Novo Banco vuelve a la carga contra el suegro de Richard Gere y sus propiedades
  1. Vivienda
TRAS SUSPENDERSE LA SUBASTA DE SEPTIEMBRE

Novo Banco vuelve a la carga contra el suegro de Richard Gere y sus propiedades

Novo Banco vuelve a la carga contra Ignacio Silva Botas, en el foco informativo al haberse convertido en el suegro de Richard Gere tras la boda del actor con su hija, Alejandra Silva

Foto: Richard y Alejandra Gere. (EFE)
Richard y Alejandra Gere. (EFE)

Novo Banco, entidad nacida en 2014 sobre las cenizas del Banco Espirito Santo (BES), vuelve a la carga contra Ignacio Silva Botas, el que fuera vicepresidente económico del Real Madrid durante la presidencia de Lorenzo Sanz entre los años 1995 y 2000 y en el foco informativo en los últimos años al haberse convertido en el suegro de Richard Gere tras la boda del actor estadounidense con su hija, Alejandra Silva.

El pasado mes de septiembre, el Juzgado de Primera Instancia número 31 de Madrid instaba, en el marco de un procedimiento de ejecución hipotecaria, la subasta de varias de sus propiedades para poder saldar dicha deuda cercana a los 24 millones de euros. Aquella subasta fue cancelada, por tanto no hubo pujas y ninguna propiedad fue vendida por lo que Novo Banco no pudo recuperar un solo euro de aquella deuda. Según explican a El Confidencial diversas fuentes, una subasta se puede cancelar si el deudor paga la deuda o por motivos excepcionales como defectos de forma en su publicación o, por ejemplo, un estado de alarma.

La última subasta fue cancelada y ahora solo habrá pujas por tres viviendas

Ahora, justo seis meses después, el mismo juzgado ha vuelto a convocar una subasta, si bien en esta ocasión deja fuera varias fincas propiedad de Ignacio Silva Botas y una de sus compañías, Agropecuaria Madrigal, en Villarejo de Montalbán y Carpio de Tajo (Toledo), aquellas con las que podría haber conseguido los mayores ingresos, algo más de 24 millones de euros, y haber cancelado la totalidad de la deuda.

Sin embargo, estas fincas quedan finalmente fuera de la subasta, que se centra en dos viviendas situadas en el centro de Madrid y una en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón. La cantidad reclamada sigue siendo la misma —23.999.925,59 euros— y el valor de subasta de las propiedades sigue siendo, también, el mismo.

Como ya adelantó El Confidencial, la primera de estas propiedades es una vivienda abuhardillada situada en el número 43 de la calle Velázquez, que sale a subasta con un precio mínimo de licitación de 1.245.450,46 euros. Para poder pujar, es necesario realizar un depósito de 62.272 euros. La vivienda en cuestión fue adquirida en marzo de 2007 por Ignacio Silva y dispone de una superficie de casi 120 metros y el uso privativo de una terraza.

Foto: El presidente de la Fundación RAISS, el actor estadounidense Richard Gere (i), junto a su mujer, Alejandra Silva (c). (EFE)

La vivienda fue hipotecada a favor, precisamente, de Banco Espirito Santo y sobre esta propiedad existen, además, varias anotaciones preventivas de embargo. Una a favor de un abogado, Javier Guisasola Arnaiz, quien reclama 30.000 euros, más 9.000 en costas, y otra de casi 150.000 euros a favor de la comunidad de propietarios de José Abascal 55 donde, precisamente, se encuentra ubicado otro de los activos objeto de embargo. En concreto, un piso de 200 metros situado en la planta octava de este edificio, a subasta por casi 2,7 millones de euros.

El juez instó, asimismo, la subasta de otra vivienda unifamiliar de 1.500 metros, en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón, con un valor de subasta de 6,45 millones de euros. Cada una de estas viviendas se subasta por separado.

Un préstamo de 27 millones

El certificado de cargas de las viviendas embargadas revela que Ignacio Silva Botas solicitó a Banco Espirito Santo un crédito por importe de 27 millones de euros y firmó una póliza de prestación de fianza o aval por un máximo de 7,5 millones de euros, con un vencimiento indefinido.

La entidad le concedió dicho préstamo "con el carácter de operación de cobertura del mercado hipotecario", mientras que Ignacio Silva ofreció completar "su responsabilidad personal solidaria e ilimitada" con la garantía hipotecaria de varios inmuebles, entre ellos, tres fincas propiedad de Agropecuaria Madrigal, que son, precisamente, las que ahora han quedado fuera de la subasta. El valor de tasación de todas las fincas que fueron puestas como garantía hipotecaria de aquel crédito ascendía a 41,3 millones de euros.

Foto: José María Ruiz-Mateos, en una imagen de mayo de 2017. (EFE)

En total, el crédito firmado con Banco Espirito Santo obligaba al empresario a devolver 34,5 millones de euros en concepto de principal del crédito concedido y dos millones, pactados para costas y gastos. Aquel préstamo tenía una vigencia de tres años, si bien las partes acordaron expresamente que podría ser prorrogado por periodos anuales hasta un máximo de cinco años.

Aquel crédito, cuyo impago ahora motiva la subasta de varias de las propiedades de Ignacio Silva, le obligaba también a "tener aseguradas las fincas contra daños o incendios", así como a realizar "las obras y reparaciones necesarias para que no disminuya su valor".

Conseguir, al menos 10,4 millones

Con las tres viviendas Novo Banco espera conseguir al menos 10,4 millones de euros. Cantidad insuficiente para saldar la deuda. De hecho, no es con estas propiedades (Velázquez, José Abascal y Pozuelo) con las que Novo Banco podría haber conseguido mayores ingresos, sino con las fincas rústicas que, a diferencia de lo sucedido en septiembre, quedan fuera de la subasta.

Aquellas fincas eran Madrigal de Abajo, en el término de Carpio de Tajo y Villarejo de Montalbán —y que podría ser la finca familiar—. Dos terrenos, uno de 687 hectáreas y otro de 581 hectáreas, propiedad de Agropecuaria Madrigal, la empresa de Ignacio Silva Botas. La primera salió a subasta por 13,4 millones de euros y la otra, por 10,75 millones. También ha quedado fuera la finca denominada El Quintillo, en Villarejo de Montalbán, con 177 hectáreas, que en septiembre de 2020 salió a subasta por unos tres millones de euros.

Novo Banco Pozuelo de Alarcón Subasta Ejecuciones hipotecarias
El redactor recomienda