SACA TODO EL PARTIDO

Por qué debes levantarte pronto todas las mañanas

No tiene por qué significar dormir menos. Si te parece un incordio tener que poner el despertador unos minutos antes, pon atención a todo lo que saldrías ganando

Foto: Fotograma de 'La bella durmiente'.
Fotograma de 'La bella durmiente'.

Si no te has pinchado con una rueca y una terrible maldición ha caído sobre tu persona, lo sentimos, pero no tienes excusas para quedarte más tiempo de lo normal en la cama. Deja de ser un/a bello/a durmiente y aprovecha el día. Eso de "a quien madruga, Dios le ayuda" tiene relevancia científica (salvando las distancias con la existencia o no de un todopoderoso).

Si crees que este artículo es uno más sobre los beneficios que tiene levantarse temprano, estás equivocado. Empecemos por decir que no es una obligación y que no vas a morir si no lo haces ('spoiler': según la ciencia, es posible que sí, te lo contamos más abajo). Tampoco vamos a juzgarte si no te apetece poner el despertador para madrugar, pero es cierto que si lo haces por la razón adecuada, puede que puedas aprovechar bien estos consejos.

Que no, que no hace falta que seas como Tim Cook o Jezz Bezos y tengas que levantarte a las cuatro de la madrugada para empezar el día. Esto va de otra cosa. Despertarse tan temprano no te va a convertir en un empresario de éxito. Es un medio para un fin. No el fin en sí mismo.

Autoestima y motivación

Es posible que madrugar un poco te haga sentir mejor persona. ¡'Boom'! Estarás pensando, ¿por qué? La confianza en uno mismo es muy importante. Desarrollar habilidades y hábitos que te hacen tener mayor autoestima hace que tu vida sea mejor en general. Además de eso, los seres humanos estamos hechos para compararnos con los demás. No queremos hacerlo, pero así es. Constantemente.

Deja de fingir y no hagas comparaciones negativas, ¿por qué no buscar una manera de sentirte mejor, no de forma intrínseca, sino de comportamiento? Si madrugas, podrás ponerte a hacer cosas antes, planificar el día, practicar ejercicio. Ventajas que el resto no tiene o no suele tener. Si empiezas a despertarte pronto, tu cabeza tendrá la sensación de que vas a realizar más tareas que el resto de la gente. Y eso te viene bien.

Te acabas acostumbrando a madrugar. No hace falta que lo adores y lo alabes, pero es un buen camino para conseguir una meta a largo plazo

¿Eres de los que les falta motivación? cuando comiences esta nueva rutina, no te volverás a sentir así. Cuando empieces a trabajar cada vez más duro por cumplir tus sueños (ay, lo que nos engañaron cuando éramos pequeños con eso de que "nada es imposible"...) seguramente desarrolles una tendencia al autocastigo y creas que estás perdiendo el tiempo.

Tomarte aunque sea 10 minutos por la mañana y aprovecharlos en algo productivo puede cambiarlo todo. No tienes por qué sacar una hora (está claro que cuanto más mejor, pero no es necesario), una pequeña cantidad de minutos bien explotados te hará sentir bien. Estamos seguros de que en un abrir y cerrar de ojos se te ha pasado el mes de un plumazo. Divide el tiempo en pequeños fragmentos que utilices bien y así podrás ayudarte a ti mismo a evitar ese destino y saber que lo utilizaste correctamente.

La ciencia coincide

Según una investigación liderada por Till Roenneberg, profesor de Cronobiología del Instituto de Psicología Médica de la Universidad Ludwig-Maximilian en Múnich, los que se levantan más tarde muestran un incremento en muertes prematuras, trastornos psicológicos y enfermedades respiratorias. Sí, muy bien, piensas: "Pues de algo hay que morir, ¿no?", no seas agorero, que madrugar es bueno, de verdad.

Aprovechar el tiempo por la mañana puede ayudarte a crear tu propia empresa o a comenzar el curso que siempre quisiste hacer. Si crees que tu trabajo te absorbe y estás devastado tras la intensa jornada (que además incluye cuidar a los niños, limpiar la casa, hacer la cena...), puede que una rutina matutina sea la única forma de escapar.

Si empiezas a despertarte pronto, creerás que vas a hacer más tareas que el resto de la gente. Y eso te hará sentir que eres mejor que ellos

Es posible que al principio sea agotador, pero dará sus frutos. Te lo prometemos. Empezarás a ser consciente de lo que realmente son 24 horas y valorarás cada minuto del día. No dejarás escapar el tiempo y encajarás mejor cada tarea. Serás más productivo, incluso lo utilizarás para cosas que nunca tienes tiempo de hacer, como leer, ver una serie o simplemente estirarte o ser más flexible.

Es simple. Te acabas acostumbrando. No hace falta que lo adores y que lo alabes, pero es un buen camino para conseguir una meta a largo plazo. Se convertirá en un hábito y dejarás de hacer cosas a regañadientes. Piensa que la vida es corta y es mejor aprovecharla.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios