LOS PRECIOS SE DISPARAN POR LA FALTA DE PRODUCTO

¿Quieres comprar casa en Ibiza? Olvídate, está solo al alcance de los ricos

Las villas de lujo de unos 350 metros cuadrados han incrementado su precio en 2016 un 14,2%, hasta situarse en los cuatro millones de euros

El mercado inmobiliario en Ibiza está desbocado. Ya contábamos lo complicado que resulta encontrar un piso para alquilar, tanto para los turistas como para los trabajadores que acuden a la isla en temporada alta. Todos ellos encuentran serias dificultades para hacerse con un alojamiento decente y barato en uno de los destinos turísticos de moda. La situación es especialmente complicada a la hora de buscar una casa en propiedad, ya que Ibiza es ahora, más que nunca, un mercado solamente apto para adinerados.

En los últimos dos años, la enorme escasez de producto en venta, debido al empujón del alquiler turístico o por temporadas y el apetito voraz por tener una propiedad en uno de los destinos turísticos más deseados, ha tirado fuertemente al alza de los precios. Según datos del portal inmobiliario idealista, el precio del metro cuadrado de segunda mano ha subido un 30% en el último año hasta rozar, en la actualidad, los 5.000 euros. Desde 2015, la subida es aún más intensa, del 64%. Hace justo dos años, apenas se superaban los 3.000 euros, como se puede apreciar en el gráfico inferior. Si nos centramos en las propiedades de lujo, el incremento en 2016 se situó en el 14%, según Engel & Völkers.

Para que nos hagamos una idea, en la zona de Talamanca, en Santa Eulalia, una vivienda unifamiliar en primera línea de mar se mueve en torno a los 15.000 euros el metro cuadrado, mientras que en el paseo marítimo de Ibiza, la cifra está en torno a los 7.000 euros, una de las cifras más elevadas de España para la vivienda vacacional, solamente por detrás de La Concha de San Sebastián (9.000 euros el metro cuadrado) o el casco antiguo y Portixol en Palma de Mallorca (8.000 euros el metro cuadrado), según datos de la tasadora Tinsa.

Tal es el apetito por Ibiza, que la brecha frente a otras localidades de Baleares se ha abierto considerablemente, convirtiéndose, sin duda, en el destino más caro para comprar casa en las islas, como puede apreciarse en el gráfico inferior.

Apenas hay viviendas nuevas a la venta

"Ibiza se encuentra en clara recuperación. La intensidad de la demanda ha provocado que viviendas que estaban anteriormente en el mercado de primera residencia pasen al de vivienda vacacional cuando quedan libres. Esto está provocando escasez e importantes subidas de precios en el mercado de primera residencia, de ahí que se estén estudiando medidas regulatorias del alquiler vacacional que pueden afectar a este mercado", señalan desde Tinsa, donde prevén que la tendencia alcista de los precios se mantenga en el futuro, "dada la demanda constante y el reducido tamaño de la isla".

Villa situada en San José.
Villa situada en San José.

A este calentón de precios contribuye la falta de producto, especialmente de obra nueva. El nivel de 'stock' vacacional de producto de nueva construcción sin vender es bajo y asumible a corto plazo, según esta tasadora, que ha constatado en los últimos años cómo se han ido vendiendo algunas promociones que estaban en poder de los bancos. "Apenas se han iniciado nuevos proyectos, debido, en buena parte a que están anulados los planes urbanísticos de las tres principales poblaciones, Ibiza, San Antonio y San José, lo que ha frenado la concesión de licencias", señalan desde Tinsa.

El poco producto que sale a la venta es caro y solo está al alcance de unos pocos y privilegiados bolsillos. Especialmente prohibitivo es el mercado de alto 'standing'. De hecho, en Ibiza se encuentran algunas de las propiedades a la venta más caras de España. "El mercado inmobiliario de Ibiza se mantiene imparable. La demanda de viviendas de gama alta en Ibiza sigue siendo significativamente superior a la oferta disponible”, señala el director general de Engel & Völkers en Ibiza, Florian Fischer, quien considera que este es el principal motivo de los crecientes incrementos de precios registrados en la isla.

El número de compradores españoles en la Isla Blanca ha aumentado un 30%

Pero ¿quiénes están comprando? En el último año, Engel & Völkers ha comercializado viviendas a clientes de 17 nacionalidades. "Si bien la mayoría de los compradores en la isla llegaron de Alemania, por primera vez en casi 10 años los españoles fueron el segundo mayor grupo de compradores de casas. La nacionalidad del resto de principales demandantes de viviendas se centró en Reino Unido, Francia, Suiza, Italia y los países del Benelux".

Los españoles, importantes compradores

Lucas Fox también ha constatado el apetito del comprador nacional en la isla. Según sus datos, el número de compradores españoles en la Isla Blanca ha aumentado un 30% durante el primer trimestre de 2017, mientras que las consultas por parte de ciudadanos franceses han crecido un 60% durante este mismo periodo. Sin embargo, esta firma, especializada también en la venta de propiedades de lujo, ha constatado cómo la demanda de los británicos está significativamente por debajo de las cifras de 2016, debido principalmente al Brexit y al posterior debilitamiento de la libra. Las consultas por parte de esta nacionalidad han decrecido un 49% interanual hasta marzo de 2017.

"La votación del Brexit ha tenido un impacto notable en el comportamiento de los compradores británicos, que hasta hace apenas un año eran muy activos en la isla", explica Susana Sánchez, directora de Lucas Fox Ibiza. "Aquellos que todavía están interesados en comprar una casa han reducido significativamente sus presupuestos y ahora tienden a buscar viviendas de entre 400.000 y 800.000 euros, mientras que hace tan solo un año muchos habrían estado buscando casas por valor de hasta tres millones de euros. A pesar de todo, somos optimistas. En los últimos meses hemos visto un retorno de compradores británicos a la isla y hemos detectado un mayor interés por parte del comprador nacional, que sigue afianzándose en el mercado inmobiliario ibicenco. Franceses, holandeses y alemanes están siendo también especialmente activos, sobre todo en el norte de la isla".

De lo que parece que no hay duda es de que la isla se ha convertido en objeto de deseo de las grandes fortunas, y todo parece indicar que lo seguirá siendo. "Ibiza se mantiene como uno de los destinos preferidos para la 'jet set' internacional y mantiene su liderazgo en Baleares como la isla con más vuelos privados. Además, el puerto de Ibiza se ha convertido en uno de los más atractivos del Mediterráneo. La antigua terminal de ferri ha sido ampliada de nuevo, incluyendo un muelle de 185 metros de largo, lo que significa que en el futuro podrán amarrarse más superyates".

Las zonas más deseadas

¿Dónde se ubican y cómo son las propiedades más solicitadas? Una de las áreas más demandadas en la isla balear es la ciudad de Ibiza y sus alrededores. "La reurbanización del casco antiguo se completará este año, donde los nuevos hoteles de lujo realzarán la exclusividad de la zona. En este sentido, las villas de lujo de unos 350 metros cuadrados han incrementado su precio en 2016 un 14,2%, hasta situarse en los cuatro millones de euros", recoge Engel & Völkers. O lo que es lo mismo, la friolera de 11.400 euros el metro cuadrado.

Destacan las zonas del sur y el sureste de la isla, donde se pueden encontrar algunas de las residencias más exclusivas, que gozan de la cercanía de prestigiosos clubes de playa y una gran variedad de actividades acuáticas. Las propiedades van desde villas de diseño contemporáneo hasta fincas tradicionales. Los precios de las propiedades de unos 350 metros cuadrados parten de los 3,5 millones de euros, superando así los tres millones que se pagaban en 2015.

La escasez de propiedades y la alta demanda han encarecido los precios de las villas de 350 metros en ubicaciones prémium en 200.000 euros

"Esta zona está destinada a ser aún más exclusiva en los próximos años gracias a la construcción tanto de villas modernas como de tradicionales. En 2016, los precios en estos terrenos también subieron respecto al año anterior, y el precio de entrada para una villa de alrededor de 350 metros cuadrados en muy buena ubicación alcanzó los 2,8 millones de euros, frente a los 2,4 millones de 2015", apuntan desde esta firma.

Palacio de 1740.
Palacio de 1740.

"El desarrollo de la red de carreteras ha mejorado considerablemente las conexiones de transporte con la ciudad de Ibiza, lo que conducirá a un nivel creciente de exclusividad en esta zona a largo plazo. La estricta regulación de la construcción y la escasa disponibilidad de propiedades, junto a una alta demanda, han elevado los precios y las villas de 350 metros cuadrados en ubicaciones prémium tienen unos precios a partir de los tres millones de euros, 200.000 euros más que en 2015", apuntan desde Engel & Völkers.

"Las familias y los compradores de primera vivienda a menudo prefieren el este de Ibiza con sus playas vírgenes y una buena infraestructura durante todo el año, por lo que esta zona también ha registrado un aumento en el coste de acceso a la vivienda. Los precios de entrada para las villas de alrededor de 350 metros cuadrados en muy buenas ubicaciones aumentaron hasta los 2,6 millones de euros frente a los 2,5 millones de 2015".

“Estamos convencidos de que el crecimiento del mercado inmobiliario se mantendrá durante el resto del año en Ibiza”, augura Florian Fischer. Engel & Völkers anticipa que continuará la elevada demanda, tanto de compradores nacionales como internacionales, para primera y segunda residencia en la isla balear, principalmente en el segmento más prémium, donde el número limitado de propiedades exclusivas provocará nuevos incrementos de precios a largo plazo.

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios