Vergüenza ajena y refritos: no, esta Nochebuena televisiva no ha sido diferente
  1. Televisión
  2. Programas TV
opinión de 'la teletipa'

Vergüenza ajena y refritos: no, esta Nochebuena televisiva no ha sido diferente

Repaso a la programación de las principales cadenas de televisión en la noche navideña más familiar del año

Foto: Roberto Leal, presentador de 'Telepasión' en TVE. (RTVE)
Roberto Leal, presentador de 'Telepasión' en TVE. (RTVE)

Todo igual. Siempre nos pasa lo mismo, hacemos examen de conciencia, creamos expectativas y nos prometemos que, por una vez, la Nochebuena será diferente. La lista la tenemos clara. No hablaremos de política, no aprovecharemos la reunión familiar para abrir las maletas emocionales y dar rienda suelta a los viejos rencores o a las frustraciones, contaremos hasta cien si es necesario antes de contestar la última chorrada del cuñado, mantendremos la compostura, no preguntaremos por asuntos personales y, cómo no, controlaremos la comida y la ingesta de alcohol. Este año será diferente. Seguro. Pero a las nueve en punto, entre todo el familión reunido surge una voz disidente: “Enciente la tele que quiero ver el discurso del rey”. Ya se ha liado parda. Ese es el punto de inflexión.

Cualquier esperanza que tuviéramos de cambio se va al traste en el segundo en el que el ultramonárquico de la familia agarra el mando y aprieta el botón rojo. Ya no hay marcha atrás. Aunque este año el discurso de Felipe VI, como apunta por aquí mi querido Rubén Amón, ha sido una homilía vacía y estéril, la televisión fagocita todas las conversaciones, la tratamos como una más de la familia, preside desde su púlpito la cena de Nochebuena y nos teletransporta al pasado. Elijan ustedes la época, porque la originalidad en la programación brilla por su ausencia y hay para todos los gustos.

Fotograma del discurso del rey Felipe VI. (RTVE)
Fotograma del discurso del rey Felipe VI. (RTVE)

Empecemos por TVE y su ‘Telepasión 2019, una noche de tormenta’ dirigida por Juan Luis Iborra, una historia cutre, de guión paupérrimo en la que los números musicales estaban metidos con calzador. Que sí, que en 1990 el estreno de ‘Telepasión española’ fue un pelotazo, pero 30 años después no tiene sentido gastarse un pastizal del erario público para semejante desastre anacrónico, tan anacrónico que por un momento creí ver a Luis Aguilé con una de sus corbatas interminables cantando “es una lata el trabajar, todos los días me tengo que levantar”. Le bajé el color a la tele y por arte de magia regresé a la infancia, al ‘Hotel de las mil y una estrellas’.

'Telepasión' me dio vergüenza ajena, sobre todo la interpretación de Miriam Díaz-Aroca, pero no podía dejar de verlo

Cierto que le pusieron ganas, dinero y factura al presunto programa estrella de TVE. Personalmente a mí me dio vergüenza ajena, sobre todo la interpretación de Miriam Díaz-Aroca, pero no podía dejar de verlo. Unos temas estuvieron agarrados con pinzas; otros, absolutamente olvidables. ¿Lo mejor? El primer número, una versión de Raska-Yú, el polémico fox-trot de Bonet de San Pedro con el que en 1943 cosechó gran éxito y que fue prohibido por la censura del Régimen por sus presuntas alusiones a Franco. ‘Raska-Yú cuando mueras que harás tú, tú serás un cadáver nada más”. Su letra pululaba por la necrofilia con grandes dosis de humor negro en una época poco tolerante con las irreverencias. Hilando fino Iborra.

El otro momentazo se lo apropió María Casado. la presidenta de la Academia de Televisión se acordó de los grandes rostros de la historia de la televisión con una más que respetable versión de ‘’No puedo vivir sin ti’ de Los Ronaldos. El resto absolutamente prescindible.

Roberto Leal y Miriam Díaz-Aroca en 'Telepasión'. (TVE)
Roberto Leal y Miriam Díaz-Aroca en 'Telepasión'. (TVE)

Los espectadores de TVE tuvieron que tragarse después un especial musical que giró en torno a David Bisbal para llegar a Estopa, lo mejor de la noche, lo mejor de todas las cadenas. Los hermanos Muñoz compartieron escenario con músicos de la talla de Dani Martín, India Martínez, Serrat, Rozalen o Manolo García con el que interpretaron ‘La raja de tu falda’. La lectura que saco del concierto de Estopa es que somos mayores, muy mayores. Los especiales de antaño giraban en torno a figuras como Rocío Jurado o Raphael, grandes estrellas a las que, por supuesto, no quito mérito solo faltaría, pero las veíamos lejanas, eran algo así como de padres. Ayer los padres fuimos nosotros, la generación que bailó y lo dio todo con los acordes de Estopa.

Paz Padilla se teletransportó a la década de los 90 en 'Mi Nochebuena es la tuya'. ¿Se acuerdan de ‘Genio y figura’?

Telecinco también apostó por un programa especial para Nochebuena. En ‘Mi nochebuena es la tuya’ Bertín Osborne invitó a cenar en su casa a Ainhoa Arteta, Paz Padilla, Jesús Vázquez, Santi Millán y Millán Salcedo, la mitad de Martes y 13. ¡Qué tiempos aquellos de las empanadillas de Móstoles, Encarna de noche, la ‘Pantoggga’ y Betty Missiego! Los que escogieron la cadena de Fuencarral vivieron, como en ‘Matrix’, dos mundos paralelos. Doble cena de Nochebuena, la de casa y la de la tele. Una con menú de Robbin Food, la otra con lo que encartara en cada hogar.

Paz Padilla en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset España)
Paz Padilla en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset España)

El programa no es que fuera para tirar cohetes, pero tuvo sus momentos, no en vano dejó que llevara la batuta una Paz Padilla eufórica porque este año ha sido elegida para der las uvas con Jesús Vázquez. Con su hiperactividad y su verborrea, la presentadora de ‘Sálvame’ se teletransportó a la década de los 90. ¿Se acuerdan de ‘Genio y figura’? El programa en el que contaba chistes de la mano de Chiquito de la Calzada, pues para Padilla anoche no había pasado los años. Memorable, su momento ‘Pretty Woman’ paseando los presuntos modelitos para las uva, por no hablar de los zascas que le envió a Cristina Pedroche o cuando se le ocurrió pesar a todos los invitados para ver cuanto iban a engordar con la cena. Un pelín largo sí se hizo, a pesar de las visitas de Omar Montes, India Martínez, Pepe Luis Camona o el mago Jorgue. Tres horas de cena en universos paralelos se hacen muy cuesta arriba para cualquiera.

Antena 3 y La Sexta se conformaron con refritos, con lo mejor del año una y, aprovechando el tirón de Broncano, sus mejores monólogos

Antena 3 y La Sexta se conformaron con refritos, con lo mejor del año una y, aprovechando el tirón de Broncano, sus mejores monólogos la otra. ‘Lo mejor de cada casa’ y ‘Nochebuena Broncana’, un pastiche barato de todo 2019 que ha tenido a más de uno revisitando grabaciones. Siempre que veo un programa de recopilación me acuerdo de la persona que ha buceado entre todos los programas, hoy con la digitalización el trabajo se suaviza, pero no deja de ser una pesadilla.

Broncano en ‘Nochebuena Broncana’ (Atresmedia Televisión)
Broncano en ‘Nochebuena Broncana’ (Atresmedia Televisión)

En Cuatro, la programación se mantuvo. ‘First Dates’ culminó su semana temática con un especial en el que homenajearon a algunos solteros que tuvieron su primera cita y desde entonces viven felices y enamorados. Marc y Jennifer, Estrella y Alejandro, Jacky y Carlos, Sol y Scott, que aprovechó la coyuntura para pedirle a mano a su chica. Todos recordaron sus peculiares historias de amor. Hasta un pseudo Santa se presentó en el restaurante del amor.

En resumen, la Nochebuena televisiva de 2019 ha sido un auténtico déjà vu que desvela la falta de originalidad de las cadenas. Es como si hubieran tirado la toalla en la batalla por la audiencia, mejor dar el día por perdido que gastar dinero en producción. Y la que lo gasta, la cadena pública, no llega ni al aprobado. Pues nada, adiós a las expectativas. No, este año no ha sido diferente. Tampoco nos hemos controlado con la familia, además hemos comido y bebido como si no hubiera un mañana. No perdamos la esperanza, todavía nos queda Nochevieja y los propósitos del nuevo año, pero esa será otra historia. O no.

María Casado LaSexta David Broncano Antena 3 Telecinco TVE Paz Padilla Miriam Díaz Aroca
El redactor recomienda