Es noticia
Menú
Boadilla ignora sus problemas judiciales: sus chalés de 500.000 euros siguen adelante
  1. Vivienda
concederán LICENCIAS PESE A LA SENTENCIA DEL TSJM

Boadilla ignora sus problemas judiciales: sus chalés de 500.000 euros siguen adelante

Los cerca de 30 proyectos inmobiliarios actualmente en marcha en la localidad siguen su curso, y los que están por llegar tampoco encontrarán problemas para conseguir las licencias del ayuntamiento

Boadilla del Monte, el municipio con la renta per cápita más elevada de España, no se paraliza. Los cerca de 30 proyectos inmobiliarios actualmente en marcha en la localidad siguen su curso, y los que están por llegar tampoco encontrarán problemas para conseguir todos los permisos necesarios por parte del ayuntamiento de la localidad madrileña.

Desde que hace un mes el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) tumbase su plan urbanístico —que ya estaba aprobado por la Comunidad de Madrid—, porque la Dirección General de la Mujer (dependiente del Ejecutivo autonómico) no realizó un informe de impacto de género que garantice la igualdad entre hombres y mujeres en el desarrollo de ese plan, la incertidumbre ha estado planeando sobre este municipio donde, sin embargo, las grúas que han aterrizado masivamente en los últimos meses han seguido trabajando a pleno rendimiento.

Foto: Boadilla del Monte.

La concesión de licencias de obra y de primera ocupación —estas últimas son las que permiten entrar a vivir en las viviendas— sigue su curso, según fuentes de la Comunidad de Madrid consultadas por El Confidencial, ya que, según aseguran, no se trata de una sentencia firme. “Mientras tal firmeza no se produzca, el Plan General de Ordenación Urbana de Boadilla del Monte se encuentra vigente y plenamente eficaz y, en consecuencia, se sigue aplicando. Además, dicha sentencia va a ser recurrida como ya ha anunciado el ayuntamiento”, aseguran las mismas fuentes.

La decisión del Ayuntamiento de Boadilla de seguir adelante con las licencias aporta tranquilidad tanto a los compradores como a los promotores con proyectos actualmente en marcha o con suelos en el municipio, aunque estos últimos nunca llegaron a temer por la paralización del ámbito, como se pudo apreciar en el Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA), donde las promociones en esta localidad fueron el producto estrella de algunos de ellos. Todos pueden volver a dormir tranquilos, al menos hasta que la Justicia se pronuncie de nuevo.

Hay jurisprudencia

Desde el punto de vista legal, no es la primera vez que se toma una medida así bajo estas circunstancias. En Torremocha del Jarama, por ejemplo, la sala tercera del Tribunal Supremo, en un recurso de casación de 2014, señalaba que “a la Administración —que indudablemente siempre resulta afectada por la anulación de un reglamento propio (o, en su caso, de un instrumento de planeamiento propio, que es también una disposición de carácter general)— no le es exigible que venga obligada a aplicar de forma inexorable una resolución carente de firmeza en punto a las resoluciones que deba dictar en aplicación de dicho reglamento y le es dable esperar a que la dictada resolución adquiera firmeza a tal efecto”.

placeholder Residencial Iconic de Aelca en Boadilla.
Residencial Iconic de Aelca en Boadilla.

Además, otro auto del Tribunal Superior de Castilla-La Mancha parece apoyar esta misma decisión, si bien por diferentes motivos y referido al urbanismo de Toledo. La argumentación de este tribunal es que la no aplicación del plan generaría “la paralización de vivienda pública, la ejecución de importantes dotaciones públicas, un grave perjuicio a las arcas municipales, la paralización de la edificación de viviendas que afectaría a personas físicas y a cooperativas, y tendría un efecto muy negativo sobre la actividad económica al dejar paralizadas a las promotoras”.

También el Ayuntamiento de Madrid decidió seguir adelante con la concesión de licencias en Valdebebas después de que un juzgado de primera instancia anulara el proyecto de reparcelación del ámbito. Eso sí, en aquel caso y de manera cautelar, sí se produjo una paralización previa de cualquier concesión.

Un fallo que afecta a 26.000 viviendas

La sentencia, adelantada en exclusiva por este diario, cayó como un jarro de agua fría sobre este municipio, cuyo nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), aprobado en 2015, plantea la construcción de un máximo de 26.000 viviendas para los próximos 15 años y un crecimiento poblacional de hasta 78.000 vecinos. Además, se trata de una de las localidades más activas desde el punto de vista promotor y donde se ha producido una locura constructora con una auténtica invasión de grúas. Una estampa que recuerda los momentos más álgidos del 'boom' inmobiliario.

Y es que Boadilla del Monte se ha convertido en apenas dos años en uno de los municipios de moda para vivir entre las clases media y media alta de Madrid que han mostrado un apetito voraz por adquirir vivienda en la zona ante la falta de obra nueva y los elevados precios de su vecino, Pozuelo de Alarcón. Los ritmos de comercialización son realmente rápidos a pesar de que los precios difícilmente bajan de los 450.000 euros, prohibitivos para la mayoría de bolsillos. No olvidemos que, aunque el precio por metro cuadrado no es excesivamente elevado, se trata de viviendas de gran tamaño.

"Sin duda, constituye el punto de mayor actividad inmobiliaria al oeste de Madrid capital, estando allí posicionadas las principales promotoras del país. Se trata de un gran desarrollo inmobiliario que viene a confirmar la consolidación del sector en la comunidad", señala Samuel Población, director de residencial y suelo de la consultora CBRE, que comercializa para Q21 el proyecto The Town, 200 viviendas unifamiliares y plurifamiliares.

En la actualidad hay más de 30 promociones en comercialización y con licencia de obra

Precisamente, esta firma identifica casi una veintena de promociones que suman en torno a 600 viviendas —la inmensa mayoría, unifamiliares—. De ellas, apenas queda un centenar a la venta. El resto, todo vendido o reservado. Otras fuentes elevan la cifra a 32 promociones en comercialización, de las cuales 24 corresponden a unifamiliares.

Los astros se han alineado en este punto tan concreto de la geografía madrileña para que un simple paseo sirva para rememorar los excesos de la burbuja. Ha sido de las pocas zonas con suelo de sobra disponible para empezar a construir. "En octubre de 2015, la Comunidad de Madrid aprobó el Plan General, de tal manera que el suelo estaba programado y prácticamente desarrollado cuando se inició la recuperación inmobiliaria. Se necesitaba suelo para construir y Boadilla lo tenía", explica a El Confidencial Luis Corral, consejero delegado de Foro Consultores.

Por otro lado, hay una importante bolsa de demanda que buscaba casa al norte de Madrid, pero municipios como Pozuelo de Alarcón apenas disponían de suelo para construir casas y las oferta a la venta era mucho más cara. Para que nos hagamos una idea, una vivienda unifamiliar o un chalé en Boadilla hace un año y medio podía costar prácticamente la mitad que en Pozuelo.

De hecho, la inmensa mayoría de las viviendas son unifamiliares —adosados, pareados o viviendas individuales—, mientras que una pequeña parte son en altura. Los precios de estas últimas rondan los 300.000 euros, según datos de Foro Consultores, mientras que las unifamiliares oscilan entre los 440.000 y 1,2 millones de euros. No obstante, según los expertos consultados, en la actualidad es complicado encontrar chalés por menos de medio millón de euros.

placeholder Infografía de Islas Ons de Gestilar.
Infografía de Islas Ons de Gestilar.

Hasta Sareb está en Boadilla

Tal es el apetito por este municipio, que todos los 'players' del sector quieren suelo allí. Uno de los actores más activos ha sido Gestilar, quien llegó a comprar suelo antes de la aprobación del Plan General. En total, siete promociones, algunas de ellas ya entregadas y otras en construcción pero vendidas al completo. Es el caso, por ejemplo, de Islas Cíes, 61 chalés de 300 metros cuadrados, o Isla de Sálvora, 36 chalés de 300 metros. Solo hay una promoción, en construcción, con unidades disponibles. Islas Ons, que se compone de 74 chalés de 300 metros. El 61% de la promoción está vendido, a un ritmo de cinco unidades al mes y a un precio medio de 470.000 euros. Es decir, en nueve meses estará todo vendido.

"Con el paso del tiempo, entre las promociones el precio ha ido subiendo, repercutiendo el incremento producido en el precio del suelo", señalan desde la compañía. "En dos años, los precios se han incrementado en torno a un 18%".

Todos los promotores quieren estar en Boadilla: Gestilar, Sareb, Aelca, Inmoglaciar, Amenabar...

También Sareb promoverá allí. En concreto, una promoción de 22 villas bifamiliares de lujo ubicadas en Cortijo Sur que comercializará Altamira y cuyo diseño y gestión corresponde a Sequoia Desarrollos Inmobiliarios, empresa que ganó el concurso de promoción delegada dentro del Proyecto Tormes convocado por el banco malo el pasado año.

Tampoco las grandes han querido quedarse al margen de este desarrollo. La recién debutada en bolsa Neinor dispone de un terreno —era propiedad de Kutxabank— para levantar 115 viviendas en cuatro parcelas. De ellas, 70 unifamiliares comenzaron su comercialización hace menos de un mes —pareados y adosados—, con precios que oscilan entre los 465.000 euros en el caso de los adosados y los 530.000 pareados de 320 metros. El proyecto lo han visitado ya medio centenar de personas y en dos semanas ya se habían cerrado cuatro ventas, tal y como explica Ignacio Llona, director territorial de la zona centro de Neinor Homes. Cuando alcancen 8-9 ventas, incrementarán los precios entre un 3-4%.

Otra de las compañías que han comprado suelo de la mano de un fondo ha sido Inmoglaciar, y lo ha hecho con el apoyo financiero de Värde, según fuentes consultadas por este diario. Una alianza previa a los acuerdos con Aelca y la fusión con Vía Célere. Precisamente Aelca tiene dos proyectos en Boadilla del Monte. Uno de ellos está totalmente vendido, mientras que Residencial Iconic —96 viviendas en altura a partir de 255.000 euros— ya ha iniciado su comercialización.

Amenabar, que hace tres años entraba con fuerza en el mercado residencial de Madrid, también está en Boadilla. De hecho, su promoción en el municipio fue uno de sus productos estrella en el último Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA). Un centenar de viviendas con garaje y trastero distribuidas en cinco bloques de planta baja más dos más ático. Inbisa Construcción, por su parte, comenzaba recientemente la ejecución de una nueva urbanización de 19 viviendas unifamiliares para la promotora Los Cuatro Fresnos, S. Coop., gestionada por Gesvieco.

Boadilla del Monte, el municipio con la renta per cápita más elevada de España, no se paraliza. Los cerca de 30 proyectos inmobiliarios actualmente en marcha en la localidad siguen su curso, y los que están por llegar tampoco encontrarán problemas para conseguir todos los permisos necesarios por parte del ayuntamiento de la localidad madrileña.

Vivienda Burbuja inmobiliaria Boadilla del Monte