Es noticia
Menú
Del buen rollo al psicodrama: anatomía de un escándalo nacional en Benidorm
  1. Televisión
EL JURADO DESPEÑÓ A LAS FAVORITAS

Del buen rollo al psicodrama: anatomía de un escándalo nacional en Benidorm

O cuando la televisión usa tus impuestos para violentarte

Foto: Chanel, ganadora del festival, posa con el premio en Benidorm. (EFE/Manuel Lorenzo)
Chanel, ganadora del festival, posa con el premio en Benidorm. (EFE/Manuel Lorenzo)

No hace falta que lo diga la RAE para saber que España en Eurovisión es sinónimo de drama. Tras años de selecciones erráticas, resultados catastróficos y críticas a la gestión opaca de TVE, el ente público decidió, en 2021, empezar de cero, cambiar su equipo y apostar por un festival (Benidorm) lo más abierto posible a los artistas y a la participación ciudadana. Todo el proceso ha sido un éxito.

Pero, ¡ay!, como un futbolista que regatea a todo el equipo contrario y, a puerta vacía, tira el balón fuera del campo, la cabra eurovisiva de TVE, con todo a favor, ha vuelto a tirar al monte del drama. Nuevas prácticas, viejos vicios. Parecía la preselección eurovisiva más lúdica, diversa y democrática nunca vista, y de pronto sospechas de dedazo y bronca nacional.

Lo que empezó a lo Rafaella Carrá —"fiesta, qué fantástica, fantástica esta fiesta"— ha acabado a lo Remedios Amaya: “Ay, ¿quién maneja mi barca [eurovisiva], quién? Que a la deriva me lleva, ¿quién?”. Del buen rollo al psicodrama. Cronología de un escándalo.

Lunes 24. Entre bambalinas

El domingo por la noche parten varios autobuses con periodistas hacia Benidorm. El festival empieza el jueves, pero la organización quiere asegurarse de que la prensa cubre las ruedas de prensa y los ensayos de los participantes. Televisión Española ha apostado fuerte por la resurrección del Festival de Benidorm, un certamen muy popular en la década de los sesenta, y no quiere fallos. Saben que, a lo largo de la semana, la prensa cumplirá un papel determinante: presentar a los candidatos a la audiencia y así calentar las galas televisadas.

El premio consiste en que el ganador representará a España en Eurovisión.

Los candidatos no llegan en igualdad de condiciones. Dos de ellos, Rigoberta Bandini y las Tanxugueiras, llevan un par de semanas sonando en los Spotify de media España, mientras que los otros 11 participantes, a excepción de Azúcar Moreno, son mucho menos conocidos. Son apuestas muy diferentes, pero ambas tienen su público: Bandini es una artista 'indie' de Cataluña con un himno feminista, muy del gusto de la izquierda urbana, al tiempo que las Tanxugueiras son una opción de electrónica rural que canta en gallego y cuenta con múltiples apoyos.

placeholder Bandini, en una rueda de prensa anterior al festival. (RTVE)
Bandini, en una rueda de prensa anterior al festival. (RTVE)

Aunque el sistema de votación adelanta que el 50% de la decisión del ganador recaerá sobre un jurado, las webs de apuestas se dejan llevar por la ola de seguidores que apoyan a catalanas y gallegas. Eurovision World, una de las webs de referencia de Eurovisión, se dedica a recopilar las cuotas de las casas de apuestas: Rigoberta tiene un 31% de opciones de victoria y Tanxugueiras, un 26%. A la ganadora final, Chanel, los corredores la veían séptima con un 3% de posibilidades.

Sin embargo, la organización no quiere a Chanel séptima. Ya en el autobús de camino al festival, algunos periodistas advierten un runrún que dice que Chanel, una Beyoncé salida de la nada y que no ha grabado una sola canción, ha sido designada para ganar en Benidorm. Aseguran que son versiones que no proceden de la delegación de RTVE, sino de los despachos en Prado del Rey.

Martes 25. El calentamiento

A un día de la primera semifinal, España se rompe entre rigobertistas y tanxugueiros. Se disparan sus menciones en las redes sociales y también las reproducciones en Spotify y YouTube. Comparadas con Chanel, la relación es de 7 a 1. De hecho, en estos momentos el tercer favorito del público es Rayden que, con su 'Calle de la llorería', es el único que se acerca a las favoritas en términos de consumo.

