CARMENA Y FLORENTINO PRESENTAN EL PROYECTO

El nuevo Bernabéu: cubierto, sin hotel de lujo y una inversión de 400 millones

La reforma del estadio será una realidad, pero mucho menos ambiciosa de lo inicialmente previsto, ya que no contempla un hotel de lujo con acceso desde la Castellana

Como si de un Real Madrid-Barça se tratara, la sala de prensa del Ayuntamiento de Madrid firmaba un lleno absoluto. Prensa deportiva, local y nacional congregada para ser testigos de cómo será el futuro estadio Santiago Bernabéu. La reforma del estadio merengue será una realidad, pero mucho menos ambiciosa de lo inicialmente previsto, ya que no contempla un hotel de lujo con acceso desde el paseo de la Castellana. 

A cambio, sí contará con un techo retráctil que permitirá cubrir totalmente el estadio de fútbol. El proyecto de reforma costará 400 millones de euros y será financiado por el fondo IPIC, propiedad de Cepsa, que previsiblemente pondrá el apellido al estadio junto al de Santiago Bernabéu

La reforma, que arrancará en el verano de 2017, supondrá una inversión de 400 millones de euros

Las líneas básicas de este nuevo Bernabéu han sido presentadas hoy por la alcaldesa madrileña, Manuela Carmena, y el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, quien confía en empezar las obras el próximo verano y terminarlas en dos años y medio. "El nuevo acuerdo significa mucho para el Real Madrid, sus aficionados y para la ciudad de Madrid. Teníamos un proyecto estancado y paralizado y en tierra de nadie por un tema judicial, y no hay nada peor que no ir hacia adelante", ha dicho Carmena, quien ha añadido que "el mejor procedimiento es reunirse, escucharse, ceder por uno y otro lado, y tener la agilidad para hacer realidad esos esfuerzos, frutos del diálogo y la cooperación".

El nuevo Bernabéu: cubierto, sin hotel de lujo y una inversión de 400 millones

Por su parte, para Florentino Pérez, "esta reforma supondrá una mejora del entorno del estadio y permitirá a los vecinos y a todos los madrileños disfrutar de un entorno más sostenible. Tendremos uno de los mejores estadios de fútbol del mundo, que se convertirá en un símbolo de la capital". 

El sueño del hotel sigue en pie

No obstante, el presidente del Real Madrid no renuncia completamente a su sueño de tener un hotel dentro del estadio. "Hemos valorado y seguimos valorando la posibilidad de construir un hotel, pero con la edificabilidad que tenemos, debemos estudiar, junto con el ayuntamiento, qué es lo mejor para el Real Madrid", ha dicho Florentino Pérez.

El diseño, liderado por el grupo GMP Architekten-L35-Ribas, ganador del concurso convocado por el Real Madrid, se adapta para mantener los 125.000 metros cuadrados de edificabilidad deportiva privada existentes actualmente y el aforo actual, pero no incorpora nuevos usos urbanísticos diferentes al deportivo privado con sus usos compatibles ya autorizados.

Para ganar metros cuadrados, Florentino Pérez también ha comunicado que las oficinas que actualmente se encuentran en el estadio se trasladarán a Valdebebas, lo que permitirá liberar 8.000 metros cuadrados. Superficie a la que hay que sumar otros 10.000 metros cuadrados de la esquina del Bernabéu y 5.000 metros cuadrados de edificabilidad no utilizados en la actualidad.

 
Florentino Pérez y Manuela Carmena, durante la presentación del proyecto de reforma del Santiago Bernabéu.
Florentino Pérez y Manuela Carmena, durante la presentación del proyecto de reforma del Santiago Bernabéu.

El proyecto, que no supone un aumento de edificabilidad, dista mucho de los planes iniciales de Florentino Pérez, quien soñaba con un hotel de lujo desde cuyas habitaciones los huéspedes pudieran ver no solo el césped del campo, sino también los partidos. Sin embargo, la Justicia truncó su sueño y una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de febrero de este año anuló la autorización que el Gobierno de la Comunidad de Madrid dio en noviembre de 2012 a la modificación puntual del Plan General de Urbanismo que aprobó el pleno municipal para permitir la remodelación del estadio.

Dicha sentencia, que no fue recurrida por ninguna de las partes implicadas (Real Madrid, ayuntamiento y Comunidad de Madrid), obligaba al equipo merengue a renunciar a instalar un complejo hotelero y comercial de 12.250 metros cuadrados en la fachada del paseo de la Castellana, una operación que suponía la ocupación de suelo público.

El TSJM truncó el sueño de Florentino Pérez de construir un hotel en el Santiago Bernabéu

Como compensación, se calificaba la actual esquina como zona verde, y las cuatro fincas de 10.028 metros cuadrados de uso residencial con viviendas unifamiliares en Mercedes Arteaga-Jacinto Verdager (Opañel, en Carabanchel), adquiridas por el Real Madrid al ayuntamiento, pasarían a ser calificadas como zona verde y equipamientos. Un acuerdo de permuta alcanzado con el anterior Gobierno de Ana Botella que la propia Comisión Europea llegó a censurar, al calificar dichas permutas como ayudas ilegales por parte de una Administración pública.

Multa de Bruselas

Bruselas acabó condenando al Real Madrid a devolver los 18 millones de euros en los que se había valorado la operación urbanística, mientras que los tribunales consideraron que esta modificación no se sustentaba en el interés público e infringía la Ley del Suelo, ya que consideraban que este intercambio de suelo no podía producirse, al estar ambos terrenos separados por más de siete kilómetros. Sobre la multa de Bruselas, Florentino Pérez ha asegurado que han recurrido y están convencidos de que ganarán.

Tras estos jarros de agua fría, el Real Madrid anunció que trabajaría con las administraciones para realizar un proyecto de reforma que se adecuara a la ley. Un proyecto que, tal y como se ha conocido hoy, incluye la ampliación, el incremento de altura y la cobertura total del estadio, la creación de nuevas zonas verdes y la implantación de usos terciarios.

El nuevo Bernabéu. (Ayuntamiento de Madrid)
El nuevo Bernabéu. (Ayuntamiento de Madrid)

Asimismo, se mejorarán la accesibilidad y los sistemas de evacuación, mientras que el espacio situado entre la Castellana y la fachada oeste del estadio, actualmente destinado a aparcamiento, se convertirá en una gran plaza pública de uso peatonal, totalmente renovada, que servirá de antesala a la puerta principal del estadio. Habrá una plaza privada de uso público y se ampliará el museo del Real Madrid.

Desde la llegada de Ahora Madrid al ayuntamiento de la capital, el consistorio se ha mostrado reacio a aumentar la edificabilidad en el paseo de la Castellana, y uno de los objetivos del equipo de gobierno ha sido que no se utilizase con fines privados el espacio público. Para sacar adelante el proyecto, desde el ayuntamiento han optado por la "redacción de un plan especial en línea con las pretensiones del club", tal y como ha asegurado José Manuel Calvo, concejal de Urbanismo del consistorio madrileño. 

El Plan Especial deberá ser aprobado inicialmente por la junta de gobierno, pasando a continuación un periodo de un mes de información pública, durante el que los ciudadanos podrán presentar alegaciones.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios