Es noticia
Menú
¿Podría 'El libro de Boba Fett' (Disney+) ser mejor que 'The Mandalorian'?
  1. Televisión
  2. Series TV
PROS Y CONTRAS DE LA SERIE

¿Podría 'El libro de Boba Fett' (Disney+) ser mejor que 'The Mandalorian'?

Con menos de la mitad de la temporada por emitirse, la serie de Disney+ sigue arrastrando la engañosa sensación de jugar con desventaja con respecto a la de Baby Yoda

Foto: El cazarrrecompensas intergaláctico, de regreso en 'El libro de Boba Fett'. (Disney )
El cazarrrecompensas intergaláctico, de regreso en 'El libro de Boba Fett'. (Disney )

Durante décadas, el mundo creyó que Boba Fett, uno de los personajes más resultones de ‘Star Wars’, había perecido en el estómago de un Sarlacc. Sin embargo, en The Walt Disney Company tienen otra opinión sobre eso de dejar morir a figuras atractivas para el espectador tan alegremente. Después de ver su sueño eterno perturbado por un papel secundario en la última temporada de ‘The Mandalorian’, a Fett le ha caído una serie que lo devuelve a la primera línea de la franquicia. Pero, me temo, eso también tiene su lado malo.

El pasado 29 de diciembre, Disney+ estrenó ‘El libro de Boba Fett’. Ni corta ni perezosa, la serie arrancó desdiciendo a la sexta película de ‘Star Wars’, ‘El retorno del Jedi’. En ella, Fett, un cazarrecompensas con armadura mandaloriana reclutado para las filas del villano Darth Vader, se había despeñado por el tracto intestinal del mencionado Sarlacc, un monstruo tentacular oculto en el desierto del planeta Tatooine.

La serie de Pedro Pascal hirió de gravedad el potencial para la gloria de Boba Fett

Ya en la serie, salvado de la digestión de la criatura, Fett acaba regresando a los bajos fondos de Tatooine, que una vez gobernó el hampón Jabba el Hutt, toma su trono y se corona señor del crimen del lugar. La historia es una producción de Jon Favreau y Dave Filoni, artífices de ‘The Mandalorian’, que añaden a su equipo a Robert Rodríguez, el director que devolvió a Fett a la palestra en aquella serie con un episodio lleno de escaramuzas de secano que resuena en todo lo que hemos visto por ahora de la nueva ficción.

Esta primera entrega de ‘El libro de Boba Fett’ se alargará hasta los siete episodios, concluyendo el 9 de febrero. Cruzado, por tanto, el ecuador de la temporada, la serie sigue arrastrando la sensación de jugar con desventaja con respecto a su predecesora; sin embargo, no es difícil glosar razones por las que el contratista interpretado por el neozelandés Temuera Morrison podría acabar triunfando al margen del que encarnó Pedro Pascal.

placeholder Temuera Morrison y Ming-Na Wen, protagonistas de 'El libro de Boba Fett'. (Disney+)
Temuera Morrison y Ming-Na Wen, protagonistas de 'El libro de Boba Fett'. (Disney+)

Para empezar, la serie maneja un personaje con un gancho histórico, al menos en teoría. Apareció por vez primera en una secuencia animada del infame especial navideño de ‘Star Wars’, de 1978, aunque no lo conoceríamos de carne y hueso hasta ‘El imperio contraataca, la segunda película, y ya entonces Fett era ‘merchandising’ con patas. Su apariencia de superhéroe era la silueta ideal para vender muñecos. De hecho, toda la iconografía desplegada después en ‘The Mandalorian’ nace de la armadura verdosa que Boba Fett lució en 1980.

Además, la serie juega con gracia a enfrentar esa apariencia inhumana y amenazadora con la nueva situación de Fett, un líder mafioso novato al que en realidad casi nadie respeta. Si ‘The Mandalorian’ hizo algún bien a ‘El libro de Boba Fett’, eso fue desposeer a los atavíos del cazarrecompensas intergaláctico del misterio y la leyenda que se habían acumulado en sus arrugas durante 40 años.

Un Baby Yoda propio

Sin embargo, la serie que encabezaran Pedro Pascal y el simpático Grogu también hirió de gravedad el potencial para la gloria de ‘El libro de Boba Fett’. Aunque criticar una serie por lo que no es infringe todos los códigos del honor mandaloriano, es imposible resistirse a pensar lo que ganaría en interés la ficción que encabeza Temuera Morrison si tuviese su propio Baby Yoda. El hombre que hay bajo la máscara es asimismo menos celoso en esta serie de mostrar su rostro que el personaje de Pascal, conque Fett, casco puesto o calva al viento, se pierde el romanticismo y la complejidad de la relación con una armadura tan mitificada.

Tampoco es que la última ficción de Favreau y Filoni necesite a ‘The Mandalorian’ para fracasar. La historia pasada del personaje, muy desdibujada en comparación con las genealogías de los grandes protagonistas de la franquicia, flanquea cada dos por tres el avance de la trama en forma de tediosos flashbacks a los que, para colmo, Fett da paso echando una cabezada. Morrison y su coprotagonista, Ming-Na Wen, que encarna a la asesina Fennec Shand, segunda al mando de Boba Fett, tampoco se lucen demasiado en la buscada parsimonia de algunos tramos, que desentona en un proyecto mucho menos contemplativo que la serie anterior.

placeholder Las razas y mundos de 'Star Wars' regresan en 'El libro de Boba Fett'. (Disney+)
Las razas y mundos de 'Star Wars' regresan en 'El libro de Boba Fett'. (Disney+)

Aun así, ‘El libro de Boba Fett’ podría acabar siendo incluso mejor que ‘The Mandalorian’. Exitosa como fue, la serie del pequeño Yoda tenía un defecto de fábrica: una meta definida. Durante toda la travesía del enmascarado Pedro Pascal y aquella cuca marioneta verde, el espectador supo que los viajeros debían llegar en última instancia a algún destino, y por eso mismo cada alto en el camino —y la serie no escatimaba en ellos— generaba una frustrante sensación de que el mandaloriano andaba perdiendo tiempo.

Por el contrario, la serie del cazarrecompensas más veterano avanza sin las constricciones de un rumbo fijo. Si el personaje de Pedro Pascal era una excitante hoja en blanco, el de Morrison es un folio apenas garabateado que se muere por una oportunidad de justificar que lo sacasen de la papelera. Salvo por su infancia agujereada por el trauma, que pudimos ver en ‘El ataque de los clones’, Fett apenas arrastra un pasado que honrar. Perdido como está, el pistolero lo tiene todo por aprender.

‘El libro de Boba Fett’ se está escribiendo con disimulo, a base de casualidades, tropiezos y repartos sibilinos entre familias criminales. El camino del personaje no está decidido —nadie se había molestado en hacerlo hasta ahora—, así que cada descubrimiento, cada volantazo y cada feliz idea de la serie tiene las mimbres de una agradable sorpresa. El límite, figurada y literalmente, está en las estrellas.

Durante décadas, el mundo creyó que Boba Fett, uno de los personajes más resultones de ‘Star Wars’, había perecido en el estómago de un Sarlacc. Sin embargo, en The Walt Disney Company tienen otra opinión sobre eso de dejar morir a figuras atractivas para el espectador tan alegremente. Después de ver su sueño eterno perturbado por un papel secundario en la última temporada de ‘The Mandalorian’, a Fett le ha caído una serie que lo devuelve a la primera línea de la franquicia. Pero, me temo, eso también tiene su lado malo.

Disney+
El redactor recomienda