no te quedes en casa

¿Qué se cuece en Madrid en otoño? Los planes que no te puedes perder

Aunque se acabe el verano todavía no es momento de encerrarse en casa con una manta. Aprovecha las temperaturas suaves para descubrir todo lo que puede ofrecerte Madrid

Foto:

El calor abrasador del verano en Madrid ha dejado paso a una nueva estación donde las temperaturas comienzan a bajar y los días cada vez ofrecen menos horas de luz. Si eres de los que piensan que cuando llega el otoño ya no hay nada divertido que hacer, estás equivocado. Desde la agencia de viajes PANGEA recuerdan que la nueva estación es perfecta para conocer la capital de otra manera.

Vestida con los colores ocres propios de esta temporada, la ciudad se rinde a los pies del que quiere recorrerla con una chaqueta sobre los hombros. Echa un vistazo a estas ideas, aptas para todos los gustos y para todo tipo de públicos que harán inolvidable tu otoño en la capital.

En busca de la estampa más bonita

En Madrid no solo hay asfalto y bocas de Metro. La ciudad también dispone de un buen número de parques que tiñen de esmeralda su bonito horizonte. En otoño, estos espacios verdes empiezan a dejar caer sus hojas al suelo y poco a poco las ramas se van pintando de colores anaranjados, marrones y amarillos.

 El Capricho. (Shutterstock)
El Capricho. (Shutterstock)

Es el momento perfecto para sacar la cámara de fotos y jugar a encontrar la estampa más atractiva. ¿Estará en El Retiro, junto a su famoso Palacio de Cristal? ¿O quizá en el Parque de El Capricho que aún guarda un búnker de la Guerra Civil? No olvides dejarte caer por otros parques de Madrid como el Tierno Galván, el jardín botánico o Madrid Río.

Cobijarse en la cultura

 Museo del Romanticismo.
Museo del Romanticismo.

Cuando la manga corta empieza a no ser suficiente, encontrar un lugar resguardado donde poder pasar la tarde es la mejor idea. Puedes aprovechar el otoño para conocer los museos de Madrid que siempre has querido visitar: desde el ‘mitiquísimo’ Prado, el bellísimo Sorolla o el espectacular Lázaro Galdiano; pasando por otros más reducidos en tamaño pero igual de embaucadores –como la Casa Museo Lope de Vega o el Museo del Romanticismo–.

Gastronomía para entrar en calor

Cuando se acaba el verano dan ganas de volver a los humeantes y calentitos platos de cuchara. En Madrid, la receta de legumbres más típica de la ciudad es el cocido, una preparación que bordan en el famoso local Malacatín. Situado en la calle Ruda, 5, es uno de los restaurantes castizos por antonomasia y lleva sirviendo a sus clientes desde 1895.

Si te encanta el cocido, puedes repetir en el restaurante La Bola –calle La Bola, 5–, fundado en 1870; o en Casa Lardhy. Este último abrió sus puertas en 1839 y su local es tan famoso que incluso ha sido mencionado en obras de Galdós, Azorín y Gómez de la Serna.

Aprovecha el ‘Veranillo de San Miguel’

Si este año hay suerte, quizá el ‘Veranillo de San Miguel’ haga su aparición y vuelva a hacer subir el mercurio hasta temperaturas estivales. En este caso, aprovecha para disfrutar al aire libre algunas de las múltiples posibilidades de ocio que se ofrecen en Madrid.

Una de las más divertidas es la ruta en segway que comienza en la Plaza Mayor y termina en el Matadero. No tardarás nada en hacerte con este ‘caballo del siglo XXI’ y ‘trotar’ por las calles de tu ciudad. Si lo prefieres, puedes escoger un paseo en tuk tuk, un medio de transporte muy original que te llevará por los lugares más destacados de Madrid: Neptuno, Gran Vía, Templo de Debod…

Con el cielo despejado tampoco es mala idea dejarse caer por las azoteas de Madrid para disfrutar de los encantos del ‘skyline’ gato. ¿Quién podría resistirse?

Viajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios