SU PERFIL

'¡Boom!' | ¿Quién es Óscar Díaz, miembro de Los Dispersos?

El nuevo concursante de '¡Boom!' participó en 'Pasapalabra' cuando estaba en Antena 3, con Silvia Jato, y también se llevó el único bote que entregó 'Pasapalabra en familia' (Telecinco)

Foto: Óscar Díaz, en '¡Boom!'. (Atresmedia)
Óscar Díaz, en '¡Boom!'. (Atresmedia)

Óscar Díaz García (1971) forma, desde el pasado 1 de octubre, parte de Los Dispersos, el nuevo y por ahora imbatible equipo de '¡Boom!'. A pesar de llevar tan solo unas semanas concursando, su rostro no ha pasado desapercibido. Este madrileño, traductor de profesión, es uno de los tres únicos concursantes que ha logrado alcanzar la extraordinaria cifra de los 200 programas en 'Saber y ganar'.

[La gran hazaña de Los Dispersos: se quedan a una sola respuesta del bote de '¡Boom!']

Díaz lleva más de veinte años ejerciendo de traductor autónomo, aunque como él mismo dice su expediente laboral es bastante caótico. A finales de los ochenta (1989) no existía la titulación de Traducción e Interpretación, de modo que empezó a estudiar Informática Técnica en la Politécnica de Madrid. Tiempo después, reorientó su carrera hacia las letras y se sacó una oposición en Telefónica.

Más de uno y más de mil pensarán que somos unos frikis

Según ha contado en varias entrevistas, en aquella época ya estaba muy vinculado al mundo editorial: montó su propia empresa y colaboraba con otras firmas. Poco después finalizó el ciclo superior de inglés en la Escuela Oficial de Idiomas de Madrid y lo complementó con un buen número de cursos para trabajar con garantías como traductor. Atrás quedó la seguridad de trabajar para una empresa como Telefónica. Díaz prefirió dedicarse en exclusiva a las traducciones y a las colaboraciones editoriales.

Manolo, Óscar, Victoria y Miguel Ángel. (Atresmedia)
Manolo, Óscar, Victoria y Miguel Ángel. (Atresmedia)

'Saber y ganar'

Óscar se ha declarado desde siempre fan de 'Saber y ganar'. Lo veía siempre desde casa, así que decidió escribir al programa por curiosidad, para ver que tal se le daba. "El mero hecho de concursar fue un sueño cumplido", ha dicho varias veces. "No es el programa más espléndido en cuanto a presupuesto, pero eso lo compensan con un trato, con un cariño, que no encuentras en programas más industriales. Recuerdo que cuando me eliminaron en 2006 fue como si me quitaran un juguete. Fue una reacción casi infantil", reconoció hace un tiempo en una amplia entrevista a 'JotDown'.

"Creo que todos los que escribimos al programa somos espectadores y seguidores del mismo. Además de la ilusión por ver las tripas del concurso y conocer a gente con la que llevas comiendo tanto tiempo, también quería ver si era capaz de responder con fuego real". Tal y como contó a 'Formulatv', "tenía ganas de comprobar si me manejaría bien en un entorno menos controlado que el salón de casa".

Óscar Díaz, en su etapa en 'Saber y ganar'. (TVE)
Óscar Díaz, en su etapa en 'Saber y ganar'. (TVE)

El 5 de diciembre de 2012, Óscar logró inscribirse en la lista de honor de los concursantes "centenarios", al alcanzar 100 ediciones, que es el límite de participación de este concurso. Fue el décimo concursante que batió ese récord. Gracias a su extraordinaria rapidez mental y a sus amplios conocimientos en diversas áreas ganó 89.200 euros, demostrando que quién sabe, al final, también gana.

El 6 de octubre de 2015 regresó al concurso, tras participar en los especiales de 'Parte de tu vida'. En esta etapa, concretamente el 1 de marzo de 2016, completó nuevamente otras 100 entregas, convirtiéndose en 'bicentenario'. Su paso por 'Saber y ganar' fue de lo más fructífera, se llevó en total 169.900 euros.

De notables y sobresalientes

Aunque asegura que no fue el típico empollón de clase, "era de los que sacaba buenas notas: notables y sobresalientes". Según Óscar, "era bastante payasete", de esos a quienes les gustaba montar cierto cachondeíllo en clase. "Tampoco me tenía que esforzar mucho, sobre todo en la época de EGB. El caso es que era un chico que iba sacando los cursos sin muchos problemas pero al que sus padres le insistían en que tenía que esforzarse más, porque era algo vaguete".

Según Óscar, su formación ha sido muy caótica, porque aunque le gustaban las letras acabó haciendo ciencias puras. "Tengo facilidad para retener información que me ha interesado o sobre la que he leído, ya sean datos más o menos trascendentes o triviales. Obviamente, me encanta la lectura y supongo que las inquietudes y el tiempo hacen que vayas adquiriendo cierto fondo de armario que puede resultar útil para soltar pedanterías de vez en cuando o para afrontar concursos de este perfil", reconoció a FTV.

Fanático del rock duro

Aunque a priori pueda chocar un poco, este madrileño se declara fanático del rock duro y el heavy metal. Según cuenta, con ocho o nueve años cogió una hepatitis y estuvo tres meses en cama. Lo único que hacía era leer cómics y escuchar la radio. En aquella época, empezó a engancharse a The Knack, pero también a las baladas románticas de Lorenzo Santamaría. A medida que fue creciendo dejó atrás a sus héroes de Parchís para dar paso a gente como Emerson, Lake and Palmer, Jethro Tull, Patti Smith o Deep Purple. La culpa de esta evolución musical la tuvo su tío Manolo, un aficionado a este tipo de música. "Pasé de las canciones infantiles a escuchar cosas muy difíciles para un niño. Y de ahí ya empecé yo a hurgar en el 'glam' o en el hard rock".

Fue en el instituto cuando descubrió a Whitesnake, su grupo favorito. "Me prestaron el disco 'Slide It In', que fue el último que suena más a rock clásico, a hard rock, antes de volverse más metaleros. A mí David Coverdale siempre me ha parecido que tiene una voz muy potente y muy cálida a la vez, es una combinación muy curiosa. Y me enamoró", explica en el citado medio. Según Díaz, disfruta de la música en general: le gusta la música clásica, la instrumental e incluso el jazz, aunque aclara no ser ningún experto en el tema.

Los Dispersos, en '¡Boom!'. (Atresmedia)
Los Dispersos, en '¡Boom!'. (Atresmedia)

Fundador de la editorial M+D

En 1992 montó junto a cuatro amigos la editorial M+D, responsable de publicar en España los juegos de rol 'Far West' (1993), 'Cyberpunk 2020' (1993), 'Mutant Chronicles' (1994) o 'Kult' (1994). En aquella época, en nuestro país tan solo existía un juego de rol, el 'Dungeons & Dragons', publicado por Dalmau Carles Pla. Quedó tan maravillado con aquel juego que decidieron crear sus propios juegos. El primero de todos fue 'Far West'.

El negocio empezó a dar sus frutos y se vinieron arriba. "Contactamos con algunas editoriales extranjeras para tratar de sacar aquí aquellos juegos que comprábamos en inglés, y conseguimos editar 'Cyberpunk', que se vendió de miedo, espectacular".

Portada de 'Far West'. (M D)
Portada de 'Far West'. (M D)

Aficionado al golf

Tal y como ha confesado en '¡Boom!', Díaz es hoy día un aficionado más al golf. Lo seguía por televisión, aunque nunca antes lo había llegado a practicar. Compró varios libros y su interés por este deporte fue en aumento. Su primer contacto real con el golf no se dio hasta los 30. "A mi cuñado le regalaron un curso de iniciación, y un buen día nos apuntamos unos cuantos a ver qué era aquello, y así pasé de la parte teórica a la parte práctica".

Óscar Díaz, junto a Carlos Palomo. (Canal )
Óscar Díaz, junto a Carlos Palomo. (Canal )

"Soy muy mal jugador, soy un paquete, pero sí descubrí que la coyuntura ha cambiado, que ya no es tan prohibitivo, por más que sigan existiendo clubes a los que resulta imposible acceder". Con el paso del tiempo abrió un blog sobre golf ('Crónica Golf') y terminó convirtiéndose en una referencia, tanto que surgió la posibilidad de colaborar con Canal+ Golf, en el programa 'On The Tee' y más tarde 'Locos por el golf', junto a Carlos Palomo.

Como detalló a Bonet, "de chaval he hecho mucho deporte siempre (balonmano, baloncesto, fútbol, fútbol 7, fútbol sala...) y con el tiempo, tal y como delata mi tonelaje, me he ido dejando un poquito. Así que ahora le doy al golf, que me permite romper con la rutina y se camina bastante, y no viene mal".

'Pasapalabra'

Óscar Díaz es actualmente uno de los concursantes de '¡Boom!', pero también sabe lo que es pelear por el rosco de 'Pasapalabra'. Participó en el concurso en el 2000, recién estrenado en Antena 3, con Silvia Jato al frente. Sin embargo, no fue aquella vez su debut televisivo, ya que también tomó parte en 'Toma nota', un concurso de Telecinco, que presentaban Paloma Marín y Paco Arrojo, en el que había que responder preguntas y cantar.

El 4 de junio de 2018, Óscar participó junto a su mujer Patricia y su hermana Lucía en 'Pasapalabra en familia'. Los espectadores tal vez lo recuerden porque lograron alzarse con el primer y último bote que entregó esta versión matinal del formato. El premio fue de 198.000 euros.

Óscar Díaz, junto a su mujer y su hermana, en 'Pasapalabra en familia'. (Mediaset)
Óscar Díaz, junto a su mujer y su hermana, en 'Pasapalabra en familia'. (Mediaset)

Telecinco llevaba desde mediados de abril de ese año dando la oportunidad a tres miembros de una misma familia de poner a prueba su sabiduría, su rapidez mental, su pericia con las palabras y su compenetración hasta llegar a la gran prueba final, 'El Rosco', que trataban cada día de completar participando por turnos.

Óscar es traductor y le gusta la lectura, los cómics, el cine y la música; su hermana, Lucía, es licenciada en Ciencias Ambientales y tiene dos hijos, Darío y Vera, aún pequeños; su mujer, Patricia, es licenciada en Psicología y trabaja en el departamento de Administración y Logística de una empresa biotecnológica dedicada a la investigación, desarrollo, fabricación y comercialización de activos de origen natural.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios