"una ciudad entera te ama"

Un niño con cáncer terminal moviliza a un pueblo entero para adelantar la Navidad

Los vecinos de la localidad de Saint George, en Canadá, llenaron sus calles de decoración navideña para que el pequeño de 7 años disfrutara de sus últimas Pascuas

Seguro que si ha entrado a algún supermercado durante los últimos días se habrá dado cuenta de que las estanterías se han llenado de turrones, mazapanes y polvorones cuando aún quedan dos meses para que estos exquisitos dulces encuentren su época del año. Incrementar las ventas es el objetivo que persiguen los comercios con estos adelantos, que han visto su máxima expresión en Saint George, una pequeña localidad de Canadá que el pasado fin de semana decoró sus calles con luces de colores, guirnaldas y espumillón. Sin embargo, lejos de establecer una meta económica, los habitantes de esta ciudad buscaban otro fin mucho más humano: que un niño con cáncer terminal pudiera disfrutar por última vez de la Navidad.

Aunque Evan Laversage y su familia llevan intentando frenar la enfermedad desde hace más de un lustro, hace algunas semanas los médicos les informaron de que su tumor cerebral era imparable y al pequeño no le quedaba mucho tiempo de vida. Rápidamente, los 3.000 vecinos de Saint George se pusieron manos a la obra para decorar las calles después de recibir una petición por Facebook por parte de los familiares de este pequeño de siete años que no sobrevivirá al mes de diciembre y que tiene dos hermanos.

Un niño de 7 años con cáncer moviliza a un pueblo entero para adelantar la Navidad

Las casas se llenaron de luces y la gente colgó bolas brillantes en los árboles de sus jardines. Las ganas de agradar a Evan llegaron tan lejos que incluso se organizó una cabalgata para que pasara por delante de su puerta y el niño pudiera disfrutar de la Navidad en todo su esplendor. La emoción del pequeño era tal que sus padres le sacaron a la calle a pesar de que el agresivo tratamiento al que se está sometiendo redujo su movilidad en un alto porcentaje, e incluso montó en el trineo de Papá Noel.

“Es más de lo que podía haber imaginado. Es una locura. La gente ha ido mucho más allá”, afirmaba emocionada Nicole Wellwood, madre de Evan. “Una ciudad entera te ama”, dijo la mujer en declaraciones para CBC News recordando con ilusión el desfile de motos de Policía que hicieron los agentes para su hijo y el especial mensaje que 'Bob Esponja' –su personaje favorito de dibujos animados– le dedicó. Sin duda, una muestra más de que el ser humano es capaz de hacer terriblemente feliz a todo aquel que se proponga. 

Virales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios