Casas de lujo: La casa más cara de España cuesta 80 M y no está ni en Madrid ni en Barcelona. Noticias de Vivienda
DIRECTIVOS RESIDENTES Y RICOS EXTRANJEROS, TRAS LAS COMPRAS

La casa más cara de España cuesta 80 M y no está ni en Madrid ni en Barcelona

A pesar de que estos son los mercados que concentran el mayor número de proyectos inmobiliarios de superlujo de España, la casa más cara a la venta se encuentra en Marbella

Ni en Madrid ni en Barcelona. A pesar de que estos son los mercados que concentran el mayor número de proyectos inmobiliarios de superlujo de España —solo en la capital hay más de una veintena—, la casa más cara a la venta oficialmente en el país no se encuentra en ninguna de estas dos ciudades por extraño que pueda parecer. De hecho, hay una zona del territorio nacional que despierta un gran interés entre las grandes fortunas nacionales e internacionales y un tipo de producto cuyos precios consiguen empequeñecer cualquiera de los récords inmobiliarios alcanzados en el último año.

Nos referimos a la Costa del Sol y a las fincas y activos singulares, un tipo de activo inmobiliario de gran superficie —las propiedades cuentan con grandes extensiones de terreno— cuyos precios, en muchas ocasiones, no están ni siquiera al alcance de los bolsillos más pudientes de nuestro país.

Precisamente frente al mar, en la Milla de Oro de la ciudad de Marbella se encuentra a la venta la que posiblemente es la casa más cara de España, una propiedad cuyo precio quita el hipo: 80 millones de euros. Un cifra con la que se podrían comprar hasta seis áticos tan caros como el que la socimi Lar Real Estate y Pimco vendieron hace justo un año en Lagasca, 99 por 14 millones de euros, uno de los proyectos más exclusivos de Madrid.

Pero además, con esa cantidad se podrían comprar varios edificios enteros de viviendas en las zonas más elitistas de Madrid, como por ejemplo, el que Abel Matutes Prats y Rafael Nadal compraron junto al Tribunal Supremo por 25 millones de euros o la exclusiva finca que la familia Capriles compró a la Compañía de Jesús junto a El Viso, donde algunas propiedades alcanzan fácilmente los 10 millones de euros. Y aún así, al dueño de esos 80 millones le sobraría dinero para alguna adquisición más en la capital.

Según apuntan desde Engel & Völkers, agencia especializada en la venta de estas fincas de superlujo, esta no es la propiedad más cara en busca de dueño ya que hay activos que no están oficialmente a la venta "porque los propietarios nos tienen prohibido dar cualquier dato sobre los inmuebles. Ni precio, ni ubicación. Nada de nada", explica Óscar Larrea, director de obra nueva en Madrid y de Fincas Exclusivas en España de la compañía. Los dueños quieren confidencialidad absoluta por lo que son propiedades que se venden fuera de mercado.

La propiedad en cuestión tiene unas características que cortan la respiración. Dispone de una superficie construida de aproximadamente 3.900 metros cuadrados —solamente la terraza mide 500 metros—, que se levanta sobre una parcela de 8.000. La propiedad dispone, nada más y nada menos que de doce dormitorios, diez baños y ocho plazas de garaje. Precisamente son las enormes dimensiones de estas propiedades las que encarecen sobremanera el precio de esta vivienda. Superficies, por otra parte, más difíciles de encontrar en mercados como el de Madrid o Barcelona donde, aunque se están alcanzando precios de auténtica locura en algunas promociones, nunca se han alcanzado ni se llegarán a alcanzar precios tan elevados como el de este capricho inmobiliario en Marbella.

La exclusiva y prohibitiva Zagaleta

Y es que, la famosa Milla de Oro marbellí es, desde hace más de medio siglo, una de las ubicaciones más deseadas en la Costa del Sol entre algunas de las familias más ricas no solo de España sino de toda Europa. Precisamente en la costa malagueña se encuentra el complejo inmobiliario más lujoso de Europa, La Zagaleta, con 230 villas —tiene capacidad para duplicar esta cifra—, con superficies que oscilan entre 3.000 y 10.000 metros cuadrados y precios que se mueven entre 5 y los 25 millones de euros. Mantener una residencia en esta zona está acorde con el poder adquisitivo de sus propietarios. Para que nos hagamos una idea, solo la cuota de comunidad se mueve en torno los 5.000 euros al mes.

La Zagaleta. (Aedas Homes)
La Zagaleta. (Aedas Homes)

Algunos fondos han visto en este complejo una oportunidad de negocio. Sin ir más lejos, Castlelake, impulsor de Aedas Homes, adquirió en 2015 una veintena de parcelas a La Zagaleta, sociedad fundada por Enrique Pérez. En total, más de 150.000 metros cuadrados situados en la zona de expansión de la urbanización, sobre los que levantar 21 villas de superlujo. De hecho, la compañía que dirige David Martínez ha comenzado ya la construcción de dos villas.

"Las casas son muy diferentes entre sí. Mientras una de ellas está claramente orientada a un gran aficionado al golf (por orientación, por vistas, por instalaciones…), la otra se caracteriza por tener una exclusiva pradera donde se desarrolla un jardín orientado al sur con espectaculares vistas al mar. Los precios de estas dos casas oscilan entre los 13 y 16 millones de euros", explican desde Aedas Homes.

Castlelake compró suelo para construir 21 villas en La Zagaleta. Aedas Homes está construyendo dos de ellas con precios entre 13 y 16 millones

La Zagaleta, según comentan los expertos es un micromercado único en sí mismo sin competencia, por su entorno, las fincas a la venta y los precios, totalmente prohibitivos. En la actualidad se pueden distinguir cuatro segmentos a la venta. Por un lado, están las casas reformadas, en su mayoría de familias que heredan propiedades y bien las arreglan para vender o las venden a promotores que las transforman para darle valor añadido y venderlas. En este segmento existen casas desde 3 hasta 6 o 7 millones de euros.

Por otro lado, hay nuevos proyectos que se caracterizan por nuevas estéticas y casas adaptadas a estilos de vida más modernos. Las parcelas en este caso tienen mayores dimensiones al situarse en nuevos sectores con conformaciones diferentes. También hay proyectos especiales con construcciones de dimensiones excepcionales para compradores muy específicos donde existen propiedades que pueden llegar a superar los 25 millones de euros, mientras que, por último, existe también un mercado de llave en mano para aquellos que quieren hacer una casa a medida y participar en el proyecto desde el momento cero, una opción que ofrece, por ejemplo, Aedas Homes.

Castillo de Mallorca.
Castillo de Mallorca.

El auge por este tipo de propiedades se ha intensificado en los dos últimos años. De hecho, las propias consultoras han reforzado sus equipos para satisfacer esta creciente demanda. Engel & Völkers, por ejemplo, ha puesto en marcha una división especializada en fincas, que tiene su centro de operaciones en Madrid y que nace con una veintena de propiedades vinícolas, ecuestres, de caza y de recreo muy representativas de Madrid, Toledo, Extremadura y Andalucía. No obstante, también incluye casas históricas, monasterios o castillos, propiedades singulares que pueden ser transformados en una segunda residencia.

"La mayor parte de ellas se sitúa dentro de un rango de precios entre los cinco y 20 millones de euros y todas reúnen varias características comunes como la ubicación cerca de una capital, un aeropuerto, poseer una o varias viviendas de más de 500 metros cuadrados y tener algún tipo de explotación", explica Óscar Larrea, máximo responsable de la división quien reconoce que estamos ante un mercado potencial de unos 1.400 millones de euros.

Ricos nacionales y superricos extranjeros

Pero ¿quién compra estas propiedades? "La demanda se puede catalogar en dos grandes grupos. El primero de ellos lo componen los clientes nacionales que buscan fincas de recreo y caza de pequeño tamaño. Están dispuestos a gastarse entre 1,5 millones y 5 millones de euros, ya que su capacidad adquisitiva es mucho más limitada que la del cliente extranjero", explica Larrea, quien destaca cómo, tras el estallido de la crisis ha cambiado el perfil del cliente nacional. "Durante el 'boom', muchos constructores se hicieron con fincas de gran tamaño con el único propósito de ostentar, ya que no tenían experiencia en la explotación de las fincas. Ahora, este cliente prefiere un terreno para disfrutar más que ostentar".

Entre los compradores internacionales, Larrea destaca ricos sudamericanos, venezolanos o colombianos, que buscan grandes fincas ecuestres y de caza; árabes que buscan fincas de recreo y ecuestres y chinos y rusos, cuya preferencia son las propiedades con bodega. "Están dispuestos a pagar a partir de 5 o 10 millones de euros, aunque algunos incluso han llegado a pagar 60 millones", señala este experto, en cuya opinión, "la inestabilidad político-económica en algunos países de Sudamérica y la burbuja inmobiliaria en Miami hacen más atractivo el mercado de segundas viviendas de lujo en España".

Vivienda de lujo en Miami. (EFE)
Vivienda de lujo en Miami. (EFE)

A eso se suma, según este experto el hecho de que en la actualidad "está surgiendo una nueva generación de ejecutivos en Madrid que desea tener una segunda residencia cerca de la capital. Esta demanda creciente explica que los tiempos de comercialización se sitúen aproximadamente en los 12 meses, un periodo necesario para afrontar una adquisición tan especial como es la de una finca. Y es que, más que el precio de la propiedad hay que tener en cuenta el coste que conlleva el mantenimiento de fincas con un alto patrimonio así como las regulaciones a las que están sujetas a la hora de acometer rehabilitaciones o nuevas construcciones", añade Paloma Pérez Bravo, directora general de Engel & Völkers en Madrid.

En estos dos últimos años, esta agencia ha cerrado dos operaciones y tiene tres prácticamente cerradas. "Vendimos 500 hectáreas de una finca de caza por 6 millones de euros a in inversor centroamericano, así como una finca de recreo a un cliente español por 4 millones", recuerda Larrea.

Y ¿quién vende estas propiedades? Óscar Larrea señalan que los propietarios exigen total confidencialidad en las transacciones. "Normalmente se trata de grandes familias o varios herederos de algún empresario de la construcción que amasó su fortuna durante el 'boom' y que se quieren deshacer de estas propiedades, porque no tienen experiencia en gestionar una finca ganadera, por ejemplo, pero que tampoco quieren que trascienda a los medios o a la opinión pública que están vendiendo".

Aunque buena parte de este tipo de propiedades se encuentran en Andalucía, Extremadura o Castilla-La Mancha, mercados como el de Madrid también esconde algunos tesoros inmobiliarios. Situada cerca de Aldea del Fresno (Villa del Pardo), se encuentra una de las fincas a la venta más prohibitivas de la comunidad. Tiene una extensión de unas 750 hectáreas, parte de ellas dedicadas a la explotación vinícola —30 hectáreas— .El resto de la finca está dedicado al ocio y coto de caza mayor donde se pueden encontrar especies cinegéticas como el venado, muflón, jabalí y corzo. La superficie construida es de 3.850 metros cuadrados distribuidos en varias construcciones, incluida una bodega para elaboración y crianza, sala de barricas, zona de embotellado y etiquetado, así como una vivienda de personal dividida en tres apartamentos, un pabellón de caza de grandes dimensiones y una vivienda principal. El precio de venta, 19 millones de euros.

En otros puntos de la geografía española destaca, por ejemplo, una propiead a la venta en el Pirineo Aragonés, por algo menos de seis millones de euros. Una finca ganadera de caza mayor (ciervo y jabalí) y caza menor (becada, perdiz y conejo) de 900 hectáreas que consta de una vivienda principal y una casa de invitados, adaptada para la cría de caballos en libertad. Existe también un parque eólico en el lindero sur de la finca.

Fuera de la península, por 38 millones de euros se encuentra a la venta un castillo de algo más de 6.000 metros cuadrados en Port Andratx, en Mallorca. El ya legendario inmueble es una de las residencias privadas más espectaculares del Mediterráneo. El inmueble se compone de una enorme casa principal, con la zona de piscina perfectamente integrada, una señorial casa de invitados y una gran variedad de terrazas y jardines. Incluso grandes yates de 30 metros de eslora pueden atracar junto al inmueble. Destaca entre las suites una muy especial. La suite Lady Di, en la que la "princesa de corazones" se alojó durante unas vacaciones. Por último, en Ibiza, la casa más cara a la venta es un palacio del siglo XVIII. Por él se piden 9,5 millones de euros. Sin duda, un precio fuera del alcance del común de los mortales.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios