EL TSJM AVALA QUE LAS COCHERAS NO TIENEN INTERÉS HISTÓRICO

Divorcios, defunciones... El tortuoso camino de los cooperativistas de Cuatro Caminos

Cuatro años después, y tras varios reveses judiciales y urbanísticos, el suelo sigue sin ser finalista y las grúas aún tardarán meses en llegar

Foto: Cocheras de Cuatro Caminos. (Ricardo Ricote Rodríguez, Flickr)
Cocheras de Cuatro Caminos. (Ricardo Ricote Rodríguez, Flickr)

Noviembre de 2014. La cooperativa Residencial Metropolitan se hace con el solar donde se levantan las cocheras de Cuatro Caminos, propiedad de Metro de Madrid. Sobre la mesa, 88 millones de euros y un suelo pendiente de tramitación para 443 viviendas. Cuatro años después, y tras varios reveses judiciales y urbanísticos, el suelo sigue sin ser finalista, las grúas aún tardarán meses en llegar y casi medio millar de familias siguen sin ver cumplido su sueño de tener una vivienda a precio de coste.

En estos cuatro años, las circunstancias familiares y económicas de muchas de ellas han cambiado significativamente. "Ha habido divorcios, varias defunciones, bajas y muchos cambios en la situación de muchas de estas familias", explica a El Confidencial Desiré del Río, portavoz de los cooperativistas, que han desembolsado, de media, unos 100.000 euros, "los ahorros de toda una vida".

Roberto y su mujer, por ejemplo, tuvieron que vender su vivienda para afrontar el pago de esos 100.000 euros. Entonces, la pareja tenía un hijo y tuvo que irse a vivir de alquiler. En estos cuatro años, la pareja ha tenido otros dos hijos y ha tenido que cambiarse en otra ocasión de vivienda, "asumiendo, al igual que tantos otros inquilinos, las fuertes subidas de los alquileres", apunta Del Río.

Armando y Rosa, por su parte, son dos jubilados de 67 años que se apuntaron en la cooperativa con la esperanza de poder disfrutar su jubilación en su nuevo hogar. "Ahora viven en un apartamento de su propiedad fuera de Madrid y ven cómo pasan los años sin que haya habido ningún movimiento en las cocheras e incluso han llegado a temer no poder disfrutar de ella".

Estos son solo dos de las múltiples situaciones familiares y personales que viven los 443 cooperativistas de Cuatro Caminos, quienes se embarcaron en la compra de un suelo no finalista cuya tramitación se ha complicado tanto desde el punto de vista político como urbanístico.

En todo este tiempo, cerca de medio centenar de cooperativistas se han dado de baja y otros, los que estaban en lista de espera, han entrado en su lugar. Por el camino, según explica la portavoz de Residencial Metropolitan, "se han desvanecido muchos sueños", pero también se ha producido un importante sobrecoste del proyecto de unos 25 millones de euros que no todos han podido afrontar.

Cooperativistas de las futuras viviendas de Cuatro Caminos. (EFE)
Cooperativistas de las futuras viviendas de Cuatro Caminos. (EFE)

El gran atractivo de este proyecto residía en el precio de las futuras viviendas. En 2014, Grupo Ibosa, gestora de la cooperativa, estimaba un coste de partida de 2.670 euros el metro cuadrado construido a partir de la primera planta más garaje y trastero, en el caso de la vivienda libre, y de 1.940,48 euros el metro cuadrado útil en el caso de la vivienda protegida de precio básico (VPPB). Un precio que provocó la locura de cientos de familias que querían hacerse con una vivienda a precio de coste en pleno centro de la ciudad, y muy por debajo de los precios de la zona debido a la situación urbanística del solar, un terreno pendiente de tramitación, con el riesgo que ello implicaba.

El precio final de las viviendas será entre un 20% y un 30% más caro, en el caso de las viviendas libres —60 serán protegidas—. "Cuando se contrate la obra, y teniendo en cuenta el fuerte aumento de los costes de construcción, que en cuatro años puede haber subido un 25%, además de los intereses generados por todos estos retrasos, podríamos estar hablando en torno a 3.400 o 3.500 euros el metro cuadrado construido", explican fuentes del sector.

Estas 443 familias comienzan a ver la luz al final del túnel. Por un lado, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha rechazado el recurso de una asociación que pedía que se protegieran y se declarasen bien de interés cultural (BIC) las cocheras de Cuatro Caminos. Una decisión que puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

Pero, además, hace poco más de una semana, el Ayuntamiento de Madrid aprobaba inicialmente el Plan Parcial del ámbito. "Esperamos que la aprobación definitiva se lleve a pleno antes de las elecciones municipales y autonómicas, de lo contrario, si hay un cambio de Gobierno, la incertidumbre volvería a ser total", lamenta Desiré del Río. Cuando eso suceda, el siguiente paso sería pedir la licencia de obra.

Luz verde a Raimundo Fernández-Villaverde

Mejor suerte han tenido, precisamente, los cooperativistas de Raimundo Fernández-Villaverde. También en noviembre de 2014, pero unos días antes, la cooperativa gestionada por Domo Gestora se imponía en la puja por un solar propiedad del Ministerio de Defensa al poner sobre la mesa 111 millones de euros. Sus 340 familias han conseguido finalmente, cuatro años después de la adjudicación de los terrenos —tampoco eran finalistas y requerían tramitación urbanística—, la licencia de obras para poder empezar a construir sus viviendas.

En todo este tiempo y en este caso concreto, los retrasos urbanísticos también se han sucedido, con el consiguiente aumento de costes, ya que, además, han tenido que renunciar a 460 plazas de garaje, lo que les ha supuesto un quebranto económico de 15 millones de euros, y han tenido que hacer frente a un desembolso adicional de otros casi 30 millones de euros en concepto de monetización de las redes locales —41 millones de euros, frente a los 14 inicialmente previstos—. Importe, este último, que se tradujo en 80.000 euros más para cada una de esas 340 familias que, de media, ya habían desembolsado unos 200.000 euros.

En su caso, las grúas llegarán en cuestión de días. Aunque los nubarrones judiciales tampoco han desaparecido por completo, ya que están pendientes de que el TSJM se pronuncie sobre un recurso interpuesto por Ecologistas en Acción contra la aprobación del Plan Parcial urbanístico. En aquel caso, los recurrentes señalan que "incumple la Ley del Suelo" y autoriza la "demolición de un edificio histórico". Continuará...

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios