valorada en 20 millones de euros

Amancio Ortega cuelga el cartel de 'se vende' a una antigua corrala junto a la Castellana

Pontegadea, el brazo inversor de Amancio Ortega, busca comprador para una antigua corrala situada a escasos 200 metros del Paseo de la Castellana, en la céntrica Plaza de San Juan de La Cruz

Amancio Ortega, el hombre más rico de España y una de las grandes fortunas del mundo, no sólo compra 'ladrillo', también lo vende. Pontegadea, su brazo inversor, busca comprador para una antigua corrala situada a escasos 200 metros del Paseo de la Castellana, en la céntrica Plaza de San Juan de La Cruz –en el número 63 de la calle Fernández de la Hoz–, junto a Nuevos Ministerios y la calle Ríos Rosas. Un edificio que no encaja en la política inversora de Pontegadea, más centrada en edificios de oficinas y locales comerciales. 

Se trata de una operación off market de tal manera que se ha llevado con la máxima discreción y son pocos los datos que se conocen en torno a ella. Según ha podido saber El Confidencial, dos han sido los interesados por este activo. Uno de ellos, un family office de origen británico y otro, Core State Capital, gestora suiza que hace unos meses formó una joint venture junto con la promotora Espacio y la constructora OHL, ambas compañías del Grupo Villar Mir. Fruto de esa alianza nacía Iberian Corestate Capital Advisors, que, a pesar del fuerte interés que ha mostrado por este activo, finalmente se ha retirado de la operación por un inmueble cuyo precio de venta en el mercado podría rondar los 20 millones de euros. 

Imagen del edificio. (Elena Sanz)
Imagen del edificio. (Elena Sanz)

En concreto, se trata de un edificio de algo más de 1.000 metros cuadrados y una edificabilidad cinco veces mayor, casi 5.500 metros, que fue propiedad en el pasado del Instituto de Vivienda de Madrid (Ivima), pero que en marzo de 2007 la inmobiliaria catalana Restaura se la adjudicó en subasta por 39,44 millones de euros. Entonces, según recogió la prensa, el precio de repercusión pagado por la compañía superó los 7.000 euros. 

Dos son los grandes atractivos de este terreno. El primero, su ubicación, en pleno centro de Madrid donde los solares escasean y donde se podrán llegar a construir más de medio centenar de viviendas libres. El segundo, se trata de un solar que en la actualidad alberga una antigua corrala, pero cuyo uso es residencial y no está sujeto a ningún tipo de modificación ni planeamiento, por lo que el futuro dueño solamente tendrá que tirar el viejo edificio y comenzar a construir. Los pisos de segunda mano más exclusivos en esta zona superan ampliamente los 5.000 euros el metro cuadrado. 

La escasez de suelo en la almendra central de Madrid es más que evidente y los escasos solares a la venta se han convertido en un caramelo muy goloso para los inversores. La compra del solar del Ministerio de Raimundo Fernández-Villaverde fue un claro ejemplo. Por él, la gestora de cooperativas Domo Gestora pagó 111 millones de euros a pesar de que es necesario el desalojo de los funcionarios que viven allí y varios trámites administrativos para poder demoler las dependencias que hay construidas y poder empezar a remover tierras para las futuras viviendas de los cooperativistas. Otro claro ejemplo de este fuerte interés inversor es el solar de la calle Padre Damián, por el que ya han mostrado su interés miles de cooperativistas, promotoras e inversores privados. 

El empresario Amancio Ortega. (EFE)
El empresario Amancio Ortega. (EFE)

El edificio acabó en manos de Amancio Ortega en 2008, cuando Restaura, tras la alianza con Pontegadea tres años antes, se situó al borde de la quiebra. Entonces, la sociedad ‘heredó’ alguna de sus propiedades como ésta, el edificio la Plaza de la Independencia –que vendió en abril de 2011 a Millenium–​ y otro en el número 23 de la exclusiva calle Serrano, que actualmente ocupa un Zara, una de las enseñas del imperio textil de Inditex. 

La corrala, que hace esquina con la plaza de San Juan de la Cruz, tiene un gran mural decorativo –dibujado por el artista José Luis Tirado en 1987 y que representa a un gigante– que tapa la fachada. Las grúas que ya trabajan en su interior se lo llevarán previsiblemente por delante.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios