China quiere hacer una nave gigantesca para conquistar el sistema solar
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Para viajar durante años

China quiere hacer una nave gigantesca para conquistar el sistema solar

El nuevo sueño de China tiene mucho camino por delante y parece salido de Star Trek, pero huele más a Imperio Galáctico de garrafón que a Capitán Kirk y compañía

Foto: El Executor, una nave kilométrica en Star Wars (Lucasfilm)
El Executor, una nave kilométrica en Star Wars (Lucasfilm)

China quiere construir una superestructura en el espacio como las que ya construyen en la Tierra. Excepto que ésta no será un puente interminable o una megapresa de 22GW de potencia. Ni tampoco su manido ascensor espacial. No, esta vez están pensando en construir una nave espacial que mida varios kilómetros.

Según el South China Morning Post, el ministerio de ciencia y tecnología chino ha puesto en marcha una iniciativa que estudiará posibles métodos de construcción en el espacio de “naves ultra-grandes de varios kilómetros de envergadura.”

Foto: La nueva fábrica de Tesla en Shanghai funciona a pleno rendimiento. (Tesla)

El programa tiene como objetivo, afirma el gobierno chino, 'asegurar el uso futuro de recursos en el espacio, la exploración de los misterios del universo y viajar diramte años'. Y no, esto no es el texto que abría cada episodio de Star Trek. Es lo que dice la agencia que supervisará esta iniciativa.

El sueño de Star Trek

Lo de Star Trek decía “el espacio, la última frontera. Estos son los viajes de la nave Enterprise. Su misión de cinco años es explorar extraños nuevos mundos, buscar nueva vida y nuevas civilizaciones. Para ir audazmente a donde ningún hombre ha estado antes”.

El espíritu se parece, por lo menos a simple vista. Según la documentación publicada, su objetivo es ése. En vez de ir creando estaciones o colonias espaciales en uno y otro sito del sistema solar, la nave estaría diseñada para sostener la vida de un gran número de taikonautas y la maquinaria necesaria para explorar — y explotar — el sistema solar durante años.

La misma documentación habla de una nave modular que se construiría por partes en la Tierra y luego se ensamblaría en el espacio después de cientos de lanzamientos.

Muchos problemas por resolver

Lógicamente, un proyecto de tal envergadura tiene muchos problemas que resolver. Según la presentación — que forma parte de una decena de iniciativas para fomentar la innovación pensando a lo grande — el coste será enorme y tendrán que reducir al mínimo posible el peso de la nave para a su vez reducir el número de lanzamientos necesarios.

placeholder No será la tripulación del Entreprise chino
No será la tripulación del Entreprise chino

Además, dicen, habrá retos técnicos — como el control de los módulos, las vibraciones del montaje o mantener los componentes sólidamente anclados — para ensamblar una estructura de estas dimensiones en órbita terrestre. De ahí esta primera fase exploratoria.

Ambiciones imperiales

Lo que está claro es que los chinos siguen pensando a lo grande. Recuerda al periodo de explosión científica que ocurrió durante la época dorada de la NASA, cuando la agencia norteamericana comenzó a pensar cómo colonizar la Luna, los asteroides y Marte a lomos del programa Apolo.

En aquel momento, todo parecía posible. Ahora, y aunque China todavía está muy por detrás de la NASA y la industria aeroespacial norteamericana, también parece posible que el país asiático sea capaz de llegar a cumplir sus sueños un día. Por lo menos, están mirando a las estrellas con la misma ambición o más que gente como Elon Musk.

Imperio chino de garrafón

Aún así, la diferencia clave con Musk — y Star Trek — también es obvia y está en la primera línea de la misión del proyecto: “asegurar el uso futuro de recursos en el espacio”. Más que a la exploración pacífica del Star Trek de Gene Rodenberry o el mesiánico salvar a la humanidad de Elon Musk, lo de China suena más a Imperio Galáctico de garrafón.

Espacio
El redactor recomienda