destaca por su singular belleza

Parque de El Capricho: visita guiada a un desconocido pulmón verde de Madrid

'El Capricho', uno de los parques más bonitos de Madrid –y también más desconocidos–, destaca por su estilo romántico, su singular belleza y su importante riqueza botánica

Foto:

'El Capricho', uno de los parques más bonitos de Madrid –y también más desconocidos–, destaca por su estilo romántico, su singular belleza, su importante riqueza botánica y también escultórica y artística. Además, este pulmón verde esconde uno de los secretos mejor guardados de la capital: un búnker de la Guerra Civil único en Europa al encontrarse en perfecto estado de conservación. Para disfrutar de él, la agencia de viajes PANGEA ha previsto una ruta guiada en la que poder descubrir sus misterios y sus rincones con más encanto.

Apunte bien la fecha en su calendario, pues tan solo el domingo 23 de julio –11:30 horas– se realiza este paseo al aire libre en el que un experto guía le ilustrará sobre la historia del Parque de El Capricho. Sus orígenes se remontan al siglo XVIII, cuando la aristócrata doña María Josefa de la Soledad Alonso Pimentel, duquesa de Osuna, decidió crear un lugar para el esparcimiento y la contemplación de la naturaleza.

El Capricho se encuentra en la Alameda de Osuna, en las afueras de Madrid, pero gracias al silencio que se ‘escucha’ en sus terrenos es fácil imaginarse perdido en un vergel alejado del ruido del tráfico de la ciudad. Basta echar un vistazo a los jardines para darse cuenta de la gran cantidad de influencias que en ellos se recogen: desde pinceladas inglesas hasta versiones del gusto italiano pasando por el refinado estilo francés. Todo crea una mezcla perfecta cuya combinación resulta de lo más hermosa.

Si está buscando planes en Madrid para disfrutar de la ciudad en verano, esta visita guiada al Parque de El Capricho es perfecta para soportar las mañanas de calor. Rodeado de verde, de caminos arbolados, de sombras por doquier e incluso un laberinto de arbustos, en los dominios de la duquesa de Osuna también hay espacio para una ría navegable, una fuente engalanada con delfines y ranas e incluso un estanque.

El Capricho es mucho más que un parque. (Shutterstock)
El Capricho es mucho más que un parque. (Shutterstock)
La naturaleza no es la única protagonista del Parque de El Capricho, sino que también la arquitectura y sus esculturas merecen una mención destacada. Durante el recorrido se hablará del búnker de 2.000 metros cuadrados construido a 15 metros bajo el suelo durante la Guerra Civil; así como del palacete, del salón de baile y de la ermita que antaño disfrutó una de las mujeres más inteligentes y distinguidas de su tiempo –no en vano, a la duquesa de Osuna se le debe la organización de tertulias y salones literarios de la Ilustración, además de haber contribuido al impulso de las Artes siendo mecenas de, entre otros, el mismísmo Francisco de Goya–.


En 1834, paralelo a la muerte de la duquesa, comenzó el declive del parque. Su situación empeoraba cada vez más hasta que, en 1974, el Ayuntamiento compró sus terrenos y empezó a rehabilitarlos. Las obras terminaron en 1999 y, desde entonces, todos los visitantes que se dejan caer por El Capricho se preguntan por qué no lo hicieron antes. Usted ya no tiene excusa: el 23 de julio por fin lo conocerá.

Viajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios