El mayor secreto de 'Pasapalabra', al descubierto: así se elabora el rosco
  1. Televisión
  2. Programas TV
paso a paso

El mayor secreto de 'Pasapalabra', al descubierto: así se elabora el rosco

Hablamos en exclusiva con Rafa Guardiola, director de 'Pasapalabra' desde hace 11 años. Fue guionista en la etapa de Antena 3 y regresó al formato con su salto a Telecinco

Foto: El presentador Christian Gálvez. (Mediaset/El Confi TV)
El presentador Christian Gálvez. (Mediaset/El Confi TV)

Probablemente nadie como él conoce tan a la perfección el engranaje de 'Pasapalabra', y no hablamos de su presentador. Al mando del concurso desde que aterrizó en Telecinco (2007), su relación con el formato se remonta a su primera etapa en Antena 3 (2000). Su nombre, Rafa Guardiola, director de 'Pasapalabra' durante los últimos 11 años.

[Objetivo: 'Pasapalabra'. Una oposición de varios años para convertirte en millonario]

Asegura no ser quien más sabe del concurso, pero sí es una de las personas que seguramente más 'han jugado' con sus pruebas. Por sus manos, y las de Miguel Aparicio (subdirector), pasan todos y cada uno de los roscos del programa, algo fundamental para nivelar la dificultad de una prueba que puede (o no) hacer millonario a uno de sus concursantes.

Un total de nueve personas intervienen en la creación de los roscos de 'Pasapalabra'

"Llevamos unos 3.100 programas en Telecinco, así que ya hemos creado unos 6.200 roscos. Son tantos los programas que tengo que reconocer que en alguna ocasión he logrado incluso completar con éxito las 25 definiciones de la prueba". Según nos aclara Rafa Guardiola, no hay personas que trabajen exclusivamente elaborando el rosco. "La prueba final nace en el equipo de guion, que elabora tanto esa como el resto de pruebas del programa. En ese equipo tenemos a cinco guionistas y a una coordinadora”.

[¿Veto en '¡Boom!'? El bulo que se extiende entre los exconcursantes de 'Pasapalabra']

Imagen de 'Pasapalabra'. (Mediaset)
Imagen de 'Pasapalabra'. (Mediaset)

El rosco es, sin duda, la prueba estrella del concurso y, por tanto, la más compleja de todas con las que cuenta el formato. El equipo se encarga de crear los dos roscos y, a continuación, pasan a manos de la coordinadora, que es quien se encarga de editarlos y de que todo esté correcto. Pero la 'cadena de montaje' continúa con la lingüista. Es ella la responsable de repasar las definiciones y de que las cuestiones estén bien formuladas desde el punto de vista del diccionario.

Tal y como explica Guardiola, "trabajamos en televisión, de modo que no basta con hacer un copia y pega del diccionario. Debemos darles un toque personal a las preguntas para que los espectadores puedan entenderlas. Tras este paso, se da por terminada la primera fase del rosco".

Como en otros concursos, es la cadena la encargada de desembolsar el dinero acumulado en el bote de 'Pasapalabra'

Completadas las definiciones, los roscos llegan a dirección. "Soy el conejillo de Indias", dice Guardiola, "los juego todos". Es en este punto donde "se establecen posibles cambios para que queden perfectamente nivelados, con la dificultad adecuada en relación al premio que tengamos". El visto bueno final, antes de llevarlo a grabación, lo da la lingüista.

Logotipo de 'Pasapalabra'. (Mediaset)
Logotipo de 'Pasapalabra'. (Mediaset)

¿Qué marca la dificultad de la prueba?

Contentar a todos los espectadores de 'Pasapalabra' es simplemente imposible: el programa no puede presentar dos roscos de idéntica dificultad porque su resolución dependerá siempre del conocimiento de cada concursante.

"La dificultad la marca el día a día", nos dice el director. En estos momentos, "tenemos un premio de más de 1,3 millones y consideramos que la persona que lo alcance tiene que saber un poco más que los que estamos en casa haciéndolo". Precisamente para garantizar un equilibrio entre los dos roscos el propio equipo se pone a prueba. "Los jugamos una o dos personas siempre", siendo el número de aciertos y errores el mejor indicador.

[La maniobra silenciosa de Telecinco: acabar 'Pasapalabra' a las 21:10 horas]

El presentador Christian Gálvez. (Mediaset)
El presentador Christian Gálvez. (Mediaset)

Si algo tiene claro Rafa Guardiola es que "la facilidad o dificultad de un rosco es siempre muy subjetiva". El programa podría preguntar sobre cine coreano, algo 'a priori' complicado, sin embargo, podría darse la casualidad de que alguno de los concursantes fuese un verdadero friqui en ese terreno. Para esa persona sería, por tanto, una pregunta fácil. No así para su contrincante.

Respuesta a las críticas

Frente a las críticas, el programa remarca que "no se hacen roscos ligados a los concursantes", por lo que consideran injusta cualquier acusación de tongo o manipulación. "Hacemos dos roscos, uno para cada concursante, y es el azar el que determina quién se queda con cada rosco. El concursante que consigue mayor número de segundos se lleva el primer rosco y el que queda por detrás se lleva el otro".

"Cuando arranca 'Pasapalabra', Christian Gálvez tiene los dos roscos, en sobres, sobre la mesa. No somos un concurso que hace las preguntas en 'off' o las lanza por grafismo", subraya Rafa Guardiola. A través de este sistema, no hay opción de alterar las preguntas o los roscos, "por eso fastidia cuando te acusan de falta de objetividad, porque nosotros sabemos que hemos hecho bien nuestro trabajo".

[Fran González, el hombre que ha recolocado 'Pasapalabra' en el mapa]

Fran González, enfrentándose a Juan Carlos. (Mediaset)
Fran González, enfrentándose a Juan Carlos. (Mediaset)

¿Qué hacen para no repetir palabras?

A lo largo de su historia ('Pasapalabra' se estrenó en el año 2000 en España), el concurso se ha visto obligado a repetir determinadas palabras. Es algo que los fieles del programa saben muy bien. Sin embargo, el equipo de guion cuenta con un sistema que hace que cualquier repetición suene incluso diferente en el rosco.

'Pasapalabra' ha mostrado más de 6.000 roscos desde que aterrizó en la parrilla de Telecinco

Desde el año 2007, en Telecinco, el programa ha formulado más de 152.500 preguntas, lo que hace imposible que algunas palabras no se hayan repetido. "El equipo de guion elabora bases de datos con todas las preguntas que se van haciendo. Y cada vez que quieren meter una nueva pregunta en el rosco se consulta la base de datos para comprobar que la palabra elegida no haya salido antes o por lo menos haya pasado un tiempo prudencial desde la última vez que salió".

[La hazaña histórica de Lilit Manukyan al ganar el bote de 'Pasapalabra']

Juan Carlos, en 'Pasapalabra'. (Mediaset)
Juan Carlos, en 'Pasapalabra'. (Mediaset)

"Fijamos un número mínimo de programas antes de poder repetir una palabra", nos indica el director. "Además, si una palabra tiene que salir por segunda, tercera o cuarta vez, intentamos que salga con una acepción o una definición diferente a la pasada vez". El programa deja un desfase mínimo de seis meses para que no se repitan las palabras.

Las letras que perdió el rosco

Aunque muy pocos lo recuerdan, el rosco de 'Pasapalabra' no siempre fue tal y como lo conocemos hoy día. Si echamos la vista atrás, prácticamente a sus inicios en Antena 3, la prueba final del concurso contaba con 28 definiciones en lugar de las 25 actuales.

Los primeros roscos incluían las letras K, LL y W y los concursantes partían con un tiempo base de 100 segundos, sin embargo, poco después el programa optó por suprimirlas. Según Guardiola, "la repetición de palabras para estas letras era bastante frecuente", de modo que se decidió eliminarlas de la prueba.

A pesar de ir un pelín más despacio en el rosco, intentamos que los concursantes no tengan menos tiempo para responder

Desde esta temporada, el concurso de Xanela Producciones cuenta con nuevas pruebas y los concursantes tienen la posibilidad de acumular un mayor número de segundos para el rosco. Este hecho ha provocado que los concursantes lleguen a la prueba final con mucho tiempo, lo que resta ritmo a la mecánica.

[¿Conoces las palabras que han impedido que Fran ya sea millonario en 'Pasapalabra'?]

Fran González batió el récord de segundos (178) el pasado jueves. (Mediaset)
Fran González batió el récord de segundos (178) el pasado jueves. (Mediaset)

"Nosotros pensamos en los concursantes del plató porque son los que se están jugando el bote, pero también pensamos en la gente que está en casa. Ponemos más tiempo en juego y eso provoca que el rosco sea más largo". Gracias a estos 'segundos extra', el presentador puede leer las definiciones con más tranquilidad, algo que empiezan a agradecer los espectadores de casa. En cualquier caso, desde el espacio de Telecinco nos confiesan que lo habitual antes era que "un concursante fuese capaz de dar dos o tres vueltas al rosco y eso no ha cambiado ahora".

¿Qué pasa cuando el programa duda?

Tras años en la dirección de 'Pasapalabra', Guardiola dice no recordar un error como el cometido recientemente en una pregunta relacionada con el tenis. "Es el único fallo que recuerdo. No hemos tenido otro así", subraya. "Después de más de 150.000 preguntas, hemos cometido fallos, pero han sido de matiz y nunca de fechas".

[El hombre que desarmó 'Pasapalabra', un sabio del tenis que también cazó a Almodóvar]

¿Es cierto que el concurso llega a parar el rosco durante las grabaciones? El director del programa nos confirma este extremo y nos explica con detalle la razón: "Los vocabularios y los idiomas son tan ricos que algunas preguntas pueden dar lugar a respuestas singulares". Normalmente, el equipo realiza las comprobaciones oportunas sobre la marcha, pero a veces no suele quedar más remedio que parar la grabación.

Los concursantes de 'Pasapalabra', enfrentados en el rosco. (Mediaset)
Los concursantes de 'Pasapalabra', enfrentados en el rosco. (Mediaset)

"En los roscos que lee Christian colocamos por pregunta una respuesta y, en ocasiones, dos, tres y hasta cuatro respuestas que consideramos válidas. A pesar de todo, el concursante siempre te puede dar una respuesta que no te esperas y debemos comprobar". Según Rafa, cuando el equipo tiene la más mínima duda, se para y se comprueba para que no haya confusión alguna.

En esos casos, que son muy puntuales, la grabación del programa se retoma desde el último turno del concursante que estaba participando. El presentador repite las preguntas y el concursante las mismas respuestas que había dado hasta ese momento. "Se hace para que todo sea limpio en la edición del programa. Siempre vamos a favor del concursante", recalca el director de 'Pasapalabra'. No hay posibilidad de engaño, ya que el otro concursante ejerce de testigo.

Programas TV Pasapalabra Christian Gálvez Telecinco
El redactor recomienda