Los profesionales del doblaje, en pie de guerra: "Es de vergüenza que haya actores con problemas de dicción"
  1. Televisión
  2. Series TV
CONTRA EL INTRUSISMO Y LA PRECARIEDAD

Los profesionales del doblaje, en pie de guerra: "Es de vergüenza que haya actores con problemas de dicción"

Hablamos con tres profesionales del gremio del doblaje para conocer su opinión acerca de la cuestionada decisión de Netflix sobre el reparto de 'Memorias de Idhún'

Foto: Uno de los personajes de 'Memorias de Idhún'. (Netflix)
Uno de los personajes de 'Memorias de Idhún'. (Netflix)

El retraso o incluso la paralización de muchas producciones audiovisuales no es la única preocupación que actualmente ronda a los miembros del sector del doblaje. Son varias las cuestiones que reclaman los profesionales de este gremio, uno de los más precarizados de la industria audiovisual. Desde hace algunos años, los actores de voz critican insistentemente lo que consideran unas condiciones de trabajo indignas. Ya en 2017, algunas agrupaciones como el Sindicato de Artistas de Doblaje de Madrid convocaron una huelga que se prolongó durante casi dos meses para exigir un aumento del salario de los actores de voz, regulado por un convenio de 1993.

A ello se suma cierto intrusismo laboral por parte de estrellas televisivas sin experiencia en el terreno del doblaje, una situación cada vez más común en series y películas de animación. La paciencia de los profesionales del sector parece estar tocando techo y cada vez son más los que se atreven a cuestionar las decisiones de los pesos pesados de la industria sin miedo a represalias.

La última bomba explotó el pasado 14 de agosto, cuando Netflix compartió el primer tráiler y comunicó públicamente el elenco de voces de su nueva serie animada, 'Memorias de Idhún', basada en la popular trilogía de Laura Gallego. El grupo está formado por algunos intérpretes con dilatada experiencia en el doblaje como Michelle Jenner, la encargada de poner voz a Hermione Granger en la saga 'Harry Potter'. Sin embargo, la presencia de otros nombres como Itzan Escamilla ('Élite'), Carlos Cuevas ('Merlí: Sapere Aude'), Sergio Mur ('Servir y proteger') y Nico Romero ('Las chicas del cable') no convenció al apasionado 'fandom' de la saga y levantó ampollas entre los actores de doblaje, quienes no dudaron en criticar públicamente la decisión de la plataforma de 'streaming' al ver menospreciado su trabajo.

La propia Laura Gallego, creadora de las novelas que han vendido más de un millón de ejemplares, se vio obligada a compartir un comunicado en su página web oficial desmarcándose de la decisión de Netflix y mostrando su total disconformidad. "Quiero aclarar que desde el primer momento mi deseo fue que todos los personajes de la serie fuesen interpretados por actores especializados en doblaje. Los responsables de la serie tenían otras preferencias con respecto al doblaje en castellano y ha sido su criterio el que se ha impuesto al final. Por tanto, me gustaría hacer constar que esas voces en concreto no son las que yo había imaginado para mis personajes".

Foto: La serie de anime sobre 'Memorias de Idhún' que estrenará Netflix

Los actores de doblaje reclaman su lugar

Rodri Martín es actor y director de doblaje y se ha convertido en una de las voces más habituales de la pequeña pantalla. Entre otros, ya ha prestado su voz a personajes muy populares como Clay Jensen, protagonista de 'Por 13 razones', Otis Milburn en 'Sex Education' o Morty en la comedia animada 'Rick y Morty', todas ellas en Netflix. A pesar de su éxito, no es ajeno a las dificultades a las que los actores de doblaje se enfrentan cada vez con más frecuencia, como el intrusismo laboral por parte de rostros famosos sin experiencia en doblaje y que, en algunos casos, ni siquiera son actores. Recordemos que figuras como el piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso ha prestado su voz para las tres películas de 'Cars' de Disney Pixar.

Para Rodri, la inclusión en el mundo del doblaje de estrellas televisivas no le parecería tan criticable si mostrasen interés por formarse vocalmente, algo que en su opinión no es habitual. "Hay mucho modelo y muy poco actor entre los intérpretes de imagen, sobre todo en las series orientadas al público juvenil, donde lo que impera es un buen cuerpo. Un actor no solo interpreta con el cuerpo sino también con la voz y parece que últimamente se descuida esta segunda faceta. Vocalmente es de vergüenza que haya actores con problemas de dicción, que tiren las frases con la misma entonación una tras otra, que no escuchan, no reaccionan y no matizan", afirma tajante.

Uno de los personajes de 'Memorias de Idhún'. (Netflix)
Uno de los personajes de 'Memorias de Idhún'. (Netflix)

La actriz de doblaje Laura Martínez ha trabajado en series como 'The Walking Dead' o 'Animado presidente', la parodia de la Administración de Donald Trump que en España emite Movistar+. Laura recalca que los actores de doblaje cuentan con una formación específica centrada en aspectos como la sincronización, el ritmo o la dicción a la hora de interpretar un texto y considera que deberían valorarse esas habilidades a la hora de escoger la voz de un personaje.

"El primer paso es tener formación interpretativa, o al menos cierta facilidad para transmitir emociones, pero luego tienes que saber aplicarlo en el atril del estudio de doblaje. El problema es que para ello necesitas mucha dedicación y una gran inversión de tiempo y dinero. Y lo que sucede ahora es que muchos se saltan el segundo paso. Puedes ser muy buen intérprete, pero si no sabes manejarte en un atril me temo que la calidad del doblaje dejará que desear", lamenta la actriz.

Decisiones como la de Netflix pueden suponer, según Laura, un duro golpe para los jóvenes que intentan abrirse camino en el terreno del doblaje. "Es una situación que a todos los que dedicamos años a este arte nos quita la esperanza tanto en el sector como en nuestra propia carrera profesional. Al final lo que observamos es que las productoras prefieren a alguien famoso a pesar de que su falta de técnica ralentice el trabajo y empeore la calidad final, frente a alguien que tiene formación, trabaja con agilidad y les puede aportar un buen resultado. ¿Qué clase de incentivo supone para nosotros?".

Clay Jensen, de 'Por 13 razones', uno de los personajes doblados por Rodri Martín. (Netflix)
Clay Jensen, de 'Por 13 razones', uno de los personajes doblados por Rodri Martín. (Netflix)

Cuando el 'marketing' se vuelve en contra

Una gran parte de la furia tuitera se centró en cuestionar el doblaje de Itzan Escamilla, muy conocido por interpretar a Samuel en 'Élite' y que pondrá voz a uno de los personajes centrales de 'Memorias de Idhún'. Pero ¿hasta qué punto podemos exigir responsabilidad a un actor por una decisión que no depende de ellos?

En este sentido, Rodri respeta las decisiones individuales, pero opina que estas estrellas juveniles deberían ser más coherentes. "No puede ser que día sí y día también se dediquen a soltar burradas sobre nosotros y en cuanto les ofrecen un papelito en una peli de animación pierdan el culo por hacerlo. A mí me parece una falta de respeto hacia todos esos compañeros actores de doblaje que viven de ello como única fuente de ingresos". Aunque entiende que se impongan las leyes del 'marketing' como en cualquier otra industria, cree que en este caso concreto no ha sido acertado.

"La saga 'Memorias de Idhún' tiene 'hype' creado desde hace años como para no necesitar a esos actores de imagen para que se venda el producto. ¿Realmente piensan que va a atraer más espectadores que Itzan Escamilla doble a uno de los protagonistas que el propio 'fandom' de Laura Gallego? Si es así me callo, pero lo dudo mucho". El actor y director cree que una posible solución en estos casos sería contratar también a actores de doblaje para que asesoren y supervisen el trabajo de los intérpretes famosos menos habituados a dar vida a un personaje con la voz como única herramienta.

El actor Itzan Escamilla, durante el rodaje de 'Élite'. (Netflix)
El actor Itzan Escamilla, durante el rodaje de 'Élite'. (Netflix)

Por su parte, Laura entiende que sea complicado para los actores de imagen famosos rechazar una oferta tan tentadora como la de 'Memorias de Idhún', pero defiende que debería haber cierto grado de responsabilidad a la hora de involucrarse en un proyecto de doblaje. "Si alguien considera que no está preparado para ello, no creo que sea beneficioso para nadie aceptarlo", asevera. "Entiendo que estamos en un mundo que se mueve acorde a los intereses económicos, pero no comprendo que en una industria artística se apueste antes por la popularidad que por la calidad profesional", concluye.

Otra de las situaciones que Rodri cuestiona es la dificultad de los actores de doblaje para encontrar trabajo como intérpretes de imagen. "Es frustrante. Tengo dos currículums y en uno de ellos quito toda referencia a mi profesión como actor de doblaje para que no me valoren con prejuicios". A pesar de ello, también hay excepciones y es que la productora Bambú ('Las chicas del cable', 'Alta mar') hizo llegar el currículo de Rodri a su directora de casting tras una queja de este en redes sociales. "Si algún día me veis en pantalla estoy dispuesto a tragarme mis palabras", comenta entre risas.

Una reivindicación muy aplaudida en redes sociales

Aunque cada vez es más habitual consumir el contenido en versión original, lo cierto es que el doblaje continúa siendo una herramienta muy útil para muchos espectadores. La oferta de series se ha multiplicado en los últimos años gracias a la proliferación de las plataformas de 'streaming', pero no se ha traducido en una subida de los ingresos de los actores de doblaje, cuyo salario está prácticamente congelado desde hace casi tres décadas.

Mario Tadrissi trabaja como locutor en medios de comunicación como Cadena 100 y COPE InterComarcas y ha hecho sus pinitos en el mundo del doblaje en diferentes spots publicitarios. Mario lamenta que cada vez sea más complicado hacerse un hueco en el mundo del doblaje, ya que los actores de voz perciben menos de cinco euros por toma y necesitan muchas horas de trabajo para poder vivir de ello.

Mario Tadrissi: "Todo se quiere para ayer, no se puede dedicar el tiempo que merece cada capítulo de una serie"

"Es muy difícil empezar tu carrera profesional en el sector y, sobre todo, mantenerse en activo. La mayoría tenemos que compaginar nuestro trabajo principal con las convocatorias de doblaje", protesta. Para Mario, otro de los escollos son los plazos tan ajustados con los que se trabaja. "Todo se quiere para ayer, no se puede dedicar el tiempo que merece cada capítulo de una serie. Se precisa ser realmente bueno para ser capaz de grabar cada escena en un periodo de tiempo tan corto como el que se nos exige. Los profesionales que llevan más tiempo tienen una técnica mucho más depurada y unas capacidades que solo se pueden adquirir con la práctica", explica.

Cuando Mario vio el tráiler de 'Memorias de Idhún' no pudo evitar crear una versión alternativa locutándolo con su propia voz en un vídeo que compartió y se viralizó rápidamente en Twitter, alcanzando casi 7.000 'Me gusta' en pocas horas y generando numerosas alabanzas por parte de sus compañeros de profesión.

Mario aclara que solo buscaba remover conciencias y poner en valor el trabajo de los actores de doblaje en un momento muy crítico para los profesionales del sector. "Como cliente de Netflix me sentí estafado porque los personajes televisivos cobran el sueldo de actor de doblaje más su caché y me molestó mucho que mi dinero se destine a pagar ese caché y, a cambio, me vayan a entregar un producto defectuoso. Por otra parte, como miembro del sector del doblaje me sentí muy molesto y ofendido. Mi objetivo con el vídeo era simplemente demostrar que el público merece ser cuidado ya que paga por un mínimo de calidad. Existen muchos profesionales que aman este trabajo dispuestos a hacerlo lo mejor que puedan".

Sin embargo, considera un error tratar a Netflix como el malo de la película, ya que piensa que es un problema generalizado y grandes estudios como Disney o Dreamworks también contratan a estrellas televisivas para doblar a los personajes de sus películas de animación. "Es un reclamo que usan para que los fanáticos de esas estrellas vean la película o la serie, de lo que no se dan cuenta es que el producto en sí puede tener más seguidores que un actor como en el caso de 'Memorias de Idhún'— y entonces los fans pueden hacerle la cruz o consumirlo en otro idioma, lo que al final perjudica a nuestra industria".

Parece evidente que los profesionales de la voz no están dispuestos a seguir viendo cómo se pisotea su trabajo cuando hay tanta gente que sigue disfrutando de él. ¿Tomarán nota los grandes estudios de las demandas de este sector?

Netflix