Qué ver en Toro: el 'balcón del Duero' con más historia de Zamora
  1. Viajes
dé un paseo por el parque estelar starlight

Qué ver en Toro: el 'balcón del Duero' con más historia de Zamora

El puente romano de esta localidad es uno de los vestigios históricos más destacados, pero no hay que dejar de visitar otros puntos de interés muy importantes

placeholder Foto: El famoso puente de Toro, en Zamora.
El famoso puente de Toro, en Zamora.

Contracorriente, nunca mejor dicho, se podría afirmar que discurre el caudal del río Duero en relación al puente romano que lo cruza. Los que han tenido la suerte de contemplarlo en persona se habrán dado cuenta de que esta construcción de 22 arcos apuntados, custodiada por el Ayuntamiento de Toro Zamora—, se alza paralela al agua. Su curiosa forma de atravesarlo, según los expertos, respondería a que el transcurso del río no era igual que hoy en día: la corriente circulaba en otra dirección y por eso sus piedras se dispusieron de la manera en que pueden vislumbrarse en la actualidad.

Pero esta no es la única curiosidad que pueden contemplar los visitantes que se animen a realizar las rutas programadas a través del callejero de Toro. Su puente, que todo el mundo categoriza como 'romano', realmente está fechado en el siglo XII y solo adquirió esta denominación por haberse levantado sobre una edificación romana. Antiguamente, era muy frecuente que las obras de nueva construcción se alzaran sobre los cimientos de viejas construcciones, y el viaducto toresano no ha sido una excepción en la historia de Zamora.

Toro, una de las villas más importantes de Castilla y León, ha sido este año 2016 sede de la famosa exposición 'Las edades del hombre'. Actualmente, no se puede disfrutar de ella porque cerró sus puertas en noviembre, pero aun así sigue siendo una excelente ciudad para conocer. Apodada como el 'balcón del Duero' por los impresionantes cortados sobre este río de los que puede presumir, en la visita a esta ciudad no pueden faltar los paseos por sus céntricas callejuelas; su Colegiata Santa María La Mayor de origen románico; su muralla; su iglesia del Santo Sepulcro y, cómo no, su archiconocido puente.

Declarada de interés turístico y conjunto monumental histórico-artístico, los orígenes de Toro se remontan a la época celtibérica. Fue sede real, morada de aristócratas y también punto destacado en la lucha por el poder entre la reina Isabel la Católica y su sobrina Juana la Beltraneja. Tras la muerte de Enrique IV —padre de Juana y hermano de Isabel—, una parte de la nobleza mostró su apoyo a la Beltraneja como futura reina de Castilla, entrando en conflicto con los partidarios de su tía en una batalla que se consolidó en Toro en 1476. Ni el bando portugués —Juana era fruto de la unión entre Enrique IV y Juana de Portugal, a su vez hija póstuma del rey luso Eduardo I— ni el castellano obtuvieron una victoria declarada, pero finalmente la balanza se decantó por la Católica tras la batalla de Toro.

Excursiones en los alrededores de Toro

Para aprovechar al máximo la visita, es más que recomendable hacer una escapada por sus alrededores. En el precio de algunas excursiones en Toro se incluye la visita al Museo del Vino de Pagos del Rey, ubicado en la localidad de Morales de Toro —a poco más de 10 minutos en coche desde la propia urbe que 'custodia' el verraco de piedra que da nombre a la ciudad—. Esta colección enológica, inaugurada en 2014, es una bodega poco común: además de que acoge en su interior un museo didáctico, ha sido premiada por su impresionante y llamativo proyecto museológico como Mejor Promoción Enoturística de 2016, y quedó finalista en el concurso de Premio Museo Europeo. La visita por las instalaciones de este museo es libre y, al finalizar el recorrido, se ofrece una degustación de vinos D.O. Toro y de queso típico de la región.

Otra opción para el disfrute de los turistas —no incluida en el coste del viaje— es la visita al centro astronómico de Tiedra, catalogado con el prestigioso sello de Parque Estelar Starlight. Conocida por ser uno de los lugares con el cielo más limpio de España, esta ciudad vallisoletana está a tan solo 20 minutos en coche desde Toro y ofrece una gran experiencia para adultos y niños. Planetarios, telescopios y un sinfín de artilugios le están esperando para contemplar la galaxia como nunca lo había hecho. Un broche inigualable para un viaje que, quién sabe, podrá despertar vocaciones de astronauta desde el mismísimo 'balcón del Duero'.

Qué hacer en Viajes en España Viajes Pangea Viajes Viajar Zamora
El redactor recomienda