En Benidorm se trabaja sobre el terreno. Mientras la ciudad se llena de festivaleros, llegan las primeras fiestas en el Penélope Beach Club del paseo marítimo. En los corrillos que hay esos días en fiestas, hoteles y encuentros destaca la elocuencia de María Eizaguirre, directora de Comunicación y Participación de TVE, que deja caer en varias ocasiones las bondades de la candidatura de Chanel. Eva Mora, delegada de TVE en el festival, llega a bautizarla como "la candidata idónea a Eurovisión". El entusiasmo de TVE con Chanel, que sigue sin encajar como favorita entre el público, llama la atención de la prensa, que empieza a mencionarla en sus crónicas. Todavía es difuso, una sensación en el aire, pero el mensaje es inequívoco: algo pasa con Chanel.

Y la única herramienta de la organización para decidir ganador es el jurado.

placeholder El jurado del Benidorm Fest. (RTVE)
El jurado del Benidorm Fest. (RTVE)

El jurado está compuesto por cinco miembros: Natalia Calderón (cantante y 'coach vocal'), Miryam Benedited (coreógrafa), Estefanía García (coordinadora de la Orquesta y Coro de RTVE), Marvin Dietmann (escenógrafo austriaco) y Felix Bergsson (jefe de la delegación de Islandia en Eurovisión). Aún no parece preocupar a nadie, pero después de la gran final se sabrá que Miryam Benedited, vinculada a la productora Gestmusic, trabajó con Chanel en el programa ‘Tu cara me suena’ (2015) o que Natalia Calderón también estuvo en la nómina de Gestmusic en ‘Operación triunfo’.

Las relaciones entre Gestmusic, Eurovisión y TVE son estrechas desde que ‘OT’ empezó a monopolizar los candidatos españoles a Eurovisión. En 2022, no hay triunfitos impuestos, pero sí redes de amistad e influencia.

El papel del jurado será clave, ya que la mitad de la decisión depende de ellos. La otra mitad se divide entre un panel de 350 expertos dispersos por toda España y el televoto. El desequilibrio entre el peso de los votos da lugar a una circunstancia que apuntan desde El Salto: el jurado puede dar una nota suficientemente baja a un candidato para asegurarse de que no ganará ni granjeándose todo el voto popular.

Miércoles 26. Primera semifinal

A primera hora, arrecian de nuevo los rumores en Benidorm. Los periodistas ven juntos mucho esos días a Eva Mora y al productor Tony Sánchez-Ohlsson. Sánchez-Ohlsson forma parte del comité asesor seleccionador y está especializado en el talento extranjero. Suyas son las elecciones de Xeinn y Sara Deop. También la de Chanel, de la que es el principal impulsor en Benidorm, ya que incluso le agencia el tema. "Tony ya me conocía de los musicales en que he trabajado. Me dijo que tenía una canción para mí, que me pegaba mucho. Me puso en contacto con Leroy Sánchez, uno de los autores, le canté la canción a modo de 'casting', le gustó y a partir de ahí empezamos a trabajar superduro”, dijo Chanel a 'El Periódico' después del festival.

placeholder Tony Sánchez-Ohlsson, Eva Mora, María Eizaguirre y J Cruz. (RTVE)
Tony Sánchez-Ohlsson, Eva Mora, María Eizaguirre y J Cruz. (RTVE)

De hecho, aunque el festival se vende como una oportunidad para que cualquier músico llegue a Eurovisión, la web Maldita demuestra, mediante una petición a Transparencia, que de los 886 que se presentaron, tan solo dos grupos llegaron a Benidorm a través de los cauces propuestos; los demás fueron invitados por la organización.

El festival arranca con un Palacio de Deportes abarrotado y rendido a Tanxugueiras, ya que Rigoberta participará en la segunda semifinal. También está Chanel, que sorprende al público con un directo potente y sin contemplaciones. Todo discurre en calma hasta siete minutos antes de la medianoche, cuando entra en acción el jurado. Los expertos puntúan a Tanxugueiras en quinta posición, con 17 puntos menos que Chanel.

Un millón y medio de espectadores observan cómo el auditorio rompe en abucheos contra el jurado. Al presentador, Màxim Huerta, desbordado, solo se le ocurre decir que hay que ir a los conciertos y comprar discos para proteger a Chanel. Tanxugueiras consiguen clasificarse como segundas gracias al televoto y a los panelistas. El 'hashtag' #tongo se instala en el 'top trending topic' de Twitter durante el resto de la noche.

Jueves 27. Segunda semifinal

A mediodía, la veterana presentadora de TVE Elisenda Roca se anticipa a las teorías de la conspiración. "Con el jurado que hay, ni las Tanxug ni Rigo irán a Eurovisión. Me arriesgo y digo que harán ganadora SloMo y Chanel", preconiza en Twitter.

La organización se asegura de que esta semifinal sea más tranquila. Rigoberta Bandini, que hace bailar como nadie al pabellón con su 'Ay, mamá', se impone en la manga con 111 puntos, uno más que Chanel el día anterior, y resulta la mejor valorada del jurado. La sensación de tongo se atenúa entre las masas: con todo, las dos favoritas están en la final.

Las casas de apuestas toman nota de la matrícula del jurado y recalculan sus cuotas. Bandini sigue favorita con un 29% de las posibilidades, pero Chanel asciende con fuerza al segundo puesto con un 24%. Paralelamente, las Tanxugueiras, a las que solo dan un 18% de opciones, siguen ganando adeptos por medio de breves apariciones en las redes sociales.

A estas alturas, algunos aficionados empiezan a preguntarse qué dice Chanel en su canción, una pregunta no tan sencilla de responder. Lo que se encuentran contrasta con los mensajes bucólicos, transfronterizos y semblanzas de Delacroix de las favoritas:

Let's go! Llegó la mami,
La reina, la dura, una bugatti,
El mundo está loco con este party,
Si tengo un problema, no es monetary,
Yo vuelvo loquito a todos los daddies,
Yo siempre primera, nunca secondary,
Apenas hago doom, doom,
Con mi boom, boom,
Y le tengo dando zoom, zoom,

Por Miami.

Sábado 29. El gran dedazo

Eva Mora, jefa de la delegación de TVE , tuitea antes de la final que se trata de que gane el candidato “idóneo”. ¿La venda antes que la herida?

'Flashback': el 26 de noviembre, Mora hizo unas declaraciones a la COPE sobre la preselección que pasaron desapercibidas y ahora adquieren tintes apocalípticos: “Hay una [canción] que me encanta porque se adapta a mi estilo, pero creo que existe otro tema que lo supera. Que es la canción. Es un tema que podría funcionar muy bien fuera de nuestro país”. LA canción. ¿Tenía RTVE un tema elegido de antemano?

Llega la gran noche y el público responde. TVE suma un 21% de 'share', el programa más visto del año, con picos que casi llegan al 30%. El país se sienta frente al televisor para que una de las dos Españas, Rigoberta o Tanxugueiras, le hiele el corazón.

Y, de repende, el horror. El penalti de Raúl contra Francia. Juan Carlos I y Mitrofán. Los últimos de Filipinas. La muerte de Chiquito de la Calzada. Carlos Sainz llevándose una oveja por delante a 500 metros de meta. España suma un nuevo trauma a su imaginario con las puntuaciones del jurado del Benidorm Fest, que eliminan de la carrera a las Tanxugueiras y dejan tocada de muerte a Rigoberta Bandini. Regresan los abucheos, aunque esta vez sofocados por la tensión de las votaciones, aunque todavía se confía en el milagro.

Se da el episodio siniestro del sistema de voto: pese a que Tanxugueiras ganan el voto del panel y el del público, son terceras en la clasificación final. Tampoco le dan las cuentas a Rigoberta, que se queda a pocos puntos. Gana Chanel, la inesperada, y su alegría sobre el escenario contrasta con el 'shock' del público debajo. Silencio y desconcierto en el pabellón. Nadie se explica qué ha pasado.

Durante esa noche, el festival copa los temas más recurridos de Twitter, pero ninguno de ellos es el término 'Chanel'.

placeholder Chanel, en el momento de la victoria. (TVE)
Chanel, en el momento de la victoria. (TVE)

Domingo 30. La resaca

Decir que las redes han ardido la noche anterior es quedarse corto, aunque podría pasar por el clásico chasco por no ver ganar a tu artista favorito. Las acusaciones de tongo son aún muy tuiteras, es decir, opiniones explosivas y poco articuladas, pero que remueven a un sector influyente de la opinión pública.

Suficiente para que TVE salga de la madriguera y lance un comunicado exculpatorio a la hora de comer: “RTVE es consciente de la controversia sobre el proceso para elegir la canción que representa a España en Eurovisión. Y la considera positiva… La grandeza de toda competición consiste en aceptar plenamente las reglas hasta sus últimas consecuencias… RTVE ha decidido abrir un diálogo participativo para mejorar, de cara a próximas ediciones, todo el proceso del Benidorm Fest”. Resumiendo: Las reglas son las que son, y todo se ha hecho bien, salvo alguna cosa, que ya arreglaremos el año que viene si eso.

Más que apagar el fuego, el comunicado de TVE escala el asunto, y Màxim Huerta, presentador del festival, le mete una marcha más a la misma hora: deja caer en Telecinco ('Socialitè') que el entusiasmo con Chanel era mayor en los miembros españoles del jurado. “Tanto Felix Bergsson como Marvin Dietmann estaban emocionados con Tanxugueiras, pero el voto es individual, si las otras [jurado nacional] las ponen muy abajo y votan muy arriba a otras, esto se desmonta... Ellos estaban 'on fire' con Tanxugueiras y con Rigoberta”.

Huerta confirma lo que era una sospecha: que Natalia Calderón, Miryam Benedited y Estefanía García, más vinculadas a TVE y a sus productoras afines, empujaron a Chanel al primer puesto del concurso.

Elena Rosillo, periodista y profesora de musicología, asegura en Twitter (al acabar la final) que TVE movió la canción de Chanel entre varias compañías durante la preselección eurovisiva. BMG recogió el guante.

En esa línea se mueve Josep Manuel Silva, exconsejero de TVE y experto en la industria musical, que dispara en ‘El Periódico de España’: quizá TVE tenía un “candidato oficial” desde el principio: "Esto es un gran negocio para los autores y las discográficas… Probablemente sea producto de un pacto... Estoy seguro de que, tal y como ha ido la cosa, en las altas instancias hubieran deseado que ganaran Rigoberta o Taxungueiras pero que RTVE lo tenía muy blindado [la victoria de Chanel] desde el punto de vista comercial".

Galicia en Común anuncia que llevará al Congreso la “falta de transparencia en las votaciones” del festival. El partido pide hacer públicas las puntuaciones del jurado. El BNG también protesta.

Lunes 31. La escopeta nacional

A la petición de explicaciones políticas se suman los representantes de CCOO en TVE, Podemos, Compromís y, atención, el PP, con preguntas en el Senado y la comisión de RTVE sobre la opacidad del proceso.

En mitad del debate nacional, y por si faltaban alicientes, Rigoberta Bandini deja caer un tuit críptico en el que parece mostrarse decepcionada con el festival. Sus seguidores se reafirman y vuelven con fuerza las acusaciones de tongo.

Si bien la bronca festivalera ha sido interpretada como guerra cultural del progresismo por la derrota de sus candidatas favoritas, el PP se suma a las denuncias del presunto dedazo de TVE ante las narices de millones de espectadores que le habían dado su mejor audiencia del año. De la fiesta al tiro en el pie. El eurodrama español ni se crea ni se destruye, solo se transforma.

No hace falta que lo diga la RAE para saber que España en Eurovisión es sinónimo de drama. Tras años de selecciones erráticas, resultados catastróficos y críticas a la gestión opaca de TVE, el ente público decidió, en 2021, empezar de cero, cambiar su equipo y apostar por un festival (Benidorm) lo más abierto posible a los artistas y a la participación ciudadana. Todo el proceso ha sido un éxito.

Benidorm
El redactor recomienda