440 VIVIENDAS EN RÉGIMEN DE COOPERATIVA

El TSJM zanja la polémica: las cocheras de Cuatro Caminos pueden derribarse

La cocheras de Cuatro Caminos de Metro de Madrid no deben ser declaradas como Bien de Interés Cultural (BIC) y por tanto, no deben ser protegidas

La cocheras de Cuatro Caminos de Metro de Madrid no deben ser declaradas como Bien de Interés Cultural (BIC). Así lo ha dictaminado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que pone fin a una larga pelea entre los tribunales entre quienes solicitaban la protección de dichas cocheras alegando su valor histórico, la Asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio, y quienes sostenían justamente lo contrario, entre los que figuran la Comunidad de Madrid, Metro de Madrid -que fue quien vendió los terrenos en noviembre de 2014- y Residencial Metropolitan, la cooperativa que compró los terrenos para levantar 440 viviendas, por 88 millones de euros. Contra la sentencia, Asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

El TSJM ha emitido una sentencia en la que ratifica la decisión de la Dirección General de Patrimonio de no considerar la actual instalación de las cocheras de Metro como BIC, rechazando el recurso presentado por Madrid, Ciudadanía y Patrimonio. La sentencia, a la que ha tenido acceso El Confidencial, fue emitida el pasado 21 de enero y en ella, el Alto Tribunal llama la atención especialmente sobre los informes de la Real Academia de Bellas Artes, "de cuya solvencia no podemos dudar, no sólo es que no haya propuesto nunca que las Cocheras de Cuatro Caminos de Metro de Madrid sean declaradas como Bien de Interés Cultural, sino que, cuando ha recibido una consulta sobre la protección del recinto de las cocheras, ha declarado expresamente que dichas instalaciones no presentan motivo arquitectónico ni estructural de valor arqueológico alguno para su conservación".

Es decir, el TSJM, tras analizar todos los múltiples informes presentados, reconoce que las cocheras no reúnen las condiciones necesarias para ser consideradas BIC. Es más, desliza la sentencia un tirón de orejas contra la parte recurrente, la Asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio que, aunque reconoce que "se ha provisto de un arsenal probatorio para nada desdeñable", destaca cómo uno de los peritos que ha prestado declaración a favor de la protección de las cocheras, "ostenta un cargo directivo en la asociación recurrente, lo que motivó su tacha por parte de Madrid. Tacha que, no cabe duda, compromete en buena medida su declaración en calidad de testigo perito".

Una larga batalla judicial

Tras analizar todos los informes presentados por todas las partes, el TJSM concluye que incluso la autoría de las cocheras, atribuidas a Antonio Palacios, "sigue siendo dudosa". Al tiempo que reconoce que Madrid tiene una abundante muestra de la obra este arquitecto, "con edificios que reflejan la evolución del mismo y, a nuestro juicio, resultan mucho más significativos y relevantes que el conjunto de las cocheras, y de cuya autoría no se duda, como pueden ser la sede actual del Ayuntamiento y del Instituto Cervantes, el antiguo Hospital de Jornaleros o de Maudes, el edificio del Círculo de Bellas Artes, el Edificio Comercial Palazuelo en la calle Mayor 4, o la antigua sede del Banco Mercantil en la Calle Alcalá 31".

El PSOE votó en contra de la operación en el Pleno del Ayuntamiento, exigiendo una protección patrimonial de las cocheras

"Éste es el tercer intento que no prospera de Madrid Ciudadanía y Patrimonio ante los tribunales de Madrid contra este desarrollo", señalan desde Grupo Ibosa, gestora de esta cooperativa, formada por más de 400 familias que compraron el suelo a Metro de Madrid en subasta pública, hace ya más de 4 años. "Estas familias vienen sufriendo multitud de impedimentos, retrasos y recursos interpuestos en los juzgados, como el ahora desestimado. Hasta la fecha, son unas 40 las familias las que han causado baja en la cooperativa, motivadas en su mayor parte por la demora que ha sufrido el proyecto y que se resultan incompatible en muchos casos con sus planes vitales. Las aportaciones medias por cooperativista suponen en muchos casos el ahorro de toda una vida", añaden desde la gestora.

Desde Grupo Ibosa recuerdan, por otro lado, "cómo el grupo municipal socialista fue en su día el único grupo que votó en contra de la aprobación de esta operación en el Pleno del Ayuntamiento, exigiendo una protección patrimonial de las cocheras. Tras esta contundente sentencia del Tribunal Superior de Justicia, la Cooperativa espera que el PSOE reconsidere su postura a favor de las familias, con su voto favorable a la aprobación definitiva de este Plan Parcial" que, hace poco más de una semana fue aprobado inicialmente por el Ayuntamiento de Madrid y esperan la aprobación definitiva antes de elecciones municipales y autonómicas.

"´La ordenación que se plantea supone la destrucción de la mayor parte de las instalaciones y naces de las cocheras, que son los más antiguos de un ferrocarril suburbano en España, lo que le confiere un relevante valor patrimonial", defendían desde el PSOE. "Por todo ello el Grupo Municipal Socialista ruega que el Ayuntamiento de Madrid tome las medidas oportunas para proceder a la protección de estas instalaciones y evitar su derribo".

¿En qué consiste el Proyecto Metropolitan?

El solar que ocupan las actuales cocheras de Metro de Madrid de Cuatro Caminos, en la confluencia de las calles Pablo Iglesias, Reina Victoria y Bravo Murillo, fue adquirido en subasta pública por un colectivo de más de 400 familias que, en régimen de cooperativa de vivienda libre y protegida, desarrollan un proyecto que supondrá una de las regeneraciones urbanas más importantes de los últimos años en la ciudad de Madrid.

Este proyecto contempla la construcción de más de 400 viviendas, de las cuáles 60 son viviendas de protección oficial y, además, pondrá a disposición del ayuntamiento suelo finalista para construir 70 viviendas más. Adicionalmente, el desarrollo de Metropolitan incluye un edificio terciario y una parcela dotacional pública con cerca de 7.000 metros cuadrados edificables, en la que el Ayuntamiento tendrá la posibilidad de desarrollar usos dotacionales en base a las necesidades del barrio Chamberí, posibilitando a todos los residentes del barrio nuevas oportunidades en servicios y ocio.

Durante las obras, se prevé la creación de más de 2.500 puestos de trabajo, necesarios para cubrir la construcción de las nuevas calles, cocheras, parque, dotaciones y viviendas. Una vez terminada, los aproximadamente 2.000 nuevos residentes y 500 nuevos trabajadores serán los que le den una nueva vida al barrio.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios