Santa Elena, la remota isla sin coronavirus que está a la espera de turistas
  1. Viajes
Forma parte de Gran Bretaña

Santa Elena, la remota isla sin coronavirus que está a la espera de turistas

Desde que Reino Unido estableciera el sistema de semáforo de viajes en mayo, en el que incluía los destinos que la gente podía visitar, este lugar ha estado siempre en color verde

Foto: Ubicada a unos 2.000 kilómetros al oeste de Angola y a 2.500 al este de Brasil (Creative Commons)
Ubicada a unos 2.000 kilómetros al oeste de Angola y a 2.500 al este de Brasil (Creative Commons)

Alasdair y Gill Maclean se sienten un poco culpables por haber sido felices durante prácticamente todo el año 2020, un periodo de tiempo marcado por la pandemia derivada del coronavirus. Estos británicos iban navegando por el mundo antes de la llegada del covid-19, viaje que les llevó hasta la isla de Santa Elena.

"Debíamos partir al cabo de diez días, y al final nos quedamos algo más de ocho meses", ha contado a la BBC Gill Maclean. El hombre afirma que tanto él como su mujer se mostraban reticentes a contar a sus amigos lo bien que se encontraban: "¿Cómo les dices que te lo estás pasando en grande, que vas libremente a los restaurantes y sales de fiesta cuando todos deben permanecer aislados?"

placeholder Santa Elena (Fuente: iStock)
Santa Elena (Fuente: iStock)

Ubicada a unos 2.000 kilómetros al oeste de Angola y a 2.500 al este de Brasil, Santa Elena (que es un territorio británico de ultramar) cuenta con una población de unos 4.500 habitantes y una superficie de 121 kilómetros cuadrados. Afortunadamente, es de los pocos lugares del planeta sin ningún caso de coronavirus hasta el momento.

Desde que Reino Unido estableciera el sistema de semáforo de viajes en mayo, en el que incluía los destinos que la gente podía visitar, Santa Elena ha estado siempre en color verde. De este modo, los británicos que fueran a la isla atlántica no tenían por qué aislarse a su regreso.

'El aeropuerto más inútil'

Gracias a que Santa Elena se ha mantenido sin casos y puede recibir viajeros, la isla espera la llegada de nuevos turistas. Matthew Joshua, jefe de los servicios de información al visitante del Gobierno de Santa Elena, afirma que el lugar ha generado cierto interés: "Estamos recibiendo un aumento de consultas". En su opinión, lo ocurrido en 2020 "ha puesto a Santa Elena en el mapa".

Foto: Retransmiten su boda por FaceTime tras cancelarse el vuelo donde viajaba su familia (Pixabay)

Antes de la inauguración del aeropuerto de la isla en 2016 (que costó más de 300 millones de euros a Reino Unido), solo se podía acceder a ella por mar. Sin embargo, los fuertes vientos generaron cierta inseguridad y provocaron el abandono de las instalaciones durante un año. Este lugar ha sido bautizado como 'el aeropuerto más inútil del mundo'.

Por suerte, una serie de vuelos de prueba permitió catalogarlo de seguro para su uso y, desde 2017, despegan aeronaves comerciales. Antes de la pandemia, Santa Elena disponía de rutas semanales desde Johannesburgo y Ciudad del Cabo. Sin embargo, han sido suspendidas en su totalidad debido a las restricciones implantadas en Sudáfrica. Actualmente, la isla sí dispone de vuelos chárter de Titan Airways cada tres semanas desde y hacia el aeropuerto de Londres Stansted.

Gran Bretaña
El redactor recomienda