denuncia que en 'quiero ser' les obligan a decir COSAS QUE NO SON CIERTAS

Celia Fuentes, concursante del programa de Carbonero, abandona tras sentirse engañada

La concursante cuenta a Vanitatis los motivos por los que ha decidido irse del programa: "Teníamos una persona específica que malmetía entre nosotros para que discutiéramos"

Foto: Sara Carbonero y Celia Fuentes en un fotomontaje realizado en Vanitatis
Sara Carbonero y Celia Fuentes en un fotomontaje realizado en Vanitatis

'Quiero ser', el nuevo programa de Sara Carbonero, sigue dando mucho que hablar. Tras las críticas negativas recibidas y la mala acogida por parte de los telespectadores, con bajas audiencias que obligaron a Mediaset a quitar el programa de la parrilla de Telecinco y trasladarlo a Divinity, ahora es una concursante la que denuncia a Vanitatis que ha sido "engañada".

Celia Fuentes, penúltima participante en entrar al progama, ha narrado a este medio su malestar con la productora. La concursante asegura que le vendieron una moto que no era real. “Me dijeron que sería un programa sobre moda, donde aprendería sobre ello y sobre cómo conseguir ser una 'it girl', una 'influencer' de moda, pero me engañaron, era todo un guion y me obligaban a decir cosas que no eran ciertas”, afirma la concursante. El programa de Sara Carbonero da la oportunidad a 'instagramers', tuiteros o 'youtubers' de dar el salto a la fama trabajando duro y luchando día a día por su sueño.

Celia no es una niña de papá. Estudió Marketing y ADE y trabajaba en Indra, aunque no le permitían decirlo en el programa. Buscaba aprender más sobre el mundo de la moda y hacerse un hueco en el mundillo. “Yo vivo de esto, no me hace falta crear polémica en un programa de televisión con mis compañeros. Yo quería aprender, no discutir y mucho menos que me dijeran qué tenía que decir”. Por ello, tras sentirse totalmente engañada, Celia decidió abandonar el programa y desvincularse totalmente de 'Quiero ser' a pesar de tener un contrato con la productora.

La concursante asegura haber grabado un piloto en el mes de abril que se adecuaba más a las características que le habían ofrecido en un principio y que sus compañeros están dispuestos a avalar todo lo que ella cuenta. En la nueva versión, “teníamos una persona específica que malmetía entre nosotros para que discutiéramos”, añade la concursante. Celia grabó durante dos semanas el programa de martes a viernes, donde asegura que apenas coincidían con Sara Carbonero. "En el programa parece que me he tirado allí dos meses cuando solo estuve unos días" añadía.

Cuando decidió irse, "desde la productora me dijeron que fuese a grabar mi salida, pero a mí nadie me echa. Me voy yo porque me siento engañada y guionizada”, comenta. Celia rescindia el contrato con la productora Mandarina de manera voluntaria, pero ahora la situación está en manos de sus abogados porque desde la productora la acusan de incumplirlo.

El abogado de Celia, con quien ha hablado Vanitatis, cree que es la productora la que incumplió una de las cláusulas del contrato en la que se indica que los concursantes no tendrían guiones y no se coartaría la libertad de los mismos. Por su parte, Mandarina Producciones alegó al bufete no creer haber incumplido ninguna cláusula. Ambas partes llegaron al acuerdo de no reclamarse nada, a pesar de que la concursante no habría obtenido la remuneración correspondiente. “El programa busca ridiculizar a la gente y les obligan a meterse unos con otros por 1.000 míseros euros al mes”.

La productora niega que haya guion

Este medio se ha puesto en contacto con la productora, desde donde simplemente declaran que "otros de sus compañeros se han manifestado en sus redes sociales y desmienten a la concursante". Efectivamente las redes sociales han sido testigos de las declaraciones de alguno de sus compañeros del programa desprestigiando a la concursante y asegurando que cada uno expresa lo que quiere sin ningún tipo de guion.

Sara Carbonero, presentadora de 'Quiero ser'
Sara Carbonero, presentadora de 'Quiero ser'

Vanitatis ha hablado con Laura Otero, otra de las participantes del programa, que asegura que no hay ningún tipo de guion y dice sentirse muy molesta con este tipo de comentarios: “Allí somos libres de contestar, reír, llorar o gritar cuando nos plazca. Es evidente que los redactores nos indican, sacan temas y nos dan ideas, pero somos nosotros los que decidimos si seguir o no sus indicaciones”.

Este medio ha tenido acceso a conversaciones privadas de Celia con otros concursantes que actualmente participan en el programa en las que se aseguran no llevarse mal y recibir indicaciones para faltarse al respeto entre compañeros, además de indicar que el programa manipula el contenido y emite lo que quiere. De hecho, Cristina, la primera expulsada del programa, también acusó al formato de sentirse engañada.

Cristina, primera expulsada del programa corrobora la historia

Vanitatis también ha hablado con Cristina, primera expulsada del programa. La productora la convenció para participar diciéndole que había diseñadores que estaban interesados en ella y en su trabajo, aunque después se dio cuenta que la realidad era distinta."No pretendía dar más coba a 'Quiero ser' y lo hago por Celia, que no se encuentra muy bien, pero es totalmente cierto que teníamos un guionista que nos decía sobre qué hablar o con quién meternos" comentaba. Con esta concursante, al contrario que con Celia, sí se pusieron en contacto con ella para participar en el programa y asegura no querer saber nada más de la productora. "La gente se piensa que me expulsaron la primera porque lo hice mal, pero por contrato tenía firmado que la productora me pagaría un viaje que ya tenía concertado si continuaba en el programa durante la segunda semana de grabaciones, por lo que que yo fuera la primera expulsada no me sorprendió ya que ,así se lo ahorraron". Cristina cuenta que cuando grabaron el piloto emitible con los concursantes actuales no se lo pagaron. Cristina añade que hay muchas pruebas y material sobre el programa que no se emite, además de tener prohibido por contrato hablar con sus compañeros. "Me fui indignada del programa, las condiciones de grabación a veces eran precarias, tanto que estuve ingresada por una lipotimia y tuve que pedir el alta voluntaria para seguir rodando la mañana siguiente".

La mala acogida de 'Quiero ser'

Las redes sociales se encendieron el día del estreno viendo el tipo de programa que es. El formato producido por Mandarina Producciones no duró ni dos días en la parrilla de Telecinco. Dos únicas emisiones fueron suficientes para que Mediaset España decidiera tomar cartas en el asunto. 'Quiero ser' desapareció de la parrilla de Telecinco tras su fracaso. El 'fashion talent' arrancó el pasado martes, 19 de julio, con un discreto 9,9% (1.394.000), pero ya en su segunda emisión cayó a un preocupante 7,8% (1.087.000). Estos datos llevaron al grupo a retirar el programa de Sara Carbonero de la parrilla de Telecinco. La cadena ya tenía entregas grabadas, por lo que decidieron seguir con el espacio. Desde el lunes 25 el programa puede verse en la parrilla de Divinity, donde la acogida ha seguido siendo floja, aunque aceptable para el canal femenino.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de la televisión. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Televisión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios