Las 7 carreteras más impresionantes de Europa para disfrutar con tu coche
  1. Viajes
Viajes

Las 7 carreteras más impresionantes de Europa para disfrutar con tu coche

Si te gusta disfrutar al volante, aquí tienes algunas de las mejores rutas que existen en nuestro continente para tu automóvil

Foto: Tres deportivos en la carretera alpina de Grossglockner. (iStock)
Tres deportivos en la carretera alpina de Grossglockner. (iStock)

Vaya por delante que visitar catedrales y museos nos parece estupendo. Nuestros antepasados realizaron edificios y monumentos increíbles y es lógico que muchas de nuestras vacaciones se organicen en torno a descubrirlos, pero no es el caso que nos ocupa en este artículo. Frente a los viajes en los que el desplazamiento hasta llegar a nuestro destino es tiempo perdido, hoy proponemos lo contrario: organizar una ruta con el único objetivo de disfrutar de su recorrido con tu coche o moto.

Europa ha abierto cientos de rutas increíbles en el último siglo, muchas de ellas de alta montaña, que ahora, bien pavimentadas, se pueden recorrer sin problemas con nuestro coche, descubriendo paisajes que dejan sin aliento. Tú buscas el alojamiento, nosotros te ofrecemos la carretera.

Transfăgărășan (Rumanía)

placeholder Vista de la increíble carretera rumana. (iStock)
Vista de la increíble carretera rumana. (iStock)

Desde que en el año 2009 Jeremy Clarkson gritara "¡Esta es la mejor carretera del mundo!" en el programa 'Top Gear' cuando conducía por una de sus curvas, esta calzada de las montañas Făgăraș, las más altas de los Cárpatos Meridionales, se ha convertido en una de las zonas más famosas de Europa para los amantes del motor. Fue construida a comienzos de los años 70 por iniciativa de Nicolae Ceaușescu para unir dos zonas importantes del país (la región de Transilvania, en el centro, y la de Valaquia, en el sur) y así poder moverse con más libertad y poder huir ante un posible ataque del Ejército Rojo.

Su enclave estratégico y su posible uso futuro para fines militares hizo que la vía se diseñase pensando en que los vehículos pesados pudieran superar con cierta facilidad el desnivel, lo que provocó que la carretera se llenase de multitud de giros revirados que la hacen única para disfrutar de la conducción de montaña.

La historia de Transfăgărășan es por tanto un buen ejemplo de 'efecto mariposa': el miedo a la invasión de un líder comunista hace medio siglo ha terminado provocando que cientos de exclusivos coches visiten ahora el lugar para acelerar por sus cuestas. Ceaușescu ordenó volar parte de la montaña con miles de kilos de dinamita para conseguir abrir la ruta, que cuenta con una distancia total superior a los 100 kilómetros y en la que podremos llegar a atravesar 5 túneles y 27 viaductos. Además de para disfrutar de unas increíbles vistas y de la experiencia de conducción en el ascenso a cotas superiores a los 2.000 metros, la carretera sirve para llegar al impresionante lago Balea. Eso sí, solo durante los meses de verano, que es cuando permanece totalmente abierta al tráfico.

Grossglockner (Austria)

placeholder Grossglockne. (iStock)
Grossglockne. (iStock)

Abierta por primera vez al tráfico en 1935, esta carretera va desde una localidad muy sencilla de pronunciar, Fusch an der Glocknerstrasse, hasta otra ideal para un concurso de deletreo, Heiligenblualpina. Cuenta con 41 kilómetros de longitud y 36 magníficas curvas que atraviesan Hohe Tauern, el parque nacional más grande de Austria. Además de la propia vía asfaltada, en muy buenas condiciones, la zona cuenta con una gran variedad de planes que se pueden hacer a partir de ella: museos, rutas de senderismo por la montaña más alta del país, visitar una de las mejores cascadas de Europa e incluso saludar a las marmotas que pueblan el lugar.

Ahora bien, si te decides a ir debes tener en cuenta dos cosas: en primer lugar el mes del año y las condiciones climáticas, puesto que puede estar cerrada. Y en segundo lugar el precio. Sí, el precio, porque Grossglockner es una carretera de pago a la que solo podrás acceder abonando la tarifa correspondiente a tu vehículo. Por suerte, esta vía cuenta con una web en la que puedes consultar ambas cosas previamente.

Paso del Stelvio (Italia)

placeholder Paso Del Stelvio. (iStock)
Paso Del Stelvio. (iStock)

Cada imagen de esta impresionante subida es mejor que la anterior. La también llamada la SS38 fue construida por el Imperio Austrohúngaro en 1820 para conectar Austria con Milán, pero desde 1919 es una ruta alpina exclusivamente italiana. Está situada al norte del país, en el Parque Nacional de Stelvio. Nace en la localidad de Bormio y es el segundo paso de montaña más importante de los Alpes. Tiene 24 kilómetros de longitud, 48 curvas hasta la cima por su cara norte (que están perfectamente numeradas para que sepas lo que te queda) y un desnivel medio del 7,5% que lleva a los conductores a cotas superiores a los 2.700 metros.

Aunque es conocida entre los amantes del motor, el origen de su leyenda está muy vinculada al ciclismo: el Paso del Stelvio ha formado parte del recorrido del Giro de Italia en muchas ocasiones desde los años 50. De hecho, son tres los españoles que se han proclamado vencedores de las duras etapas de montaña que han incluido estas curvas en su recorrido.

Antes de que la visites tienes que tener en cuenta un dato y una recomendación: el dato es que, debido a su altitud, la vía permanece cerrada entre los meses de octubre y mayo, y la recomendación se resume en una palabra: madrugar. Por desgracia no somos los primeros en hablar de este lugar, y ya lo conoce bastante gente, por lo que si quieres disfrutar en condiciones de una conducción de montaña, intenta adelantarte al resto y acude al inicio de la subida muy temprano.

Atlantic Road (Noruega)

placeholder La Atlantic Road, vista desde el aire. (iStock)
La Atlantic Road, vista desde el aire. (iStock)

Vamos con una propuesta muy diferente al resto. Abandonamos las sinuosas carreteras de montaña para hablar de Atlanterhavsveien, el nombre noruego de la Atlantic Road. Se trata de un tramo de vía gratuito que discurre a orillas del océano y conecta las poblaciones de Averøy y Eide. Inaugurada en el año 1989, esta ruta fue declarada en 2005 como, nada más y nada menos, "la mejor hazaña de la ingeniería en Noruega de todo el siglo XX". No es para menos, la calzada atraviesa en sus más de 8 kilómetros una serie de islotes gracias a un total de ocho puentes.

El paisaje que ofrece el camino es sorprendente y tiene el estatus de Ruta Turística Nacional para los propios noruegos, por lo que tienen perfectamente señalizados los lugares donde podemos pararnos para disfrutar tranquilamente de las vistas. Los pueblos cercanos ofrecen buenos alojamientos y tienen propuestas de ocio adicionales muy interesantes, como excursiones diarias en barco. El único punto negativo... que cerca, lo que se dice cerca, no está. Si quieres disfrutar de este pequeño tramo de la carretera nacional 64 tendrás que hacer un viaje previo bastante largo.

Furkapass (Suiza)

placeholder El Hotel Belvedere en pleno Puerto de Furka, una de las carreteras de montaña más espectaculares del continente
El Hotel Belvedere en pleno Puerto de Furka, una de las carreteras de montaña más espectaculares del continente

Este puerto de montaña comunica las poblaciones de Andermatt y Gletsch (aunque Google Maps te mandará por otros caminos mucho más rápido si ese es tu único objetivo). Se hizo mundialmente conocido en 1964 gracias a la película 'Goldfinger', en una escena en la que James Bond, a los mandos de un Aston Martin DB5, tiene una peculiar persecución con el Ford Mustang de Tilly Masterson en esta carretera.

Aunque hay varios puntos ideales para pararse a contemplar las vistas, el más icónico está en la curva del famoso Hotel Belvedere, uno de los alojamientos más emblemáticos de los Alpes, que ahora se encuentra abandonado.

Carretera de Trollstigen (Noruega)

placeholder Troll Road en Noruega. (iStock)
Troll Road en Noruega. (iStock)

La también conocida como 'Escalera del Troll' es quizás la propuesta que supone un mayor reto. Se trata de un pequeño tramo de carretera nacional 63 de Noruega que une las localidades de Åndalsnes con Valldal. Consta de 11 curvas de 180º en una pendiente muy pronunciada que supera el 9% de desnivel y ha tenido bastantes incidentes a lo largo de su historia (deslizamientos de tierra, avalanchas...). En el año 2005 se realizó una gran inversión en esta ruta para dotarla de mucha más seguridad, protegiendo a los vehículos de posibles desprendimientos y mejorando el asfalto, y en 2012 se completó con un precioso centro de visitantes y un increíble mirador que amplía la oferta turística de la zona.

Como en otras carreteras de alta montaña famosas, Trollstigen solo abre normalmente entre los meses de mayo y octubre y, si te decides a ir ten en cuenta que no vas a estar solo: decenas de miles de turistas hacen esta ruta cada año.

N304 (Portugal)

placeholder Parque natural do Alvão. (iStock)
Parque natural do Alvão. (iStock)

Nuestra última propuesta es un tesoro escondido muy cerca de casa. Se trata de una revirada carretera montañosa al norte de Portugal, junto a la ciudad de Vila Real, en la que destaca el tramo que sale de la pequeña localidad de Avecão do Cabo y bordea el Parque natural do Alvão. Más de 30 kilómetros ideales para los amantes de la conducción con muy poco tráfico y varias zonas de miradores donde apreciar el paisaje.

Foto: Foto: iStock

"¿Y qué pasa con España? Será por carreteras bonitas aquí". Es cierto, nuestro país tiene muchas rutas interesantes para hacer con nuestro coche o moto, tantas que en esta sección ya le hemos dedicado un capítulo aparte con varias propuestas nacionales.

Viajes en Europa Viajes
El redactor recomienda