: El empresario José Luis Ulibarri a su salida del Tribunal Superior de Justicia de Madrid en 2011. (EFE)

Ulibarri se llevó en Boadilla del Monte una de las 15 grandes licitaciones que se movieron en este municipio madrileño, uno de los epicentros de la trama Gürtel. UFC se adjudicó una parcela de 12.000 metros cuadrados que permitiría la construcción de 139 viviendas de lujo con piscina, trasteros, garajes y pistas de pádel.

Al procedimiento de licitación, convocado por Arturo González Panero, alias 'el Albondiguilla', entonces alcalde de Boadilla del Monte, concurrieron varias empresas, aunque finalmente ganó la constructora UFC, propiedad de Ulibarri ,que, según el sumario del caso Gürtel, habría pagado tres millones en comisiones ilegales a la trama corrupta.

Aquel proyecto acabaría en manos del Banco Santander al no poder hacer frente Ulibarri al pago de una deuda de 50 millones de euros.

Las malas noticias se acumulan para el empresario leonés de la construcción y los medios de comunicación José Luis Ulibarri Cormenzana. Tras confesar sus delitos ante la Audiencia Nacional, admitiendo su participación en la trama Gürtel urdida por el líder de la red de corrupción, Francisco Correa, y Arturo González Panero (PP), exalcalde de Boadilla del Monte (Madrid), y tras haber sido condenado a principios de este mes a 18 meses de cárcel por los delitos de prevaricación, fraude a las administraciones públicas, falsedad documental y un delito contra la Hacienda Pública dentro de una de las causas de la trama Gürtel, vuelve a ser testigo de cómo, poco a poco, su imperio empresarial va desapareciendo.

Caso Gürtel Francisco Correa Boadilla del Monte Partido Popular (PP) Sareb Compraventa Constructoras
El redactor recomienda