Putin recorta drásticamente su presupuesto espacial
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Roscosmos se acerca al colapso

Putin recorta drásticamente su presupuesto espacial

El programa espacial ruso lleva años desmoronándose por la falta de presupuesto y una dirección corrupta y errática. Ahora, Putin les ha dado la puntilla

Foto: El programa espacial ruso con el agua al cuello
El programa espacial ruso con el agua al cuello

El programa espacial ruso lleva años desmoronándose pero Putin va a terminar de degollarlo con un nuevo recorte drástico de presupuesto. Paradójicamente, ha aprovechado el anuncio del recorte para exigir que la agencia espacial rusa haga más y funcione mejor. Con dos soyuzes.

Foto: Musk cada vez más cerca de convertirse en emperador galáctico (JD/Novaceno)

La realidad es que Roscosmos — la agencia espacial rusa — no puede más. Ya estaba al borde del colapso, ahogada por un presupuesto de risa, la falta de ingenieros con talento y una tecnología ya obsoleta que fue diseñada por el genial Sergei Korolev — considerado “el padre de la astronáutica práctica” — en los años 50 y 60.

Korolev fue el principal autor del programa espacial soviético. Cuando murió en 1966, el programa comenzó a desmoronarse de inmediato, perdiendo la carrera a la Luna estrepitosamente. El estado soviético siguió viviendo de los diseños de Korolev durante décadas. Después del colapso soviético, la cosa estuvo tan mal que Rusia tuvo que malvender instalaciones y maquinaria para poder pagar nóminas. E, inexplicablemente, la agencia mantuvo un aura de invencibilidad cuando la realidad es que las estadísticas demuestran que aquello, cuando funcionaba, lo hacía de milagro.

placeholder Rogozin le enseña un Powerpoint a Putin
Rogozin le enseña un Powerpoint a Putin

Como cuenta el experto de la academia naval americana David Burbach, la estadística de las misiones demuestra que los rusos ”tienen el peor historial de todas las potencias espaciales”. Ya conté hace un tiempo que esto es debido a que el viejo talento — que quedaba de la segunda generación de ingenieros de la época de Korolev — hace tiempo que se jubiló. Y sin ellos, la antigua ingeniería soviética — rudimentaria pero funcional como cuenta David Axe — dejó de funcionar con garantías porque requiere conocimientos y trucos para evitar problemas.

La pescadilla que se muerde la cola

El historial de fracasos de Roscosmos ha ido de mal en peor, como ha reconocido ahora el propio Putin. El año pasado, la agencia sólo completó 30 de 83 de sus objetivos generales. Su mayor “éxito”, aparentemente, fue en su programa de posicionamiento geográfico por satélite GLONASS — el equivalente del GPS americano — que “sólo” falló en cuatro de un total de 20 misiones. El resto fue un verdadero cúmulo de fracasos.

A esto hay que añadir el desastre de su módulo Nauka, que puso a la Estación Espacial Internacional en grave peligro. Otro gran problema es la pérdida de atmósfera en sus módulos de la ISS y en sus naves Soyuz debido tanto a fallos de control de calidad como a componentes ya caducados. Según la propia agencia, las fisuras ya no se pueden arreglar y pronto habrá que deshacerse de estos módulos que son ya bombas de relojería para la estación.

placeholder El cosmonauta Oleg Novitskiy dentro del modulo Nauka
El cosmonauta Oleg Novitskiy dentro del modulo Nauka

Putin está que trina, según sus declaraciones. Exige que no se falle más y demanda el desarrollo de nuevos tipos de cohetes y naves para reemplazar la chatarra soviética que no puede competir ni con SpaceX ni con los chinos. Estos últimos ya les han adelantado tanto en inversión total como en misiones de éxito. Pero no tiene mucho sentido que Putin exija todo esto mientras dedica la mayor parte del presupuesto aeroespacial a desarrollar aviones y armas avanzadas para el día del juicio final.

El recorte del presupuesto anual de Roscosmos será de un 16% durante los próximos tres años. Como apuntan varias publicaciones rusas como Finanz.ru, en 2022 se reducirá 557 millones hasta un total de 2.900 millones de dólares. Habrá recortes similares en 2023 y 2024 en todos los programas del complejo espacial ruso exceptuando el militar. El presupuesto de la NASA en 2022 pasará seguramente de los 22.000 millones de dólares. El de China fue de 8.900 millones en 2021 y será mayor en el 2022.

¿Acabará Rogozin en Siberia?

Aparte de los recortes, la tecnología obsoleta y la falta de talento, gran parte de este desastre acelerado se le puede imputar al director actual de la agencia espacial rusa — un cacique llamado Dimitri Rogozin. El tal Rogozin ha sido jefe de Roscomos desde 2018, puesto por el que fue nombrado a dedo por Putin después de pasar años proclamando un desprecio militante hacia el programa espacial ruso. Según el antiguo jefe del programa espacial tripulado de la NASA Douglas Loverro, Rogozin “la ha liado”.

placeholder Stan Laurel y Oliver Hardy en versión rusa espacial
Stan Laurel y Oliver Hardy en versión rusa espacial

El encarcelado opositor Alexei Navalny ya publicó documentos que demostraban cómo Rogozin usa Roscosmos como su cortijo, usando el presupuesto de la agencia para comprarse coches, casas y desviando dinero con destino desconocido. La misión para rodar una película en la ISS, por ejemplo, cuenta con él como productor ejecutivo a título personal y está realizada por unos colegas suyos.

Aunque los tejemanejes de Rogozin no son nada comparados con los de Putin, Rogozin no es Putin. Y Putin es como Stalin. La agencia espacial rusa se está yendo al garete, sí, pero las palabras de Vlad parecen indicar que, antes de que caiga por completo, Rogozin podría acabar en Siberia.

Vladimir Putin Recortes Espacio
El redactor recomienda