FRENTE A LOS 160.000 PREVISTOS PARA ESPAÑA

El 'peaje' para conseguir la residencia en Irlanda, Portugal y EEUU asciende a 500.000€

La decisión del Gobierno español de modificar la Ley de Extranjería para conceder el permiso de residencia permanente a todos aquellos extranjeros que compren una vivienda

Foto: El 'peaje' para conseguir la residencia en Irlanda, Portugal y EEUU asciende a 500.000€
El 'peaje' para conseguir la residencia en Irlanda, Portugal y EEUU asciende a 500.000€
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    La decisión del Gobierno español de modificar la Ley de Extranjería para conceder el permiso de residencia permanente a todos aquellos extranjeros que compren una vivienda en España de más de 160.000 no es nueva.

    Estados Unidos o países de la Unión Europea (UE) como Portugal, Irlanda o Chipre también han adoptado o propuesto en los últimos meses medidas encaminadas a atraer capital extranjero para impulsar sus maltrechas economías y conseguir impulsar un mercado inmobiliario de capa caída. A diferencia de España, en estos países, el peaje a pagar por los inversores es mucho más alto: en torno al medio millón de euros.

    Las iniciativas tomadas en todos ellos podrían ser la hoja de ruta a seguir en territorio español ya que no solamente contemplan inversiones ligadas al ladrillo, sino también las orientadas a impulsar el crecimiento económico y fomentar la creación de empleo.

    Irlanda, por sus similitudes respecto a España -contracción económica, fuerte paro, freno inmobiliario, banco malo...- ofrece algunas pistas.

    Irlanda

    El país se ha visto salpicado por una fuerte crisis económica. Desde su comienzo y hasta finales de 2010, el PIB se contrajo un 14% y la tasa de desempleo escaló hasta el 14%, nivel en el que se mantiene actualmente.

    Irlanda también ha vivido su propia fiesta inmobiliaria, el pinchazo de la burbuja y el posterior desplome de precios de la vivienda. Los datos oficiales reflejan que se han hundido, de media, un 47% desde los máximos de 2007, aunque la cifra podría ser mayor. Desde hace cinco años, los expertos del mercado inmobiliario irlandés aseguran que “virtualmente no ha habido actividad y los precios siguen cayendo, sin suelo a la vista”.

    Para salvar a su sector financiero, el Gobierno puso en marcha el ‘banco malo’ -(NAMA)- que se hizo con unos 100.000 millones de dólares en activos comerciales tóxicos, incluyendo viviendas, hoteles o suelo. Desde su creación y hasta ahora, apenas ha vendido propiedades. Muchos inversores están al acecho de auténticas gangas.

    En Irlanda, los posibles inversores tienen varias opciones para conseguir el permiso de residencia permanente desde el pasado mes de marzo:

    - Realizar una inversión mixta de 1 millón de euros: 50% en una propiedad y el otro 50% en activos del estado , si bien podrían tener una consideración especial a aquellos que compren una propiedad al banco malo. En estos casos, una inversión de un millón de euros podría ser suficiente.

    - Realizar un único pago de al menos 500.000 euros en un proyecto público que impulse la cultura, los deportes, la sanidad o la educación.

    - Invertir al menos 2 millones de euros en un bono 'para inmigrantes' a un bajo tipo de interés. La inversión debe mantenerse durante, al menos, cinco años.

    -Realizar una inversión de un millón de euros de un fondo de capital riesgo en un negocio irlandés durante un mínimo de tres años.

    En Irlanda también existe, paralelamente, un programa para aquellos extranjeros que quieren montar un negocio en el país con una inversión mínima de 75.000 euros. Conseguirán un permiso de residencia durante dos años con el objetivo de que desarrollen su negocio.

    Portugal

    El caso portugués es una realidad desde el 8 de octubre de 2012 y siempre y cuando la inversión se mantenga durante al menos cinco años. Para conseguir el “pasaporte de oro”, la adquisición mínima tiene que ser de 500.000 euros. Deben presentar un documento actualizado que demuestre que son los únicos propietarios de ese inmueble y la ausencia de cargas contra él.

    La nueva ley también contempla otras dos opciones para que extranjeros no europeos puedan conseguir la residencia en Portugal, como por ejemplo, la puesta en marcha de un negocio que permita crear al menos 30 puestos de trabajo o que genere un impacto económico sobre el país de 1 millón de euros.

    Estados Unidos

    La propuesta, impulsada por dos senadores, pretende estimular la demanda inmobiliaria ofreciendo visados a todos aquellos ciudadanos extranjeros que inviertan al menos 500.000 dólares en viviendas unifamiliares, adosados o apartamentos, independientemente de si la compra es de una sola o varias unidades. Pero al menos una de ellas debe costar 250.000 dólares.

    De salir adelante, esta medida complementaría a otra ya existente por la que se conceden permisos de residencia a los extranjeros que inviertan en nuevos negocios que generen puestos de trabajo y podría contribuir a reducir el ingente inventario de viviendas a la venta en un momento en el que la demanda de los propios estadounidenses se ha retraído por la inestabilidad del mercado laboral y los problemas para vender previamente sus viviendas sin asumir grandes pérdidas.

    Según publicaba The Wall Street Journal a finales de octubre, los extranjeros son responsables de un creciente porcentaje de la inversión en inmuebles registrada en estados como Florida, California o Arizona, muy afectados por la crisis, donde los compradores chinos y canadienses, entre otras nacionalidades, están aprovechando el desplome de los precios de la vivienda, así como la escasa capacidad de competir en el mercado por parte de los estadounidenses, perjudicados por el cambio de divisas.

    La demanda nacional se ha contraído ante el deterioro del empleo, mientras que otros se niegan a asumir fuertes pérdidas por la venta de sus viviendas. “Es una manera de impulsar la demanda sin coste alguno para las arcas públicas”, recogía el diario.

    Con este permiso, los inmigrantes no podrán trabajar en EEUU salvo que obtengan un visado especial para ello, a través de los trámites habituales. Se les permitirá traer a esposa e hijos, siempre y cuando estos no superen los 18 años y dicho permiso caducará en el momento en que vendan sus propiedades.

    Chipre

    El Gobierno anunció que para los extranjeros no comunitarios que realicen una inversión mínima de 300.000 euros en un inmueble en la isla, sujetos a ciertos requerimientos, se les concederá el permiso de residencia permanente. Un destino atractivo por su clima y sus bajos niveles de delincuencia.

    Vivienda
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    10 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios