Padre Damián, 52

El solar más codiciado de Madrid tiene ya a 4.000 particulares llamando a su puerta

Domo, Larcovi con el despacho Ruiz-Larrea, Comunidades Santa Gema y la suma de fuerzas de Los Jardines y El Olivar han promovido cuatro cooperativas para comprar el solar de Padre Damián

Foto: El solar más codiciado de Madrid tiene ya a 4.000 particulares llamando a su puerta

Padre Damián, 52. Ahí se ubica el solar más codiciado del momento en Madrid, una parcela de 15.000 metros cuadrados, situada en la confluencia de las calles Padre Damián y Fray Bernardino Sahagún, a apenas diez minutos a pie del Paseo de la Castellana y a quince del Santiago Bernabéu o las Torres Kio. Su privilegiada situación, unida a la escasez de solares premium en el centro de la capital, ha desatado el apetito de 4.000 particulares, que ya han tomado posiciones en cuatro cooperativas diferentes para tratar de levantar en esta elitista zona su futura vivienda. (Vea el álbum de fotos del solar)

Según ha podido confirmar El Confidencial, Domo Gestora, Larcovi con el despacho de arquitectos Ruiz-Larrea & Asociados, Comunidades Santa Gema y la suma de fuerzas que han conformado Los Jardines y El Olivar en NewCo PD 52 han promovido ya cuatro cooperativas que están trabajando activamente en poder hacerse con el codiciado terreno.

Esta ya sólo está pendiente del cambio definitivo de uso, el cual se prevé en breve, ya que apenas falta un último trámite de medioambiente, que se espera que esté listo para antes de las elecciones municipales, ya que a día de hoy es dotacional de servicios colectivos de la Administración Pública. Con este proceso superado, la idea es que la subasta se lleve a cabo después de verano, en torno al mes de octubre.

En el año 1985, Hacienda compró a unas monjas por 800 millones de las antiguas pesetas este solar por el que ahora, tres décadas después, podría obtener más de 100 millones de euros. Estos terrenos estaban destinados a albergar el nuevo Ministerio de Asuntos Exteriores, pero la decisión nunca se llegó a concretar y, finalmente, se optó por recuperar la antigua sede ministerial situada en el Palacio de la Plaza del Marqués de Salamanca.

Los expertos consultados coinciden en que, en Padre Damián, podría pagarse un precio elevado, muy superior al visto en otras concurridas subastas, como la de Raimundo Fernández-Villaverde. “Empezamos a ver operaciones muy caras de suelo en Madrid y, en Padre Damián, es muy probable que no sea una excepción”, comenta un experto inmobiliario que prefiere mantenerse en el anonimato.

Fuentes próximas a las cooperativas sitúan entre 3.500 y 4.000 euros el metro cuadrado la horquilla en la que se están moviendo estas sociedades, que ya han mantenido contactos con diversas entidades para tratar de garantizarse la financiación, aunque la casuística de cada uno de los interesados es diferente.

Mientras que en Comunidades Santa Gema, que lidera la cooperativa Los Jardines de Padre Damián, los socios deberán desembolsar el 35% del coste total de la vivienda en el momento de la subasta, pudiéndose subrogar en el 65% a la terminación de la obra mediante crédito bancario, en el caso de Larcovi, su signo diferencial es que se trata de una cooperativa sostenible promovida por un colectivo que defienden una construcción respetuosa con el medio medioambiente, ya que el coste a lo largo de la vida útil del edificio en mantenimiento y energía también impacta a la larga en el precio de los hogares. En ambos casos, cuenta con más de 300 apuntados cada una.

Domo, por su parte, es quien más peticiones tiene por el momento, ya que cuenta con una lista de 3.000 interesados en sus proyectos, gracias al reciente éxito que ha tenido en importantes proyectos. En el caso de la suma de fuerzas de Los Jardines y El Olivar de Padre Damián, cuenta con cerca de 600 interesados para un desarrollo de aproximadamente 240 viviendas. También Grupo Ibosa, que el año pasado se quedó con las cocheras de Metro de Madrid y que ha sido una de las gestoras más activas, está preparando un proyecto para pujar fuerte por este solar. 

Las cooperativas están dispuestas a ir a por todas para poder acceder a viviendas más baratas en los escasos suelos libres que quedan en el centro de Madrid. Y es que, al eliminar el margen del promotor, estas sociedades pueden acceder a precios muy inferiores de los que se manejan actualmente en el mercado.

El precedente de Raimundo Fernández-Villaverde

La subasta de Padre Damián trae a la memoria lo sucedió en Raimundo Fernández-Villaverde, solar que subastó el Ministerio de Defensa el año pasado y al que se presentaron cuatro ofertas –Domo Gestora, Construcciones Amenabar, Pryconsa y Ferrovial–. Finalmente, fue la gestora de cooperativas, Domo, la que se adjudicó el solar en subasta pública por 111 millones de euros a finales de 2014.

Un año después, podría volver a repetirse la escena, aunque con un mayor número de interesados, ya que además de las cuatro cooperativas que ya hay en marcha, se espera que concurra también alguna promotora, como ya se vio en Raimundo Fernández-Villaverde.

El apetito mostrado por estos dos terrenos dista mucho de lo visto en 2013 con el solar en el que albergaba la antigua Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, unos terrenos que compraron un grupo de cooperativistas por 65 millones de euros después de que el concurso de venta convocado por el consistorio quedara totalmente desierto.

Los expertos consultados apuestan, de nuevo, por las cooperativas en esta nueva puja. En primer lugar, porque pueden afrontar la compra del solar sin necesidad de financiación gracias a las aportaciones de los socios cooperativistas y, en segundo lugar, porque tienen mayor facilidad a la hora de acceder a la financiación bancaria para la puesta en marcha del proyecto ya que el nivel de preventas suele rozar el 100%, cumpliendo con una de las exigencias más duras de la banca para conceder sus créditos. 

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios