CUATRO TORRES, TORRES KIO, VALDEBEBAS, PAUS…

Diez hitos urbanísticos que Madrid sí ha sacado adelante en los últimos 25 años

En el último cuarto de siglo, mientras algunos proyectos como operación Chamartín estaban totalmente bloqueados, otros conseguían echar a andar

Foto: Más allá de la operación Chamartín.
Más allá de la operación Chamartín.

25 años. Ése es el tiempo que ha sido necesario para que operación Chamartín eche definitivamente a andar. El proyecto fue concebido en 1993, aprobado en 1997 y reactivado en 2015, aunque fue rechazado apenas un año después por el Ayuntamiento de Madrid. La pasada semana, por fin, se ponían las firmas que lo harán realidad, eso sí, con cambios significativos –se ha recortado en un 20% la edificabilidad– respecto a su concepción original. Un cuarto de siglo que sí ha sido suficiente para sacar adelante muchos otros proyectos urbanísticos. Estos son los más relevantes:

1.- Cuatro Torres

Su construcción comenzó en 2004 y fueron inauguradas entre finales de 2008 y principios de 2009. El nombre oficial del complejo es Cuatro Torres Business Area (CTBA). Está compuesto por cuatro rascacielos: Torre Cepsa, Torre PwC, Torre de Cristal y Torre Espacio, y fueron levantadas sobre los terrenos de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid. Son los cuatro edificios más altos de España.

Las Cuatro Torres del Paseo de la Castellana. (EFE)
Las Cuatro Torres del Paseo de la Castellana. (EFE)

La más alta de las cuatro –por apenas un centímetro– es Torre Cepsa, el edificio más elevado de España con 250 metros de altura y 45 plantas. Es obra de Norman Foster. En un principio fue adquirida por Caja Madrid en 2007 pero, en septiembre del año pasado, Amancio Ortega (Inditex) se hizo con ella tras pagar 490 millones de euros. Le sigue en altura Torre de Cristal, construida por el mismo arquitecto que las Torres Petronas de Kuala Lumpur, César Pelli. Tiene una altura de 249 metros y 52 pisos.

La Torre PwC es la única de las cuatro construida por arquitectos españoles: Carlos Rubio Carvajal y Enrique Álvarez-Sala Walter. Tiene una altura de 236 metros y acoge uno de los hoteles más lujosos de Madrid, el Eurostars Madrid Tower. Torre Espacio, por su parte, tiene una altura de 230 metros y 57 plantas. Alberga oficinas y es la sede de diversas embajadas. Fue adquirida en 2015 por el grupo filipino Emperador, propiedad de Andrew Tan, a Villar Mir por 558 millones de euros. A ellas se sumará una quinta torre del Grupo Villar Mir. Se llamará Caleido y estará construida en 2019. Todas ellas han venido a suplir la enorme escasez de edificios de oficinas de nueva construcción y gran superficie que existe en la zona 'prime' de Madrid.

2.- Torres Kio

Sin dejar de lado el 'skyline' madrileño, hay que hablar de las torres gemelas más famosas de Madrid. Fueron los primeros rascacielos inclinados del mundo y su construcción arrancó en 1989. Fueron inauguradas a la vez, en 1996. Deben su nombre a la empresa que las promovió, Kuwait Investments Office, mientras que su diseño es obra de los arquitectos Philip Johnson –primer premio Pritzker de la historia y discípulo de Mies van der Rohe– y John Burgee. Las torres conforman la llamada Puerta de Europa, tienen una altura de 115 metros y 27 plantas. Están situadas en la plaza de Castilla de Madrid, muy cerca del centro financiero por excelencia de Madrid, Azca.

Torres KIO.(EFE)
Torres KIO.(EFE)

Como curiosidad, una de las torres es un centímetro más alta que la otra, y dado que los ascensores suben vertical y no diagonalmente, cada planta tiene un desarrollo distinto. De hecho, el ascensor no llega hasta la última planta. Para su construcción se empleó cristal, metal y granito.

3.- Paus: Sanchinarro, Las Tablas…

En 1992, el Ayuntamiento de Madrid comenzó a trabajar en el proyecto de los Programas de Actuación Urbanística (PAU). Bajo esta denominación subyacían un conjunto de seis desarrollos inmobiliarios destinados a preparar un importante volumen de suelo urbanizado con el que hacer frente a una importante demanda de vivienda a precio asequible que no se encontraba satisfecha en la corona metropolitana de Madrid y, por otro lado, ayudar a la reactivación del sector inmobiliario que en aquel momento atravesaba una difícil situación dentro del panorama de crisis económica generalizada que vivía el país. Era el nacimiento de Arroyo del Fresno, Montecarmelo, Las Tablas, Sanchinarro, Carabanchel y Vallecas.

Todos ellos, excepto Arroyo del Fresno, que es el que lleva más retraso, están totalmente consolidados en la actualidad. Las primeras viviendas comenzaron a construirse en el año 2000 y hoy en día las bolsas de suelo son prácticamente inexistentes y prácticamente todas las casas están construidas. En total, los seis ámbitos suman más de 77.000 viviendas que podrían llegar a acoger cerca de 235.000 nuevos residentes. De hecho, cada uno de ellos constituye una pequeña ciudad de 25.000 a 60.000 habitantes, extendida sobre superficies que van de los 2,5 kilómetros cuadrados de Montecarmelo a los casi 5 del PAU de Vallecas.

Estos desarrollos no han estado exentos de algún que otro 'susto' judicial. En 2012, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y después el Tribunal Supremo declaraban ilegales un total de 22 PAU proyectados en Madrid capital al cuestionar el cumplimiento de la norma de los terrenos sobre los que iban a levantarse alrededor de 135.000 viviendas.

4.- Valdebebas

Ubicado a medio camino entre los distritos de Hortaleza y Barajas, el barrio de Valdebebas ha sido el último gran proyecto urbanístico en incorporarse a Madrid, aunque desde su nacimiento se ha visto salpicado por numerosos problemas judiciales. El ámbito abarca más de 10,6 millones de metros cuadrados y proyecta construir un total de 11.400 viviendas. En la actualidad, el desarrollo está en plena fase de consolidación, con 4.334 viviendas ya entregadas y otras 3.600 en marcha o tramitando la licencia. En total, el suelo residencial desarrollado o en desarrollo se aproxima al 70%. Además, ya hay más de 10.000 vecinos viviendo allí.

Tras resolverse los problemas de planeamiento que sufrió y que desembocaron en una paralización temporal de todos los nuevos desarrollos de la ciudad, sigue adelante, aunque el ámbito donde se ubica su pastilla comercial, que fue objeto de una reparcelación, sigue completamente bloqueado.

Valdebebas.
Valdebebas.

5.- Canalejas

En pleno casco histórico de Madrid, entre la Puerta de Sol y el Casino de Madrid, se levanta uno de los proyectos inmobiliarios más importantes de los últimos años. El grupo Villar Mir compró en diciembre de 2012 los siete edificios ubicados en el número 1 de la plaza de Canalejas, el número 7 de la carrera de San Jerónimo, y los números 6, 8, 10, 12 y 14 de la calle de Alcalá. Por ellos pagó 215 millones al Banco Santander. En julio de 2014 se iniciaron las obras y está previsto que finalicen en 2018, a pesar de los retrasos y tropiezos judiciales que también ha tenido el proyecto.

Complejo Canalejas. (OHL)
Complejo Canalejas. (OHL)

A principios de este año, OHL Desarrollos (OHLD) y Grupo Villar Mir (GVM) vendían el 50% del Centro Canalejas a Mohari Limited, sociedad controlada por el empresario Mark Scheinberg, por un importe total de 225 millones de euros.

El proyecto, de gran complejidad técnica, pretende revitalizar el centro de la ciudad de Madrid aportando un nuevo hotel de 204 habitaciones operado por Four Seasons, 22 residencias privadas con servicios del hotel (Four Seasons Branded Residences), una galería comercial de aproximadamente 9.000 metros cuadrados, un aparcamiento de unas 400 plazas y una oficina comercial de uso bancario

6.- La Peineta

El traslado del Atlético de Madrid estaba previsto para 2012, pero la mudanza se ha retrasado hasta después de este verano. Las deudas multimillonarias del Atlético de Madrid llevaron a que el Ayuntamiento de Madrid y el club acordasen el traslado del Vicente Calderón a la Peineta.

El convenio patrimonial que el consistorio y el club firmaron para fijar una nueva parcela donde construir el nuevo estadio se remonta a 2008, sin embargo, no ha sido hasta marzo de este año cuando el consistorio y el club han cerrado el acuerdo definitivo sobre el estadio de la Peineta. Ambas partes firmaron un apéndice al convenio que estaba vigente desde 2008. Con este nuevo documento, el club abonará al Ayuntamiento 10 millones de euros al año durante tres años y pagará los accesos (valorados en 29 millones) y los aparcamientos (otros seis millones).

Maqueta de la Peineta. (EFE)
Maqueta de la Peineta. (EFE)

Tal y como explicó El Confidencial, "el convenio vigente, firmado en diciembre de 2008, establecía una serie de condiciones para que Madrid tuviera un estadio olímpico que sirviese también para el Atlético. En una jugada a varias bandas, el consistorio cedía el terreno y el Atlético lo construía, para lo cual daba su estadio a FCC para construir pisos". Pero los Juegos Olímpicos no llegaban a Madrid y el consistorio dirigido por Manuela Carmena tenía que solventar el asunto. Por su parte, el Atlético necesitaba resolver el tema de los accesos a su nuevo estadio de forma inmediata. Y el acuerdo llegó hace cuatro meses.

Con este acuerdo, también llegó la solución al proyecto Mahou-Calderón, un desarrollo inmobiliario sobre los terrenos del Vicente Calderón y varios terrenos aledaños y que ya había sido frenado en 2012 por el TSJM. En marzo de este año, el consistorio madrileño aprobó inicialmente la modificación del plan general y las obras podrían arrancar dentro de unos meses.

Se trata de un proyecto urbanístico con zonas verdes, edificios con una media de 8 alturas en lugar de las 20 inicialmente previstas y en el que la principal diferencia sobre el plan anterior es que la M-30 no se soterrará, sino que se cubrirá. La propuesta del Ayuntamiento para la reforma de la zona del estadio rojiblanco y de la antigua fábrica de cervezas Mahou ha reducido la edificabilidad de la zona –como también ha sucedido en la operación Chamartín– a cambio de que el Atlético de Madrid asuma menos cargas económicas de la operación.

7.- Madrid Río

Entre 2003 y 2007, el Ayuntamiento de Madrid realizó el soterramiento de la M-30 a su paso por las márgenes del río Manzanares. Con su 'desaparición' se generó un enorme espacio abierto de siete kilómetros de longitud que afecta y del que se benefician seis de los distritos centrales de la ciudad.

Se convocó un concurso para recuperar la ribera del río, que pasaría a ser un espacio con uso exclusivamente público de gran accesibilidad. Un pulmón verde en pleno centro de la ciudad –más de 3.000 hectáreas–.

Vista de la denominada playa de Madrid Río. (EFE)
Vista de la denominada playa de Madrid Río. (EFE)

Integrado en Madrid Río, merece una mención especial la recuperación del antiguo Matadero de Madrid (1908) como una gran centro cultural hasta ese momento infrautilizado. En la actualidad alberga varios espacios como las Naves del Español, la Central de Diseño, la Casa del Lector, la Nave 16, la Nave de Música o la Cineteca.

8.- Terminal 4

En el año 2000, para aumentar la capacidad del aeropuerto hasta los 70 millones de pasajeros anuales, se impulsó el denominado plan Barajas. Se inicia la construcción de la tercera pista y de la nueva torre de control. La ampliación del aeropuerto, acometida por la saturación de las tres terminales antiguas, incluyó la construcción de dos nuevas pistas, paralelas a las actuales.

Interior de la terminal T4 del aeropuerto de Barajas, en Madrid. (EFE)
Interior de la terminal T4 del aeropuerto de Barajas, en Madrid. (EFE)

Este proyecto arrancó en 1997 con la adjudicación del proyecto al equipo Rogers-Lamela. La construcción se inició con la colocación de la primera piedra en el verano de 2000 y terminó en 2006 . La nueva área terminal incluye la actual T4 y su edificio satélite, con más de 750.000 metros cuadrados y capacidad para 35 millones de pasajeros al año y dos pistas, con una capacidad para 120 vuelos por hora.

El proyecto de ampliación convirtió Madrid-Barajas en el tercer aeropuerto europeo y el décimo del mundo. El pasado 5 de febrero, cumplía diez años tras el despegue de su primer vuelo entre Madrid y Barcelona.

9.- Soterramiento de la M-30

Los estudios para la construcción de la M-30 datan de la década de los sesenta, pero su puesta en marcha no se produjo hasta los años setenta. Surgió como respuesta a la necesidad de una vía de circunvalación que distribuyera los tráficos de entrada y salida a las principales carreteras nacionales. Sin embargo, su construcción se prolongó en el tiempo y se fue modificando su trazado, transformando el concepto inicial de la vía, haciéndola más urbana.

Hasta el año 2003, la titularidad de la M-30 correspondía al Ministerio de Fomento, quien durante la década de 1990 destinó la mayor parte de los recursos para la construcción de una nueva vía, la M-40. El verano de hace catorce años se redactaron los proyectos y se elaboraron los programas en los que se definen los periodos de contratación y ejecución de las obras.

Tramo soterrado de la M-30.
Tramo soterrado de la M-30.

En mayo de 2007, con la apertura del túnel sur del 'bypass', finalizaron las obras de reforma de la M-30 iniciadas el 2 de septiembre de 2004. Se ponía fin así a un proyecto de transformación urbana que supuso una obra faraónica impulsada en gran medida por Alberto Ruiz Gallardón para hacer frente a los déficits acumulados a lo largo de tres décadas.

La reforma de la M-30 mejoró la movilidad y constituyó una de las grandes operaciones de reequilibrio ambiental de las últimas décadas en la ciudad de Madrid, al eliminar la barrera con los distritos del sur y el oeste, recuperar el río Manzanares y sentar las bases de Madrid Río.

10.- La Caja Mágica

En mayo de 2009 abrió sus puertas. Fue obra del entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y en la actualidad acoge el Master masculino y femenino de tenis. Es un proyecto del arquitecto Dominique Perrault, quien conjugó un diseño vanguardista con la versatilidad y la sostenibilidad.

Las nuevas instalaciones, cuyos materiales son el acero, la madera y el vidrio, constan de dos espacios cubiertos que suman más de 103.365 metros construidos: la Caja Mágica y el Tenis Indoor. Alberga tres estadios cubiertos, las áreas de jugadores, árbitros y prensa, y los servicios de restauración. La innovación de estos tres estadios son sus cubiertas móviles, que, al desplazarse, liberan la totalidad del área de juego, así como en su aforo variable, que puede alcanzar las 12.000 plazas en el de mayor tamaño, y 3.750 o 2.600 plazas en los otros dos. La existencia de estas cubiertas móviles permite que se jueguen tres partidos simultáneamente en caso de lluvia.

Vista general de la Caja Mágica. (EFE)
Vista general de la Caja Mágica. (EFE)

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios